0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Codesal considera suave el castigo para Sambueza

Las sanciones a Pablo César Aguilar (América) y Enrique Triverio (Toluca), por agredir a los árbitros Fernando Hernández y Miguel Ángel Flores
sábado, 11 de marzo de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
CIUDAD DE MÉXICO, marzo 11 (EL UNIVERSAL).- Las sanciones a Pablo César Aguilar (América) y Enrique Triverio (Toluca), por agredir a los árbitros Fernando Hernández y Miguel Ángel Flores, respectivamente, roban cámara en la vorágine provocada por las sanciones que aplicó la Comisión Disciplinaria, pero Edgardo Codesal considera que no sólo hubo errores en ese dictamen.
Tampoco considera justo el del caso protagonizado por Rubens Sambueza e Isaac Brizuela.
Durante el cotejo del sábado anterior, el atacante del Toluca provocó al “Conejito” una lesión en el peroné que le dejará fuera por 12 semanas —según la evaluación médica—, pero el sudamericano sólo fue inhabilitado por ocho semanas.
“Es poco, porque debió sancionarse de acuerdo al tiempo que estará fuera el jugador que él lesionó”, asegura el hombre que pitó la final del Mundial Italia 1990 (Alemania Federal vs. Argentina), vía telefónica.

“Eso es el reglamento, para evitar que un jugador use una fuerza desmedida contra su adversario”.
Si los Diablos Rojos alcanzan la fase final, “Sambu” reaparecería, ya que su castigo expirará el fin de semana del 5 al 7 de mayo, justo en el que debería jugarse la fecha 17.

Claro, ahora habrá que esperar las modificaciones que se realicen por la suspensión de la décima fecha.
“Se dice que si un jugador quiebra a otro, debe estar fuera tanto tiempo como el que el otro no pueda jugar.

Hasta ese momento debería ser”, sentencia Codesal. “La de [Andrés] Andrade [sobre Renato Ibarra] pudo ser accidental, es de apreciación, es compleja, no se ve claramente el deseo de ir a lastimar”.
Por lo que la Disciplinaria exoneró al “Rifle”, aunque la sanción de Sambueza no parece suficiente.

El Universal

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion