Vida  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Mitos y realidades de las vacunas

El mayor riesgo en el país respecto a enfermedades prevenibles radica en no vacunarse
domingo, 12 de noviembre de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL UNIVERSAL).- ¡No vacunes a tu hijo contra sarampión! Le puede dar autismo. No te vacunes contra influenza porque quedarás ciego; si estás embarazada le hará daño a tu bebé, con la dosis es seguro que contraigas el virus.

Estos son algunos mitos propagados por grupos antivacunas en México que elevan el riesgo de morir por enfermedades prevenibles.

Especialistas reunidos en el Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica realizado en Cancún, coincidieron en que el mayor riesgo en el país respecto a enfermedades prevenibles radica en no vacunarse debido al crecimiento de asociaciones que piden a la población no hacerlo para evitar resultados adversos.

En la Ciudad de México y entidades del norte de la República prevalecen de estas ideas y dejan de aplicarse dosis contra difteria, tétanos, sarampión, tos ferina, y neumococo.

En la capital del país se ha registrado un incremento de casos de meningitis porque los menores de cinco años no fueron vacunados.

Antonio Luevanos Velázquez, presidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica (AMIP), dijo en entrevista con EL UNIVERSAL que el país tiene una de las cartillas de vacunación más completas a nivel mundial que protege contra 17 enfermedades, pero es una lástima que la población pierda la oportunidad de inmunizarse "porque vieron en internet que les hará daño, no investigan a fondo, no buscan casos médicos, sólo se dejan llevar de oídos o por la red y arriesgan su salud".

Los casos más frecuentes ocurren en la temporada de influenza, "se ha dicho que las personas pierden la vista, que tendrán efectos negativos al grado de requerir incapacidad médica, que se contagiaran con el virus, hay infinidad de mitos y nadie dice las verdades".

Detalló que la vacuna contra la influenza se debe aplicar cada año porque no causa inmunidad permanente, "la influenza tiene virus que mutan y anualmente se evalúan para prever los que pegarán más, estos son los que se vierten en la vacuna para proteger al paciente".

A su vez, Carmen Espinosa, coordinadora de investigación pediátrica del Hospital General de México aseguró que a excepción del agua limpia, la vacunación ha tenido un gran efecto en la reducción de la mortalidad por enfermedades como rubéola, sarampión, difteria, neumococo, entre otras.

"Hay padres de familia que deciden no ponerles la vacuna triple viral a sus hijos, o la del virus del papiloma humano, porque dejará estéril a las niñas, no asumen su responsabilidad para prevenir en sus hijas el cáncer cervicouterino".

La experta expresó que las zonas del país con menor rango económico son los más protegidos, "no dejan de acudir a los centros de salud, se aplican todas las dosis, pero en las clases acomodadas hay repunte en la decisión de no inmunizarse".

Por último, comentó que es necesario que autoridades sanitarias discutan sobre la posibilidad de agregar cuatro vacunas al cuadro básico, "tenemos que estar protegidos contra hepatitis A, varicela, dengue y meningococo".

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion