Vida  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Cero carbohidratos, cero salud

La dieta de cero carbohidratos permite perder peso de forma rápida, pero con graves consecuencias
jueves, 15 de junio de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EFE) El Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) señala a la dieta de cero carbohidratos como una de las menos aconsejables.

Se trata de un método para perder peso que ha cobrado especial fuerza en Estados Unidos. Es una evolución de la conocida dieta cetogénica, que guarda muchas similitudes con la famosa dieta Dukan.

La dieta de cero carbohidratos permite perder peso de forma rápida. “Al no introducir hidratos de carbono (cereales, legumbres, vegetales y fruta), que son nuestra principal fuente de energía, se obliga al organismo, que no dispone de glucosa suficiente en la sangre, a agotar las reservas de glucógeno en el hígado y los músculos”, explica la nutricionista Andrea Marqués.

Desde IMEO, señalan que es entonces cuando, por falta de opción, se empieza a utilizar la grasa como combustible. En este proceso, el organismo forma unas moléculas denominadas cuerpos cetónicos.

“Los cuerpos cetónicos o cetonas son unos productos de desecho de las grasas. Se producen cuando el cuerpo utiliza las grasas en lugar de los azúcares para generar energía.

En una persona con diabetes se dan cuando no hay suficiente insulina para meter la glucosa dentro de las células. Las células creerán entonces que no hay azúcar y utilizarán las grasas como fuente de energía”, precisa la Fundación para la Diabetes.

Esta entidad añade que, cuando una persona sin diabetes está en ayunas durante muchas horas o está vomitando mucho, también se pueden producir cetonas.

En este caso, ocurre por falta de glucosa pues, al faltar el azúcar, las células quemarán las grasas para obtener la energía que necesitan.

En lo relativo a las dietas de adelgazamiento, los especialistas de IMEO subrayan que el problema se da cuando la cetosis no se controla correctamente y las cetonas empiezan a dañar la masa muscular y a provocar distintas alteraciones.

En este sentido, indican que “seguir la dieta de cero carbohidratos puede causar a corto plazo mareo y dolor de cabeza, ya que nuestro cerebro necesita energía en forma de glucosa para funcionar.

También puede producir mal olor del aliento, la orina y el sudor debido al exceso de cuerpos cetónicos eliminados a través de estas vías.

Además, puede originar estreñimiento severo debido a la carencia de fibra”.

“Si mantenemos esta dieta a medio o largo plazo sin la supervisión de un profesional de la nutrición que nos indique qué precauciones debemos tomar, las consecuencias pueden ser aún más perjudiciales.

Estas pueden ir, desde pérdidas de calcio a nivel renal por el exceso de proteína y, por lo tanto, descalcificación ósea; pasando por una pérdida notable de masa muscular e incluso arritmias”, advierten.

Por su parte, el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC por sus siglas en inglés) puntualiza que necesitamos más de 40 nutrientes diferentes y ningún alimento por sí solo puede proporcionarlos todos.

Para esta entidad, no hay alimentos buenos o malos, solo dietas buenas o malas.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion