Vida  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Reduce tu colesterol malo

La mayoría de estos fallecimientos se debe a infartos del corazón, generalmente provocados por un descontrol en el nivel de colesterol en la sangre
domingo, 8 de octubre de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL UNIVERSAL).- Las enfermedades cardiovasculares no solo afectan a la población mexicana, se han convertido en la primera causa de muerte en países de Europa, Latinoamérica y en Estados Unidos.

Existen numerosos factores que influyen en la aparición de este tipo de males, algunos de ellos son: el estilo de vida que incluye una dieta rica en grasas, sedentarismo y tabaquismo; y enfermedades como: la obesidad y la diabetes.

Pero también incide el envejecimiento, ya que entre más años cumplimos, la posibilidad de tener un evento cardiovascular se incrementa.

"La mayoría de estos fallecimientos se debe a infartos del corazón, generalmente provocados por un descontrol en el nivel de colesterol en la sangre (hipercolesterolemia o colesterol alto), particularmente el conocido como colesterol `malo´ (LDL)", afirma el doctor Max Sarachaga, director médico de AMGEN México.

Además del infarto al corazón, el nivel de colesterol elevado puede provocar enfermedad arterial periférica y accidentes cerebrovasculares.

Mantener el nivel del colesterol dentro de un nivel normal es una de las mejores medidas que podemos tomar para reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular y como consecuencia, de sufrir un infarto al miocardio.

Lo bueno y lo malo

El colesterol es una sustancia grasa que se encuentra presente de manera natural en todas las células, y es necesaria para que el organismo funcione adecuadamente.

El hígado es el órgano que produce el colesterol que se requiere para formar las membranas celulares y producir ciertas hormonas. Pero cuando consumimos productos de origen animal como carne, huevo y lácteos, introducimos colesterol adicional en el organismo.

La grasa saturada que contienen estos alimentos es lo que incrementa su nivel y favorece la acumulación de placa (ateroma) en las arterias, lo cual reduce o detiene la circulación sanguínea.

Bajo control

El nivel de colesteol que indica la cantidad de grasa presente en la sangre se mide en miligramos por decilitro (mg/dl). Generalmente los médicos recomiendan tener un nivel de inferior a 200 mg/dl.

Entre 200 mg/dl y 239 mg/dl, se considera limítrofe o elevado y se aconseja reducirlo.

Un nivel de 240 mg/dl o más se considera elevado y se requiere tomar medidas. Para reducirlo, los especialistas consideran que el paciente baje de peso (si hay sobrepeso u obesidad), cambie la alimentación, baje el consumo de alimentos ricos en grasa saturada e iniciar un programa de ejercicio.

También prescriben medicamentos reductores del colesterol. De esta manera disminuye el riesgo de sufrir enfermedad arterial periférica, un infarto o un accidente cerebrovascular.

En los últimos 30 años los fármacos que se han utilizado con este fin son las estatinas, que interfieren en la producción del colesterol en el hígado, bajan los niveles del colesterol malo (LDL) y pueden atrasar la formación de placa en las arterias.

Hoy, "gracias a la biotecnología han aparecido medicamentos que son capaces de disminuir mucho más el colesterol malo y, por lo tanto, tienen el potencial de reducir el riesgo de cardiopatías.

Son los inhibidores de la proteína PCSK9", afirma el doctor Max Sarachaga. Los cuales han demostrado ser eficaces y seguros para disminuir los niveles de colesterol malo.

"No es un medicamento para todos los pacientes, solo para aquellos que ya tuvieron un infarto o accidente cerebrovascular y que toman estatinas".

* Colesterol elevado, igual a:

- Enfermedad arterial periférica: cuando las arterias encargadas de llevar la sangre oxigenada a nuestras extremidades se obstruyen por depósitos de grasa.

Esto impide el riego sanguíneo y puede provocar la pérdida de una extremidad.

- Infarto al corazón: es provocado por un coágulo que bloquea una las arterias coronarias encargadas de llevar oxígeno al corazón.

Si el flujo sanguíneo se obstruye, el órgano no recibe oxígeno y las células cardiacas mueren.

- Accidente cerebrovascular: sucede cuando el flujo de sangre que se dirige hacia una parte del cerebro se detiene y, si es por varios segundos, este órgano no puede recibir nutrientes y oxígeno.

Por lo que las células cerebrales (neuronas) pueden morir y causar un daño permanente en el organismo.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion