Nacional  /  Estados
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Detienen a Fernando Cano, operador financiero de Yarrington

* Cooperación y coordinación entre los estados de Nuevo León y Tamaulipas; Fue liberado tras pagar fianza y presentar amparo; Busca EU extraditarlo
jueves, 9 de febrero de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
LA PRENSA / REFORMA


Monterrey, NL.-
La cooperación y coordinación entre los estados de Nuevo León y Tamaulipas, dio como resultado la detención de Fernando Alejandro Cano Martínez, considerado como uno de los principales operadores financieros del ex Gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington.
Fuentes policiales informaron que la detención de Cano Martínez fue realizada cuando salía de un restaurante en el Municipio de San Pedro, Nuevo León.
Cano Martínez es considerado prestanombres de Yarrington y se le acusa de lavar millones de dólares en el sector inmobiliario en Texas.
La empresa constructora de Cano fue una de las más beneficiadas con contratos durante la Gubernatura de Yarrington entre 1999-2004.
Tanto Yarrington como Cano son considerados prófugos de la justicia y requeridos por las autoridades estadounidenses.


FUE PUESTO EN LIBERTAD


Cano Martínez, obtuvo esta tarde su libertad al presentar un amparo vigente contra cualquier orden de detención en México.
Fuentes estatales confirmaron que el ex funcionario tamaulipeco fue puesto en libertad esta tarde tras pagar una fianza como garantía y presentar un amparo vigente.
La orden de aprehensión que tiene Cano Martínez por el Gobierno de Tamaulipas y la PGR están suspendidas por el amparo que tiene éste, detallaron las fuentes.
Y aunque hay una alerta del Gobierno estadounidense para detenerlo, no hay una orden de aprehensión vigente.
El operador de Yarrington fue liberado al filo de las 18:00 horas del Penal del Topo Chico, donde estuvo recluido desde su detención, esta mañana, al salir de un restaurante sampetrino.

Busca EU extraditar a enlace de Yarrington


Brownsville, Estados Unidos (10 febrero 2017).- Desde el 19 de marzo del 2014, fiscales federales de la Corte de Distrito Sur en Brownsville presentaron una solicitud de extradición del empresario Fernando Alejandro Cano Martínez, quien junto con el ex Gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba enfrenta tres cargos por lavado de dinero.
"Estados Unidos busca la extradición de los acusados Tomás Yarrington y Fernando Alejandro Cano Martínez para procesarlos", señala el documento presentado a la Corte.

Los fiscales federales establecieron en su querella que Yarrington y Cano son considerados prófugos de la justicia y requeridos por las autoridades estadounidenses.

Cano Martínez, quien es considerado prestanombres de Yarrington, fue detenido ayer en San Pedro, pero obtuvo su libertad al presentar un amparo contra cualquier orden de detención en México.

Al empresario se le acusa de lavar millones de dólares en venta de inmuebles en Texas.

La empresa constructora de Cano fue en Tamaulipas una de las más beneficiadas con contratos durante la Gubernatura de Yarrington entre 1999-2004.

El operador es acusado de conspiración para blanquear instrumentos monetarios desde el 1 de enero de 1998.

La acusación criminal B-12-435, alega que Cano y otros conspiraron para usar una matriz de entidades corporativas en Texas, para lavar sobornos pagados por la delincuencia organizada a funcionarios electos de alto nivel y candidatos a puestos de elección popular en Tamaulipas.

Millones de dólares de activos, principalmente de bienes raíces de Texas, supuestamente fueron adquiridos en el esquema.

Cano también es acusado de conspiración para cometer fraude bancario.

Según la acusación, él y otros también participaron en una conspiración separada para la adquisición de préstamos de instituciones financieras mediante la presentación de información falsa a los bancos con el fin de obtener los préstamos.

Cano es actualmente un fugitivo en Estados Unidos y una orden sigue pendiente para su detención.

Fuentes consultadas dijeron que de ser encontrado culpable, podría recibir una pena de hasta 20 años de prisión en Estados Unidos.

Con el propósito de cumplir con el paquete de la extradición, el Gobierno estadounidense acusa también al ex Gobernador de haber estado al servicio del narcotráfico durante todo su sexenio e incluso después.

Un gran jurado federal presentó en 2013 ocho cargos penales contra Yarrington ante la Corte de Distrito de Brownsville por delincuencia organizada, narcotráfico, lavado de dinero y fraude bancario.

"Comenzando en 1998, cuando era candidato a la Gubernatura, y en años posteriores, Yarrington, asistido por integrantes de la Policía Estatal de Tamaulipas, recibió sobornos de organizaciones del narcotráfico que operaban en esa entidad, dice la acusación presentada al juez Ronald G. Morgan.

"Los pagos del narco a Yarrington continuaron durante los seis años de su Gobierno.

Durante este periodo, la delincuencia organizada importó a Estados Unidos grandes cantidades de cocaína y mariguana", asegura la denuncia.

Además de esta organización criminal, Yarrington habría recibido sobornos de otra celula de la delincuencia organizada.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion