+4
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
DEL “BEULAH” A “ALEX”

Imagen Siguiente
VISTA aérea de la antigua Aduana de Reynosa, durante la inundación de 1967.
Los 125 mil habitantes de Reynosa seguían con expectación la trayectoria de un huracán ce categoría 5
sábado, 17 de julio de 2010
Por: Jesús Rivera
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
REYNOSA.-

Cd. Reynosa, Tamps., a 20 de septiembre de 1967. Los 125 mil habitantes de Reynosa seguían con expectación la trayectoria de un huracán ce categoría 5 que apuntaba directamente a la bocana del río Bravo, entre Matamoros y Brownsville.

En la estación de radio KGBT, en el 1530 del cuadrante, la voz del locutor emitía repetidas recomendaciones y daba a conocer la posición del "ojo" de la tormenta casi minuto a minuto.

Beullah entró, efectivamente, por la desembocadura del Bravo, con ráfagas de hasta 260 kilómetros por hora, siguió una trayectoria paralela al río Bravo y cerca de Acuña dio un viraje inesperado para finalmente estrellarse en la Sierra Madre Oriental.

Así relata Reynaldo López Olivares, miembro de la Sociedad de Historia de Reynosa la llegada de ese ciclón, hace 43 años.

El Viula, como se le llama comúnmente, dejó honda huella en el subconsciente colectivo de miles de personas que perdieron sus posesiones durante la inundación que siguió al fenómeno.

Hoy, a casi medio siglo de distancia, muchos vuelven a revivir el temor ante la furia de la naturaleza.

Pese a que la alerta roja por los efectos del huracán Alex ya fue levantadas por las autoridades, "hay que recordar que aún faltan dos meses para los huracanes más fuertes: el Beullah ocurrió en septiembre, al igual que el "Gilberto".

En este momento el suelo está saturado de agua y si nos golpea otro huracán, ¡Dios nos agarre confesados!",-exclamó el historiador.

Al hacer una comparación entre los dos ciclones, López Olivares destaca una primera diferencia: el Beullah tuvo una escasa duración, en tanto que "Alex" fue más extenso y trajo más agua.

-"Alex fue un huracán de agua",-comenta.

Otras diferencias y similitudes: Ambos provocaron graves inundaciones y aislaron comunidades enteras; en los dos casos se requirió la intervención del Ejército Mexicano y de los gobiernos estatal y municipal.

"Beullah trajo un promedio de 20 pulgadas de precipitación, equivalente a unos 600 milímetros, en tanto que Alex con apenas la categoría 2, arrojó entre 800 y mil milímetros.

En 1967 no existían las presas Cerro Prieto y El Cuchillo, de tal forma que los escurrimientos de Beullah fueron captados casi enteramente por la Marte R. Gómez.

"Nos pegó directamente a Nuevo León y a Tamaulipas-asegura López Olivares- y el vertedor de la presa Marte R. Gómez brincó 4.3 metros.

Con Alex, el mismo vertedor brincó 2.5 metros y con Gilberto, sólo 1.3 metros".

De no existir las presas El Cuchillo y Cerro Prieto, el nivel del agua hubiera superado el vertedor por más de cinco metros.

"El Beullah fue muy rápido, estamos hablando del 20 de septiembre, y siete días después ya estábamos "hasta las chanclas",-relata.

En esta ocasión el agua viene de más distancia, el recorrido es más largo, consecuentemente estamos hablando que la inundación de Alex empezó el 9 o 10 a considerarse como un peligro.

Hay otras presas que entretuvieron un poquito el flujo del agua".

HISTORIA GRAFICA

Al igual que hace 43 años, don Jesús Cavazos Reyes tomó su cámara fotográfica y empezó a documentar los efectos del huracán.

En aquel entonces, las placas se imprimían en películas de celuloide en blanco y negro, y el fotógrafo tenía que desarrollar todo el proceso hasta obtener la impresión que después se enviaba a los periódicos o se guardaba en un archivero.

Cavazos es el fotógrafo oficial del Municipio desde hace un poco antes del huracán Beullah, durante la Administración Municipal de Rodolfo Garza Cantú.

Amablemente muestra una serie de fotografías de aquella gran inundación provocada por el desborde del río Bravo, consecuencia directa de ese ciclón tropical.

Algunas están rotuladas y otras no, pero igualmente procede a explicar el contenido de aquellas instantáneas.

Beullah fue devastador para Reynosa porque no existían algunas de las actuales presas y sus efectos fueron recibidos casi "en bruto".

Con Alex, el impacto fue suavizado, sin embargo-asegura Reynaldo López Olivares-hubo errores garrafales por parte de funcionarios de la Comisión Internacional de Límites y Aguas o de la Comisión Nacional del agua, al no calcular con exactitud la dimensión de la creciente.

Cavazos relata de entrada que "el huracán Beullah afectó a Reynosa el 21 de septiembre de 1967, causando destrozos, tumbando árboles y techos.

Tras el huracán, hubo lluvias por diez días más, que fue lo que provocó el desbordamiento del río a la altura de Reynosa Díaz, El Sinaí, Estación Anzaldúas, Aquiles SErdán, el Puente Internacional, la colonia Del Prado, la Industrial y la Zona Vieja.

Era mucha el agua y no existían las presas La Amistad o el Cuchillo".

Señala que la situación en algunos aspectos es similar a lo que ocurre con Alex, que afectó la región hace unos quince días pero hasta ahora nos está llegando la creciente del río por toda el agua que están soltando de las presas.

La respuesta de las autoridades con el Beullah fue a la medida de sus posibilidades.

"Eramos unos 125 mil habitantes, la ciudad no estaba tan grande como ahorita y el problema en sí ocurrió en lo que fue el Reynosa viejo, porque las colonias ubicadas al sur del canal Anzaldúas, como la Rodríguez, no fueron afectadas, a excepción de la Ribereña",-comentó.

Las colonias pegadas al río Bravo, como la Chapultepec (conocida como El Chaparral) y la Aquiles Serdán fueron de las más perjudicadas.

Hacia el oriente, la recientemente creada Colonia Del Prado era un sector exclusivo que también quedó bajo un metro o más de agua en el 67.

"Era una zona residencial porque no existía todavía Los Leones, era la número uno en aquel entonces, había casas muy bonitas, muy grandes, pero fueron afectadas.

Subió el nivel del agua hasta un metro y medio. Uno de los habitantes de ese exclusivo sector, el entonces Alcalde Rodolfo Garza Cantú, tuvo que sacar sus pertenencias y llevarlas hasta la casa de su papá, frente a la plaza Niños Héroes",-relata Cavazos.

El grueso de la población damnificada simplemente buscó refugio con parientes o emigraron hacia lugares más altos.

La Sala de Cabildos fue habilitada como albergue, al igual que la Iglesia de Guadalupe, el entonces boyante Casino Reynosa, ubicado en la planta superior de lo que hoy es la Casa de la Cultura y el parque López Mateos.

Los efectos del Beullah duraron quince días, interrumpiéndose el cruce hacia los Estados Unidos por los daños causados a las instalaciones.

Al hacer un recuento de ambos fenómenos, Jesús Cavazos asegura que "guardando las proporciones, ahora fue más agua que en aquel entonces porque viene de más partes.

La prueba está de que, ahorita, a diferencia del Beullah que seguía lloviendo, ahorita tenemos diez días que no llueve y sin embargo, tenemos más agua que en el 67".

Doroteo Treviño Puente, funcionario de la CNA en la Cuenca del Río Bravo comentó-en una reciente entrevista de prensa a propósito de los efectos de Alex-, que se ha observado una periodicidad en la ocurrencia los ciclones tropicales en esta región.

Por ejemplo, el Gilberto y Alex siguieron trayectorias muy similares, con puntos de entrada casi idénticos en la costa de Tamaulipas, con una diferencia de 22 años entre uno y otro, casi los mismos años que separan el Beullah de Gilberto.

 

Comentarios

  • Huracan Beullah
    por Luis Garcia, 09/04/2013 14:42
    DesaprueboApruebo
    +0

    Yo naci en Enero de 1968, mi hermana tenia 3 años i obvio mi madre estaba embarazada de mi.

    Mis padres vivian en la calle P Diaz entre Aldama e Iturbide a dos cuadras del bordo de contencion del Rio Bravo.

    Me cuentan que se fueron refugiar a la casa de una señora que vivia en la calle Hidalgo a media cuadra de la plaza Principal entre Allende y Zaragoza.

    Platicaban como el viento levantaba los coches y arrancaba arboles de raiz. Saludos.

  • Ciclion Viula 1967
    por Viula Arenas Ramos, 17/01/2013 21:01
    DesaprueboApruebo
    +0

    Es la primera vez que leo sobre este ciclon, años que llevaba con esta inquietud de donde viene mi nombre por que dejemen decirles que me llamo VIULA no sabia.

    mis padres me pusieron ese nombre solo porque es cucharon en el radio la cancion y las noticias.

    Me gusta mi nombre no se si alguen mas se llame asi. Gracias por escribir sobre este ciclon.

    • 09/04/2013 14:44
      Hace poco conoci a una persona en el SAT y se llama Beulah, la razon es la misma, sus padres le pusieron ese nombre por el huracan.
  • huracán Beullah 1967
    por Martha García, 05/09/2012 01:51
    DesaprueboApruebo
    +0

    Yo soy del 1963 o sea que tenía 4 años 5 meses, vivía en el norte zona centro y recuerdo vagamente como corría el agua por las calles y nos llevaron a la iglesia de guadalupe como albergue.

    Saludos........recordar es volver a vivir.

  • huracan beulah
    por Jose F. Esquivel B, 20/04/2011 09:03
    DesaprueboApruebo
    +0

    me fascina la publicacion ya que yo vivia en la col. rodriguez cuando sucedio este huracan.

    recuerdo que mis papas estamos al pendiente a la radio escuchando a al sr.Roberto Aviles Candia informando sobre la trayectoria del beulah.

    me gustaria ver muchas fotos de Reynosa ,Tamps de esos tiempos . esos tiempos cuando Reynosa era tranquila y hermosa a pesar de esos problemas. gracias.

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias