REFLEXIÓN DOMINICAL

Antonio Fernández

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
GOZO DE JESÚS LA SALVACIÓN DEL PECADOR

*..." Alegraos conmigo, porque hallé mi oveja, la que andaba perdida" ... (Lc. 15, 6)
domingo, 25 de junio de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
El perdón del Señor tiene en el rostro del pecador que vuelve al redil de Jesús, el gozo del deber cumplido por el arrepentimiento, apreciando que esa etapa de su vida fue tiempo perdido, pero no es así, gracias a ello hoy vive en la rectificación de su alma, aunque con acierto se dice; los Santos lloran el tiempo perdido, porque tardaron en encontrar a Jesús, para más amarlo y servirlo.

Juan el Bautista, anuncia a Israel la presencia del Salvador esperado desde siglos, anuncio que continua latente hasta este siglo, después de su Ascensión a los cielos, se espera su regreso.

(Parusía) Juan revela al cristiano católico la necesaria fidelidad a Cristo, al censurar la conducta del pueblo de Israel, que se dispusiera y preparará a recibir al Señor; ..." Arrepentíos porque el reino de los cielos está cerca" ... ¿Que habremos de valorar en esta profecía? La condición para entrar en el reino de Dios está en arrepentirse sinceramente de los pecados cometidos, creer que Jesús es el Hijo de Dios vivo y aceptar que el Evangelio es la palabra de Dios, que viene por su Hijo Jesús.

¿Y las generaciones del siglo XXI se han arrepentido, creen que Jesús es el Hijo de Dios, y el Evangelio la palabra de Jesús? La incredulidad, miseria que la fragilidad humana quebranta ante la seducción del interés material y carnal, sí agregamos la ira explosiva de la codicia, que encuentra en la avaricia el ansia de la riqueza que sacia su ambición, se desprende la conducta amoral y perversa que va socavando en el alma la maldad en toda su significación que la corrompe, y propaga en las familias y la mayoría de niveles sociales; asediado el incrédulo por la realidad que se le refiere, intenta aminorar el problema, y lanza la exclamación reflejo escondido del temor de Dios: ...¡Es una exageración! ... Expresión timorata, pues que cada persona lo vive en el medio que se desenvuelve, no puede negarse la realidad de los hechos, a donde se voltea encuentra la perversión del alma y del cuerpo, en un descuido se ve uno involucrado, que, de no reaccionar por la fe en Cristo, las consecuencias serán graves.

No todo está perdido, las almas que han luchado contra estas adversidades, conservando en su empeño se mantienen en el camino de Cristo Nuestro Señor.

La enseñanza de Jesús en su venida al mundo, dio a las multitudes de Israel la buena nueva de su salvación, difundiéndola a la posteridad del cristiano católico que escucha y conoce su palabra, la ha hecho suya guardando en su corazón lo que Dios provee; la profecía de David que dio a conocer en su siglo, se extiende al nuestro siglo la prevención caritativa a las almas de todos los tiempos, anuncio vigente y actual, antes escuchado, ahora menos, a pesar de ser pasado por alto, su veracidad va al mismo punto, reza la preocupación del Señor; ..." Ojalá me escucharas" ... El Señor desea ser escuchado, pocos lo tienen en sus sentidos, otros menos en su corazón.

La palabra sencilla de Jesús es contundente, debieran ser profundizadas en el interior de cada cristiano católico; parecen no tener sentido, pero en ellas nos dice; ...Conozco de la conducta humana su situación para con Dios... Los actos de nuestra vida, donde la palabra del Señor es motivo a meditación y reflexión, se deja para después lo que hoy debe ser resuelto.

La misericordia de Dios está definida en los Santos Evangelios, en ellos está la luz que ilumina el alma y el corazón del cristiano católico, pero el que por su incredulidad cierra el corazón, es porque está vacía su alma de la fe en Cristo, muestran sus actos el sentido contrario de la verdad, porque no existe en su corazón la motivación que por la fe se vive la confianza en Padre amoroso, negándose lo cierto de la profecía.

Soberbio y obstinado se aferra al camino incierto que sumerge el incrédulo en una situación donde no encontrará el arrepentimiento, y será cuando motivado por las potencias de su alma e inspirado por Dios logre la reconciliación de su alma, es cuando percibirá el surgimiento a una vida avivada por la fe, haciendo suya la palabra de Pedro; ..." Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo" ... El Señor gozoso exclamará; ..." Halle mi oveja, la que andaba perdida" ... ¿Entendemos, en verdad el amor paternal de Jesús? La humanidad indiferente, lejos de valorar el derecho de Dios que manda y dispone su justicia, lo sigue ofendiendo, pero el amor de Jesús es misericordia que a la venganza humana desconcierta, obra por las almas que anhela su incomprensión, sea el amor comprendido a voluntad, Él avivará el fuego de su amor en el pecador; Padre misericordioso, sabe que su fragilidad y flaqueza es puerta de entrada a la tentación, de donde es su deseo es atraerlas, por eso obra con suavidad, dulzura y ternura, muestra la necesidad de cumplir sus preceptos, siendo liberal con el pecador concede los caminos que no le aparten de la salvación, de la virtud, de las buenas obras, alimenta su alma con los bienes espirituales.

Las almas de santidad y virtud llevan su vida cumpliendo la doctrina de Jesús conoce el interior de sus ovejas, y las lleva a su redil; cuando los engaños de la tentación, la oveja carente de espiritualidad se convierte en pecadora, el Señor acude a ella, deja las demás por una sola oveja descarriada de su redil, ella al verle atenderá el llamado a su redil.

Jesús acude en auxilio de todas, pero si en ellas no hay fe y confianza para su arrepentimiento, de todas formas acude por ellas, en verdad que a Dios sus hijos no le damos descanso, almas buenas caen y las va a recuperar; paciente escucha a los pecadores sus poses: "bueno, pero después" "más adelante" Jesús es el Pastor incansable que, teniendo cien ovejas, no esta en Él que una sola se pierda.

La profecía de David manifiesta la infinita benevolencia del Señor, profetiza a las almas fieles y pecadores, que en concreto todos somos pecadores;..."Dios es benigno y es recto, por eso da a los pecadores una ley para el camino"...Ahondando en la profecía comprendemos: en el Espíritu Santo está el darnos las instrucciones para nuestra felicidad, a semejanza de aquel que va a salir de viaje y no conoce el camino, arribará a su destino siempre y cuando siga las instrucciones para llegar y no se pierda.

El profeta David, recibe por el Espíritu Santo, el conocimiento de la infinita bondad del Señor, y da a conocer su benevolente deseo cuando dice; ..." Mi defensa está en Dios, que salva a los rectos de corazón" ...Exhortando a todos los siglos, acrecentar su fe y confianza en el Señor no será doblegado y humillado el cristiano católico por el pecado, conservará el alma mirando a Dios no como acusador, sino como: su Salvador.

¿Es difícil al cristiano católico tener la confianza que el profeta David pide? ¿El pecador recalcitrante de corazón, encontrará la confianza y esperanza en Él? La fe es única columna que sostiene y evita se venga abajo la espiritualidad del cristiano católico, si la pierde debe ir a recuperar reconciliando su alma con Dios la oveja que dará gozo a Jesús.

Dios obra por la salvación del pecador; ¿El Señor recorre distancias interminables? ¡Sí! Esas distancias están en el desierto interior del ser humano, es buscar una aguja en un cuarto lleno de paja, pero dijo el ángel que anuncio a María: ..." Para Dios no hay imposibles" ...El Espíritu Santo inflama el corazón del profeta David, y manifiesta a los tiempos la profecía que orienta al cristiano católico encontrar la paz y tranquilidad de su alma, al decir; ..." Mi defensa está en Dios, que salva a los rectos de corazón" ... Fe y confianza en el Señor, cuando las tribulaciones oprimen el corazón, la pena es un nudo en la garganta y la angustia cierra la mente no teniendo respuesta, la esperanza, baluarte espiritual anidado al interior del alma, es la fortaleza contra las adversidades, mirando al Señor no como un acusador que quiere condenar, sino como a Padre misericordioso empeñado en la salvación de su alma, en su propósito de conducirle a la gloria eterna.

Jesús muestra su infinita misericordia a los pecadores, punto su Cátedra de la parábola de la oveja descarriada. Dice el evangelista; ... "Todos los publicanos y los pecadores se acercaban a Él para oírlo"...Veamos, estos hombres, pareciera están convencidos de su enseñanza, movidos por las palabras de Jesús, que buscan la comprensión a sus pecados, el confort de su corazón, de sus males, fortalecidos en sus tribulaciones, van a Él con disposición de recibir la enseñanza de Jesús, que al desplegar sus divinos labios en el Sermón de la montaña, muchos han guardado y hecho regla de conducta, tienen presente cuando dijo;;..."Bienaventurados los pobres de espíritu, porque a ellos pertenece el reino de los cielos, Bienaventurados, los afligidos, porque serán consolados"...En ello da a entender, quien por sus pecados desee hablar a Dios y pedir su perdón, Él escuchará, animará a suplicar perdón por sus malas obras, y el Señor perdonará, porque amar a Dios es ser recto de corazón, porque todo acto de la vida es amar al prójimo, perdonar sus ofensas y ayudarlo en su miserias, todo ello es gozo en el Señor, esto y mucho más sabían las muchedumbres que iban a escuchar su palabra; mas la cizaña, esto es, los fariseos y escribas enemigos acérrimos de Jesús, calumnian, difaman y desacreditan su predicación en forma contraria a la misericordia que enseña;..." Los fariseos y los escribas murmuran y decían: Este recibe a los pecadores y come con ellos"...Hablan en voz alta su inconformidad, en palabras temerarias hacen alarde con el propósito de ser oídos por el pueblo, para en este debilitar la confianza de los publicanos y pecadores que surgió en ellos, esto se llama intriga, no es de alarmarse, pues en el mundo estas actitudes son hechos de todos los días, entre la gente del mundo los resabios despiertan venganza, desquite y odio, pero como el Señor busca por si mismo al pecador, toma en cuenta su voluntad o su deseo, por qué es necesario en Dios mostrar el camino de salvación a las almas, dijo Jesús;..." No es voluntad de vuestro Padre celestial que se pierda uno de esos pequeños" ...Dueño de la situación, el escandalo de sus enemigos muestra que su oposición es absurda, y va convencerlos de su error; ..." Entonces les dirigió está parábola" ...
Jesús Pastor y guía de las almas, quiere que pasemos por los bienes temporales de pasadita, porque en Él es más importante que ganemos los bienes eternos, propósito que está en su palabra cuando dijo;..." ¿Qué hombre entre vosotros, teniendo cien ovejas, si llega a perder una de ellas, no deja las otras noventa y nueve en el desierto, para ir tras la oveja perdida hasta que la halle?"...Revela Jesús, el peculiar y esencial Corazón de su Padre, la preferencia de su amor es inclinado a los más necesitados, no de pobreza económica, sino espiritual, disiente la mezquindad humana que rebaja su dignidad, al irse al lado de los triunfadores, pero menos con Cristo que triunfante por su muerte redimió al mundo y a cada pecador que se aleja de Él.

Dice San Cirilo de Alejandría;..."Pondera aquí, la amplitud y grandeza del reino de nuestro divino Salvador; porque en el número de cien viene indicada la totalidad de las criaturas racionales, millones de ángeles y millones de hombres"... ¡Rico pastor! Para nuestro confort y ordenamiento de vida, la palabra de Jesús dice muchas cosas amorosas de su corazón al corazón del cristiano católico.

Repasando la parábola de la oveja extraviada a la que va en su búsqueda, está diciendo; ...Esté es mi proceder siempre con cada pecador, sacarlo del pozo que no quiere salir, tomar la soga para atarse de ella y salir a encontrar la luz de mi esperanza, el pecador huye y se hunde mas, pero el amor de Dios mi Padre es más poderoso en este trance de lucha y salvación... Dios no pierde paso en ello, nadie recapacita en el trabajo que damos al Señor, cada uno somos esa oveja cien siempre descarriada, no damos satisfacción al Señor, pero Él paciente espera dispuesto el momento mas simple de arrepentimiento para despertar al pecador de sus males, es la caridad del Señor que atrae a Él, y no es porque nosotros pecadores por si solos fuimos a buscarlo ¡No! Amigos, ¡Él viene a buscarnos cada segundo de nuestra vida una y otra vez! Su paciencia no tiene límite, es la misma que la primera vez, porque Él conoce las caídas con que lo hemos rechazado, vuelve con más tenacidad, a pesar de que Jesús esta saciado de almas buenas y justas en el cielo y la tierra, en ellas que se complace y descansa, no se detiene en lo que es suyo, ¡Desea más! ¡Es su derecho! Por eso, su misericordia no descansa, porque ¡Desea más almas! Y nosotros pecadores miserables, que con una sola de sus benevolencias Él se gozará de habernos recuperado, nada se responde.

Muestra su gozo; ..." Y cuando la hallare, la pone sobre sus hombros, muy gozoso" ...Recapacitando, dice El Niceno; ..." Encontró a la oveja, y no la castigó, no la empujo, ni forzó ir hacia el redil, la cargo delicadamente sobre sus hombros" ...La ha recobrado porque la ama, en ello esta mostrado al cristiano católico el gozo de Jesús es la salvación del pecador; ..." Y vuelto a casa, convoca a amigos y vecinos, y les dice: Alegraos conmigo, porque hallé mi oveja, la que andaba perdida"...Al repasar nuestra memoria veremos las cosas que lo hemos perdido, y cuantas las que lo alegramos al volver a Él siendo estas muy pocas, lo que creímos perdido lo recuperamos; eso mismo es en el corazón del Señor, pero que en el alma perdida, por mas esfuerzo de su parte no responde, se aferra seguir la vida de pecado que la oportunidad de una sola palabra será perdonado, pero no lo hace, hasta que la divina tenacidad de Dios gana la partida de salvación, siendo motivo a meditar, repasando las malas obras de la vida terminar arrepentidos, el Señor perdonado, al instante se vuelve a caer, dice San Pablo del hombre que se paro frente a un espejo y después de verse, se retiro y se le olvido como era, olvidamos que al pecar que somos hijos de Dios arrepentidos.

..." Así, os digo habrá gozo en el cielo, más por un solo pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no tienen necesidad de convertirse"...Entendamos, para no caer en turbulencias de conciencia, no es que Dios prefiera al pecador que lucho por su arrepentimiento y lo logro, para Dios es de nuestra parte y por fe comprender: siempre habrá un algo muy especial y único en su gozo al momento de vivir el arrepentimiento limpio y sincero del pecador que vino a Él después de una vida corrompida, viciada y estropeada por maldades, ha hecho penitencia de sus pecados; los justos no lo ofrecen, ellos ya pasaron por este camino y se conservan en él, Pero Jesús es semejante al padre de familia cuando el hijo recupera la salud de una enfermedad, su gozo es grande porque esta aliviado, no vive este gozo con los sanos, no por eso unos son menos para él, así en Dios no hay distinción, son almas suyas y a todas ama.

He aquí el gozo de Jesús, la salvación del pecador.
hefelira@yahoo.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores

Otras Noticias