Ribereña  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
También las mascotas sufren “golpe de calor“

CD. MIGUEL ALEMAN, Tam.- Las mascotas al igual que los humanos sufren del llamado “golpe de calor”, siendo los más vulnerables los más jóvenes y los ancianos.
Al igual que en los humanos los más vulnerables son los más jóvenes y los ancianos
lunes, 7 de agosto de 2017
Por: Juan Antonio Gómez
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
MIGUEL ALEMAN, Tam.-
Debido al intenso calor que se registra en la región y en todo el país “los mejores amigos del hombre” como es el perro y el gato se encuentran propensos a sufrir el llamado “golpe de calor”, por lo que se recomienda tenerlos bajo sombra y con agua fresca.
El veterinario Abiel Pérez Arrioja ha manifestado que las mascotas en esta época de altas temperaturas muchas han sufrido los estragos del calor, sobre todo los callejeritos.
Por ello es recomendable dejar en lugares estratégicos agua para que éstos en su paso puedan beber y calmar un poco su ansiedad, ayudando de esta forma a las mascotas a sobrevivir de estos intensos calores.
El “golpe de calor” en los animales se caracteriza por jadeos rápidos que conlleva fatiga por el esfuerzo, además de sufrir vómito, pérdida de la conciencia, pulso débil (shock), respiración superficial, convulsiones y sobreviene la muerte.
Cabe hacer mención que el perro y el gato, al igual que la mayoría de los animales, no sudan, el mecanismo utilizado por los perros y gatos para “refrescarse” es el jadeo con la lengua fuera, mediante esto consiguen una mayor ventilación, que generalmente se acompaña de una dilatación de la lengua aumentando su superficie de intercambio con el exterior.

Con todo ello consiguen la evaporación de líquido a través del órgano más húmedo, la lengua.
Para evitar el “golpe de calor” es necesario no exponerlos por largo tiempo a los rayos solares, no encerrarlos o con falta de ventilación, que no les falte agua fresca y al igual que en los humanos los perros y gatos jóvenes y ancianos son los más sensibles a la deshidratación.
Asimismo se deben de extremar precauciones cuando se trate de animales viejos, obesos o con enfermedades cardiorespiratorias.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias