0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Las exigencias de Trump cuando llegó a la Casa Blanca

Según el libro “Fire and Fury”, el presidente de EU exigió que no se tocara nada en su habitación, especialmente su cepillo de dientes; además, acostumbraba estar en la cama con una hamburguesa mirando tres televisores
domingo, 7 de enero de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
WASHINGTON /AGENCIAS


El libro “Fire and Fury” (Fuego y Furia) del Michael Wolff reveló algunos detalles del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a su llegada a la Casa Blanca, entre ellos el hábito de comer una hamburguesa de queso antes de dormir y la regla estricta de no tocar su cepillo de dientes.
El medio “The Guardian” dio a conocer las exigencias del mandatario estadounidense que impuso cuando se instaló en la Casa Blanca.
Una de ellas es que Trump ha tenido problemas para sentirse como en casa durante el primer año en el poder, incluso, dice el libro, expresa su paranoia por ser envenenado con la comida.
Según el autor del libro, Trump pidió que se colocara un candado en la puerta de su habitación.

Además, de que no duerme junto con su esposa Melania. Ambos tienen habitaciones separadas, recaba Wolff.
“Trump impuso un conjunto de nuevas reglas: nadie toca nada, especialmente su cepillo de dientes”, escribe Wolff.
El medio británico recaba la anécdota del libro que dice que Trump temía ser envenenado, por lo que prefería comer en McDonald's, donde la comida estaba preparada con seguridad.
Wolff también indica que el magnate pidió que se instalaran dos televisores más a su habitación, donde ya tenía uno.
“La mayoría de los días, Trump prefirió estar en la cama a las 18:30 horas, mirando sus tres televisores, comiendo una hamburguesa con queso y haciendo llamadas a amigos y confidentes”, narra el autor.
También indica que el presidente estadounidense riñó con el personal de la limpieza de la Casa Blanca, pues se enojaba cuando arreglaban su habitación: “si mi camisa está en el piso, es porque la quiero en el piso”, decía.
El libro -que ya circula en internet y en librerias de EU- se apoya en unas 200 entrevistas con funcionarios oficiales y muestran una Casa Blanca sumergida en una caótica y permanente guerra intestina a lo largo del año pasado.
Según Wolff, la hija de Trump y su marido, Ivanka Trump y Jared Kushner, son quienes llevan realmente las riendas de la Casa Blanca y los responsables por las renuncias de Bannon y del primer Jefe de Gabinete, Reince Priebus.
El artículo describe a Trump como un hombre incapaz de controlar la Casa Blanca, que se repite constantemente para desesperación de sus allegados y que hasta tiene dificultades para reconocer a sus propios viejos amigos.

Con información de AFP

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion