Vida  /  Sociedad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
¿Piensas salir con un compañero de trabajo?

Hay una forma de identificar la diferencia entre un crush y algo real
jueves, 3 de agosto de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL UNIVERSAL).- Cuando te sientas en un cubículo al lado de una persona que te gusta, es casi inevitable pensar en qué podría pasar.

No todos harán algo al respecto, pero la mera idea de romancearte con el chico guapo del trabajo es algo que seguro ha pasado por tu mente.

Es un escenario normal en el caso de la mayoría, pero ¿te has preguntado qué podría salir mal?

¿Me gusta solamente o hay una conexión emocional?

Si siempre están en las mismas juntas, trabajando en las mismas presentaciones, será difícil no desarrollar cierta relación.

La gente suele sentirse atraída a los compañeros de trabajo cuando éstos son superiores o tienen ciertas habilidades admirables.

Pero hay una forma de identificar la diferencia entre un crush y algo real: Cuando sólo hay una atracción física, piensas en la persona cuando están juntos.

Sin embargo, si piensas en esa persona cuando no están juntos (o cerca), seguro has desarrollado una conexión emocional.

¿Sé cómo es en realidad?

Sería bueno que supieras si te gusta esta persona por quién es y no por quién crees que es. La buena noticia es que es muy probable que conozcas bien a esta persona pues están en un ambiente natural y auténtico.

Esto sucede porque podrás verlo manejar la presión y sus respectivas responsabilidades.

¿Cuáles son las políticas de la empresa al respecto?

Es raro que lo prohíban porque somos seres humanos, pero no pongas en riesgo tu trabajo y consúltalo con tu área de Recursos Humanos.

Créeme, lo último que necesitas es perder un buen trabajo porque no pudiste controlar tu enamoramiento.

¿Una relación romántica podría tener un impacto serio en mi trabajo?

Si entrar a una relación afectará tu habilidad para ganarte el respeto que mereces en tu trabajo, piénsalo 2 veces. Hay personas que podrían juzgar tu relación y, por ende, cambiar de opinión sobre tu personalidad o trabajo.

¿Podríamos poner y obedecer límites?

Si deciden intentarlo, asegúrate de poner límites. Recuerda, aunque sea una relación personal, no debería afectar la profesional o su productividad en la chamba.

Pon límites a la hora de discutir problemas personales en el trabajo y viceversa. Esto es más que necesario para tener una buena relación romántica y laboral.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion