0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Reforma migratoria, clave para republicanos

El presidente Donald Trump dio ayer un discurso tras reunirse con su gabinete y republicanos para discutir la agenda legislativa 2018, en Maryland. (CHRIS KLEPONIS. EFE)
Evalúan su agenda de este año, marcada por elecciones legislativas; Trump afirma ser “realmente inteligente, un genio muy estable”
domingo, 7 de enero de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
WASHINGTON / EFE


La reforma a la ley migratoria y al gasto en infraestructura serán dos de los temas más importantes a trabajar este año, dijeron ayer los republicanos, reunidos para definir su agenda en este 2018 de elecciones legislativas, y en medio del escándalo desatado por el libro Fire & Fury, frente al que ayer el presidente Donald Trump reaccionó diciendo que es “realmente listo” y que es un “genio muy estable”.
Trump, acompañado por legisladores republicanos, incluyendo el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell y el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, habló con la prensa en Camp David, Maryland, y dijo que planea participar activamente en las actividades de campaña del partido.
“Quieren que participe y que participe mucho”, subrayó.
El 19 de enero es el plazo final para la aprobación de una ley que impida una paralización de las actividades del gobierno.

La Casa Blanca ha dicho que sus próximas prioridades son un plan de inversión en caminos, puentes y otras infraestructuras.
Los republicanos además quieren llegar a un acuerdo sobre la política migratoria, que incluya revisar las protecciones para cientos de miles de adultos jóvenes que fueron llevados ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños.

Trump ha dicho que quiere un pacto bipartidista sobre una reforma migratoria, pero que la realidad es que ambos lados están muy lejos de llegar a un acuerdo.
Los demócratas no quieren financiar el muro en la frontera con México que persigue Trump, mientras que los republicanos quieren que cualquier pacto que proteja a los dreamers (llevados ilegalmente a EU siendo niños) incluya una mayor seguridad fronteriza.

El viernes se reveló que el mandatario quiere que el Congreso le otorgue 18 mil millones de dólares en 10 años para la primera fase del muro que quiere construir en la frontera con México, y que condiciona a ello cualquier ley que permita a los dreamers quedarse en EU, algo que los demócratas rechazan.
La reunión se lleva a cabo bajo la sombra de la polémica causada por la publicación, el viernes, del libro Fire & Fury: Inside the Trump White House, (Fuego y Furia: al interior de la Casa Blanca de Trump), donde el periodista Michael Wolff pinta una administración caótica, y a un mandatario que no sabe qué hacer realmente en el cargo y cuya estabilidad mental es cuestionada por allegados.
En respuesta, Trump tuiteó ayer que “a lo largo de mi vida mis dos grandes valores han sido la estabilidad mental y ser algo así como realmente inteligente”.

Y prosigue: “Pasé de ser un muy exitoso hombre de negocios, a una estrella de la televisión, a presidente de Estados Unidos [en mi primer intento].

Creo que eso me calificaría no como inteligente, sino como genio... y un genio muy estable!”.
La Casa Blanca advirtió que intentaría impedir la publicación del libro, por lo que finalmente la editorial decidió adelantar al viernes la fecha de salida y se agotó rápidamente en las librerías de Washington.

Según Wolff, prácticamente todo el entorno de Trump duda de la capacidad del millonario de 71 años para gobernar.
“Todos lo han descrito de la misma manera, dicen que es como un niño, lo que quieren decir es que necesita satisfacción inmediata, todo gira en torno a él”, dijo Wolff en una entrevista a la red NBC.
“Dicen que es un imbécil, un idiota”, insistió el periodista y escritor, quien asegura haber entrevistado a casi 200 personas que se codean con el presidente de EU a diario.
Durante la conferencia de prensa en Camp David, Trump calificó el libro de “obra de ficción”.

Wolff “no me conoce de nada y jamás me ha entrevistado” en la Casa Blanca, dijo, desmintiendo al periodista, quien afirma haber hablado con el presidente unas tres horas en total en un periodo de año y medio.

“Es una desgracia que alguien pueda hacer algo así”, insistió el mandatario.
“No hubo pacto con Rusia”. El magnate aseguró, además, que no hubo ningún acuerdo entre su equipo y Rusia en la campaña electoral.

“Todo lo que he hecho es 100% correcto. La colusión ahora está muerta... todo el mundo vio que... no ha habido colusión en absoluto”, alegó.
Sin embargo, no desmintió informaciones publicadas en la prensa según las cuales ordenó a su secretario de Justicia, Jeff Sessions, seguir vinculado a las investigaciones relacionadas con Rusia.

En marzo del año pasado, Sessions decidió retirarse de las investigaciones por parcialidad. La razón eran sus propios contactos en Rusia, sobre los que mintió en un principio al Congreso.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias