En la opinión

Pbro Miqueas Cantú Garza

+5
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
DONDE NACEN LOS DERECHOS HUMANOS

domingo, 22 de abril de 2012
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
La parábola del buen samaritano; hasta el día de hoy, posee un significado preciso. Es una historia dramática y extensiva que se resume, en una elocuente palabra... "prójimo" con una interrogante; ¿Quien es mi prójimo?.

Un hombre, víctima de la violencia quedó tirado en el camino; dos personas pasaron de largo, no vieron o no quisieron verlo, cegados por prejuicios raciales o por la prisa y lo que es peor aún, obligados por la agenda del día.

Entonces ¿dónde nace los derechos humanos?. La parábola sigue.." pero un samaritano que iba de camino; vino cerca de El y viéndole fue movido a misericordia"¿De dónde nace los derechos humanos? A través de la parábola encontramos que los derechos humanos nace en los sentimientos" fue movido a misericordia" Nace en el corazón, se manifiesta en la acción y aflora la misericordia.

Como expresó Jean Jacques Roussean: " si la razón hace al hombre, el sentimiento lo conduce a la misericordia. La Misericordia subraya tres aspectos únicos y auténticos que se posesiona de la vida del hombre, desde la cuna hasta la muerte: La relación, el respeto, y el recuerdo; como reto de hacer el bien.

El buen samaritano dio los primeros auxilios a la víctima, dio los recursos que traía a disposición, dio su transporte, dio una posibilidad de vida; lo llevó a un lugar seguro para su rehabilitación, abrió su crédito para pagar los gastos en su misión y dio su compromiso de seguir supervisando al enfermo.

Jesucristo ofrece la parábola como ejemplo a todas las generaciones; que la filantropía Es anónima, no es publicitaria, o con intenciones egoístas, es mas bien, generosa y comprometida; porque la vida que se nutre sin presiones o sentimientos, se teje sin obligaciones.

La obligación de ser igual, de bendecír, de ayudar y extender la mano al prójimo. El tiempo que vivimos exige que el corazón del mexicano se mantenga siempre dispuesto a ayudar.

El mal proceder puede minar la confianza del prójimo la manera de contrarrestar su efecto es recordando que los derechos humanos comienzan en el corazón.

 

Comentarios

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores

Otras Noticias