0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Chato' Rodríguez, 15 años en el futbol

Con más de 500 partidos en primera división, Juan Pablo Rodríguez recuerda con cariño sus inicios como profesional
miércoles, 1 de febrero de 2012
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

México D,F.-

Su trayectoria habla por sí sola. Juan Pablo Rodríguez se ha convertido en uno de los mediocampistas más experimentados y consolidados en el futbol mexicano.

Han pasado ya 15 años desde que el Chato vio realizado el sueño de debutar en el máximo circuito con el Atlas, equipo que fue testigo de sus primeros pasos y que lo llevó posteriormente a portar las casacas de Tecos, Chivas y ahora de Santos.

Con más de 500 partidos disputados en primera división, dos títulos en su palmarés, uno con el Guadalajara en el 2006 y otro con su actual club en 2008, así como un camino recorrido en Selección Nacional, Juan Pablo se toma un tiempo para compartir con CENTRAL DEPORTIVA los momentos más significativos que el futbol le ha regalado.

Atemajac es el nombre del barrio en donde el Chato comenzó a mostrar los destellos de su calidad con el balón, época que rememora con cariño y un poco de nostalgia...

"Recuerdo la convivencia familiar porque jugué ahí muchos años. Jugábamos los domingos y al terminar los partidos nos quedábamos a tomar un refresco o a una comida.

"Del barrio nos fueron a ver para una preselección sub 17 y me quedé para participar en un pre-mundial con la Selección en El Salvador.

De ahí nació el amor (por el futbol)".

-¿Cómo fue tu debut en primera división?

"Antes de mi debut salí a la banca contra Pachuca, jugábamos los viernes en segunda y en esa ocasión jugábamos contra Monterrey y tuve la oportunidad de meter dos goles y terminando el partido me dijeron que al día siguiente viajaba a Pachuca.

No sabía qué hacer porque de hecho saliendo de mi partido me tuve que ir a tomar las medidas para el ‘traje' (uniforme). Ahí no se me dio la oportunidad de debutar, fue hasta la siguiente semana contra Atlante, jugué como 20 ó 25 minutos y ganamos 2-0".

El oriundo de la Perla Tapatía evoca la figura de su hermano como la más importante durante el proceso de crecimiento personal y profesional.

"Mi hermano me dijo "misión cumplida" (cuando me llamaron al primer equipo), él me ayudó mucho en un proceso en donde tenía muchas tentaciones por la edad, la fiesta, los amigos y estuve restringido gracias a él porque siempre me decía que si quería llegar (lejos) tenía que dejar otras cosas".

Incontables momentos de alegría son los que le ha regalado su profesión, como formar parte del 50 aniversario del Atlas, el ascenso con Tecos y su primer Campeonato con Chivas, sin embargo, el Chato también recuerda el instante más difícil que lo ayudó a crecer.

"El fallar el penal para no ir a los Juegos Olímpicos de Sidney me hizo madurar porque yo quería hacer una carrera y no estar de paso en el futbol, recuerdo que la gente me abucheaba y me recriminaba por haber fallado ese penal; y no es que no quisiera ir a esos Juegos Olímpicos pero agradezco el no haberlo metido porque eso me fortaleció".

Con 501 partidos jugados en México, el Chato Rodríguez no se conforma, pues sigue disfrutando tanto o más como el primer día que pisó una cancha de futbol.

"(Quiero) seguir disfrutando. No sé hasta cuándo o hasta dónde. Lo importante para mí es el día a día, levantarme, venir a entrenar, dar mi cien por ciento e irme contento a mi casa a estar con mis hijos", confiesa el futbolista, quien buscará con Santos llegar nuevamente a la Final y hacerse de un título más en su carrera.

"Este equipo tiene que pelear por el campeonato y conseguirlo, nos hemos quedado cerca pero sé que va a llegar, que Dios nos va a dar esa recompensa que tanto hemos estado buscando", finalizó.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion