Vida  /  Psicología
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Algunas cosas odiadas de la Navidad

Relacionado

Respira profundo y haz que la paz interior reine en tu ser esta temporada… incluso si eres todo un grinch.
jueves, 22 de diciembre de 2016
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL UNIVERSAL).- Aceptémoslo, el festejo de la Navidad es un tema que nos estresa.

Compras desmedidas, reuniones forzadas, tráfico y muchedumbre, son solo algunos de los aspectos que aderezan esta época del año.

1.Gente y caos. Por si el clima gélido no fuera demasiado, actividades de lo más simples se tornan una batalla durante Navidad; hasta la tienda de conveniencia más remota se llena de personas obsesionadas por abastecerse de cosas extra antes del 24 y 25 de diciembre.

Para evitar el caos, hay que prevenir, en este caso internet se puede convertir en tu mejor amigo así que no dudes en pedir la cena con anticipación y usar tus habilidades tecnológicas para comprar los regalos por internet.

2. Gastos innecesarios. Al recibir el aguinaldo, Grinch o no, se adquiere en automático una falsa percepción de abundancia.

No cometas el error de destinar ese dinero extra a cosas innecesarias. Nuestra recomendación es que lo uses para dar ese último pago de tu laptop o móvil que quedaba pendiente o que lo ahorres para algún viaje o bien para comprar algo realmente necesario.

No dejes que te ganen las tentaciones.

3. Intercambios de mal gusto. La navidad es también la época en la que se organizan los típicos “intercambios”, y seamos sinceros no falta la persona que regala peluches y calcetines o cosas que ni tu abuelita usaría.

Y qué nos dicen del estrés de no saber qué regalar y de si la persona que reciba nuestro obsequio no quede conforme. Así que un remedio infalible para huir de estos dilemas es alejarte de todo ser que gusta de organizar estas actividades.

O proponer tu propia versión y hacer un intercambio con regalos de broma. Te aseguramos que será más divertido.

4. Adornos y música. Parece que tenemos prisa por vivir o al menos es lo que nos hacen percibir los centros comerciales, a mediados de noviembre, cuando adornan de un día para otro con árboles, luces y esferas gigantescas acompañadas de música alusiva al fin de año.

¡No es de Dios! Así que para que no escuches las típicas y malísimas grabaciones de Pandora, Belinda o Las Ardillitas cuando sales a la calle, te recomendamos llevar siempre contigo tu reproductor musical y evitar en medida de lo posible los centros comerciales.

5. Reuniones forzadas. No hay nada peor que tener que asistir a esas reuniones anuales, ya sean del trabajo o de familia, en donde reina la hipocresía ¿a poco no? ¿Quién no ha ido a una fiesta de este tipo en donde no falta la prima o la tía que estén criticando a todo el mundo o el que se emborracha a no saber de sí, o peor aún las familias con mil niños.

Es prácticamente imposible no asistir a estas reuniones. No obstante, te recomendamos llegar lo más tarde que se pueda e irte lo más temprano que te dejen escapar.

6. Especiales navideños. No hay nada más frustrante que cambiarle al televisor y ver los mismos programas especiales y canciones durante esta época del año.

Créeme todos los canales que visites tendrán algo referente a la Navidad. Así que es hora de que aproveches mejor tu tiempo en: ver esa serie que no puedes ver entre semana (debido al trabajo), organizar un maratón de películas o sacar esos libros que llevan años empolvándose.

Te aseguramos que te la pasarás mucho mejor.

7. Preparar la cena. Si te toca preparar la cena ese día, ya sabes que tendrás que arreglarte en poco tiempo para estar mínimamente decente cuando todos lleguen y correr el riesgo de no llegar ni al brindis porque ya te venció el sueño.

Para que esto no te suceda, te damos 2 recomendaciones: la primera de ellas es pagar por que hagan el platillo. Sí, puede salirte un poco más costoso, pero lucirás bella o guapo y tendrás todo el ánimo de disfrutar la noche; mientras que la segunda opción es que te propongas para llevar todos los desechables, las piñatas y demás artículos que podrían complementar la reunión.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias