Vida  /  Sexualidad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Cinco tipos de olores en tu zona V

A veces será más fuerte que otros, pero siempre y cuando no huela mal, no debería preocuparte. Foto Especial
Independientemente de lo que los comerciales quieren venderte, tu vagina debería oler.
miércoles, 16 de agosto de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL UNIVERSAL).- Independientemente de lo que los comerciales quieren venderte, tu vagina debería oler. Igual y no a rosas… tampoco a pescado, pero gracias al microbioma que la rodea, la vagina debería desprender un olor específico.

A veces será más fuerte que otros, pero siempre y cuando no huela mal, no debería preocuparte.

Pescado

El culpable principal del olor a pescado es la vaginosis bacteriana, una infección vaginal muy común entre mujeres de 15 y 44 años.

La infección puede aparecer cuando el Ph vaginal sufre un desequilibrio, gracias a una sobrepoblación de malas bacterias en la vagina.

No se sabe exactamente por qué sucede, por la vaginosis no es una ITS, así que no debería preocuparte. Aún así no es algo con lo que deberías vivir, y entre más rápido la trates, mejor.

Tu ginecólogo podría recetarte una crema o un gel, pero si no funcionan por más de una semana, podrías necesitar antibióticos

Hongos

La mayoría de las infecciones por hongos no desprenden olores desagradables, pero casi siempre provocan un flujo blanco, espeso y con textura de queso cottage.

En general el olor es ligero y muchas chicas lo comparan con cerveza o levadura.

Si notas enrojecimiento y ardor en la vagina, así como dolor al orinar, podrías necesitar tratamiento. Las mujeres diabéticas notan esto especialmente porque los hongos se alimentan del azúcar.

Humedad

¿Has estado sudando mucho o usando ropa interior sintética? El ejercicio, combinado con ropa interior que no deja respirar, puede causar un olor húmedo a causa del sudor excesivo.

Debería desaparecer una vez que te bañes.

Para minimizar la fragancia a futuro, opta por unos chones de algodón y cámbiate después de hacer ejercicio.

Podrido

Un tampón que se ha quedado en tu vagina por varios días puede desprender un olor rancio o a podrido. Este aroma se desarrolla gracias a una acumulación de bacterias en un lugar pequeño.

Si no te puedes quitar ese tampón, acude con un especialista para que lo retire con cuidado y este seguro que no quedó nada dentro.

¡Ojo! Si te quedas con el tampón suficiente tiempo, podrías sufrir de Síndrome de shock tóxico, una complicación producida por una toxina que, de no tratarse a tiempo, puede ser mortal.

Metal

La sangre (de tu periodo) puede cambiar el Ph de tu vagina, transformando su olor a uno metálico. Sin embargo, el olor debería desaparecer una vez que haya terminado tu menstruación, aunque si permanece, puedes limpiarte bien con agua.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion