0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Modelo de Playboy enoja a maoríes por posar desnuda en montaña sagrada

La modelo neozelandesa de Playboy, Jaylene Cook, publicó en Instagram una foto completamente desnuda sobre la cima del monte Tarakani y provocó el enojo de la comunidad indígena maorí, que consideran el volcán como un lugar sagrado
miércoles, 3 de mayo de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
El Universal

La modelo neozelandesa de Playboy, Jaylene Cook, provocó la ira de los maoríes al publicar en su cuenta de Instagram una fotografía en la que está desnuda en el monte Tarakani, un lugar sagrado para esta comunidad indígena de Nueva Zelanda.

En la foto, la modelo aparece completamente desnuda –a excepción de unos tennis, guantes y un gorro- mientras contempla el paisaje desde una de las cimas del Trakani.

Los indígenas neozelandeses han tachado la imagen de “irrespetuosa”.

“Lo hicimos”, escribió Cook en su publicación de Instagram que con sólo cuatro días ya tiene casi 16 mil likes y más de 800 comentarios.

La modelo confesó que subir los 2 mil 518 metros de la montaña a 11 grados bajo cero, le tomó unas siete horas.

“Fue de lejos lo más difícil que he hecho, tanto mental como físicamente. Dos minutos fuera del estacionamiento y ya me estaba doliendo todo, sudaba y estaba lista para regresar”, dijo y aseguró que logró llegar a la cima gracias al apoyo de su pareja, el fotógrafo Josh Shaw, quien capturó la polémica imágen.

No es raro que la joven publique fotos de si misma desnuda o con poca ropa; sin embargo, la imagen en el Tarakani fue considerada por los maoríes como un “gesto completamente insensible para nuestra cultura”.

"Es como si alguien entrara en la Basílica de San Pedro en el Vaticano y se tomara una foto desnuda. Es un lugar sagrado y algo así es muy inapropiado.

Es un choque entre los supuestos occidentales y los valores y creencias indígenas", dijo a la BBC Dennis Ngawhare, un portavoz de la tribu maorí local.

Muchos podrían decir que son sólo rocas y tierra, pero para este pueblo indígena, el volcán es considerado el cementerio de la tribu y es visto como un antepasado.

Incluso subir a la cima del pico es inapropiado y muy rara vez se hace con fines ceremoniales.

Desde que el país fue colonizado por los británicos, la tribu ha tenido muy poca injerencia sobre lo que ocurría en la montaña y a su respecto.

Un ejemplo es que fue nombrada Monte Egmont por el capitán Cook y hoy las autoridades aceptan que los turistas escalen el hermoso volcán.

"Es sólo recientemente que podemos tener alguna información sobre lo que ocurre en la montaña. Simplemente le pedimos a la gente que sea respetuosa.

Este último caso es sólo otro ejemplo realmente molesto donde alguien obviamente no sabía cómo comportarse", explica el portavoz maorí local.

Neil Volzke, alcalde del distrito local de Stratford, está de acuerdo en que la medida fue culturalmente insensible.

"No creo que la foto en sí sea ofensiva u obscena, simplemente es inapropiado tomarla en la cima del Monte Taranaki porque es un lugar con mucha importancia para la comunidad maorí", dijo.

Cuando comenzó a ser criticada, Cook se defendió diciendo que había investigado antes de hacerlo y pensó que tomar esta fotografía no era ofensivo.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion