Vida  /  Sexualidad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Manos a la obra en el sexo

Aunque no lo creas, sus manos pueden agregar mucha creatividad y sensualidad a las actividades debajo de las sábanas.
viernes, 17 de marzo de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL UNIVERSAL).- ¿Recuerdas cuando tu novio de prepa sólo podía tocarte? Bueno, es hora de regresar ese nerviosismo y excitación a lo que más nos gusta: ¡el sexo!

Aunque no lo creas, sus manos pueden agregar mucha creatividad y sensualidad a las actividades debajo de las sábanas. Y es que con eso de que las mujeres necesitan mucha estimulación, es hora de que ellos se pongan más las pilas.

Trazos

Pretende que es un artista, trazando y dibujando cada curva y pliegue de tu cuerpo con sus dedos. Esto hará que te concentres en las sensaciones y, paso a paso, estimule tus partes más sensibles (y no, no hablo de tus zonas erógenas).

No son cosquillas. Sus dedos deben mantener contacto con tu piel, pero con roces muy livianos. Al principio será muy inocente, y así será porque dejaremos los pezones y el clítoris hasta el último.

A eso llamo: crear expectativa… y la espera será algo larga, pero tentadora.

Abre tus labios

Durante el sexo oral, su lengua jugará un rol importante, pero sus manos merecen un poco de protagonismo también.

Con sus dedos puede abrir los labios vaginales para exponerte completamente. Posiblemente te incomode al principio, pero tal nivel de vulnerabilidad podría excitarte.

También puede usar sus manos para tocar tus muslos o incluso tus pompas. Definitivamente hará que el encuentro sea un poco más romántico, ¿no?

Guía su mano

La forma en que usa sus manos para sí mismo no funcionará contigo. Cuando los hombres se masturban, el tacto debe ser firme y hasta un poco agresivo.

Si llegara a hacer lo mismo contigo, seguro gritarías… pero de dolor.

Si es su primera vez, no temas en guiar su mano para aprender el ritmo y el roce que te gusta y el que te funciona. Entre ambos podrían encontrar una sincronía perfecta.

Tomar tu rostro mientras te besa

Los besos no sólo requieren lengua… también necesitan tacto. Si toma tu rostro durante un roce de labios, te demuestra más que excitación, sino también cariño y romance.

Esto es más especial si ustedes no están a punto de tener relaciones.

Estimulación durante el sexo

Todas sabemos que tristemente sólo un cuarto de las mujeres llegan al orgasmo consistentemente durante el coito. ¿Entonces por qué no le echan más ganas con el resto de su cuerpo?

Si la penetración no es suficiente, necesitas una ayudadita extra, es decir, una ayudadita de sus manos. Apóyense en una posición que permita la estimulación manual durante el sexo.

Verás que así llegas al orgasmo sí o sí.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion