REFLEXIÓN DOMINICAL

Antonio Fernández

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La sublime Fe de María

…” Su Madre dijo a los sirvientes: cualquier cosa que Él os diga, hacedla” … (Jn. 2, 5)
domingo, 14 de enero de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Jesús en sus predicaciones por Israel en su vida pública no dejo de profundizo el alma y corazón de cada persona reunida en las multitudes que lo escucharon, estás sin percibirlo vive en su interior la palabra que se adentra en su mente, y motiva a razonar sin que los que esta reunidos se enteren, porque en todos esta pasando lo mismo, escuchan y repasan los actos de su vida, la escena de cada hecho malo que no debieron y no es de dudar que muchos lo continúan haciendo, escuchar a Jesús es transportar su alma al estado vivificante, que muestra la necesidad de vida espiritual que carecen, la voz de Cristo Nuestro Señor es esperanza de vida eterna, la promesa de Dios vigoriza al débil decaído por sus pecados, vive su alma el peso de su conducta, guarda silencio cuando la conciencia sin escrúpulos le muestra sus pecados, conmueve a una profunda meditación, a repasar lo que hizo sabiendo lo que se hacía y debió detenerse en no hacerlo, comprenderá que esta ante su realidad en la que no hay razón de justificarse, su conciencia lo apartará violentamente al ver que los pecados que ha cometido son injustificables ante Dios.

Así como fue el sentir en esas muchedumbres, ha continuado en la humanidad a través de los siglos, muchos se saben responsables de los males causados, pero la soberbia maligna los sostienen en ese proceder, no se los permite ver, alguien señala el error pero el soberbio maligno empujado continúa, son muchas las formas que el demonio conduce al incrédulo, pero no siempre será así, hasta llegar el momento de ver y angustiarse de no debieron realizar lo que han hecho, aun así, la misericordia de Dios salvara en tiempo de vida, si llega ese pecador al arrepentimiento; pocas almas llevan su vida ordenada para con Cristo Nuestro Señor, cumplen la enseñanza que en su venida al mundo predico el valor de salvación que se encuentra en su doctrina, animados de corazón se empeñan por mantenerse en Él y para Él, movidos por la fe acuden al Señor en oración; … ¡Señor! Creo que por tu enseñanza perfeccionare mi alma, es mi aspiración convertida en anhelo que salve mi alma: ¡Ayúdame a que así sea!... Pero el desconcertado para justificar sus justificaciones, creyendo engañar a Dios piensa; … ¡Señor! ¿Qué necesito para cumplir la doctrina de que nos hablas? … El timorato dice: … ¡Señor tienes razón! Quiero modificar mi vida como Tú dices, pero no sé cómo hacerlo ... Este aparte de no tener fe, tiene miedo; ambos y todos sus iguales se asemejan al engañador sacerdote que pregunta a Jesús; …“Maestro, ¿qué he de hacer para lograr la herencia de la vida eterna? Respondióle: (Jesús) En la Ley, ¿Qué está escrito? ¿cómo lees?” … Pregunta engañosa, de uno que ha dedicado su vida a estudiar la Ley y conoce al dedillo, intenta engañar al Señor como lo ha seguido haciendo en todo tiempo los incrédulos, timoratos y demás alejados de Dios, este como los otros no creen lo que predican y preguntan, deambulan por la vida sin dirección espiritual, vacíos se acomodan donde les conviene, así fue en cada persona que compone las multitudes que siguen a Jesús, dijo; …“Porque muchos son llamados, más pocos escogidos”… Y así es, muchos son los que desprecian la invitación a la cena del Señor.
Continuando con Jesús; la muchedumbre y el mundo de todos los siglos escucha absorta no para creer, sino buscando que criticar de su doctrina para no aceptarla como regla de vida, negligente no ve la necesidad de la vida espiritual que Jesús pide, cerrando sus sentidos corporales para no verlo ni escucharlo, por eso, desde el tiempo de Jesús, cada generación que pasa por el mundo obra de la misma forma, haciendo realidad lo que Dios no desea, pero la necedad incrédula del ser humano la hace realidad, dijo Jesús; … “Pero el Hijo del hombre, cuando vuelva, ¿Hallará por ventura la fe sobre la tierra? “… Veamos a nuestro alrededor, muchos no reconocen en Jesús al Hijo de Dios hecho hombre, mucho menos que vino a salvarnos del pecado.

Jesús lleva a cada alma su obra de misericordia, sacude su interior a expulsar el impedimento a su palabra, si no existe voluntad para hacerla propia todo será vano.

Reza el Evangelio; …“Hablando Jesús al pueblo, levantó una mujer la voz de en medio de la turba, y le dijo: Bienaventurado el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron” …La expresión de esta mujer convencida y emocionada por la palabra de Jesús, manifiesta su fe, vio lo que los demás no percibieron, porque ella creyó en la palabra del Señor e hizo resaltar su divinidad, ¡Claro que la muchedumbre escuchó! Nadie pudo decir ¿Qué dijo? Callaron, sólo ella creyó, con su silencio mostraron su incredulidad, fue el corazón ardiente de esta mujer la que glorifica a Jesús y María su Madre.

Continúa el Evangelio; …“Jesús respondió: Bienaventurados más bien los que escuchan la palabra de Dios y la practican” …Dio a conocer, que el punto vital de María su Madre es la perfección de su alma, por la virtud de conservarse en la palabra de Dios, la nobleza de su alma y su magnánimo amor, fue en María la entrega y disposición a la voluntad de Dios, por ello, el cristiano católico, tiene en nuestra Madre Santísima el ejemplo a imitar para perfeccionar su alma, ¿Qué es difícil? ¡Lo es! Y más cuando se está alejado de Dios, el Señor viendo el esfuerzo e impulso del arrepentimiento, guía el pecador a su redil.

La fuerza de la fe de María viene de su castidad, que a la vista de Dios es la delicia del corazón divino. María une a su alma la vida virtuosa por la práctica de obras, la fidelidad fortalece su alma, razón por la que el cristiano católico afirme con gozo; … ¡María Madre del corazón hermoso! ¡Eres para toda la eternidad gozo en el Señor, por la plenitud de tu pureza, castidad y limpieza de corazón! ¡María ayúdame a ser como tu: incorruptible!... Imitándola en la sencillez de sus oraciones obro el prodigio de Madre Virgen.


En las Bodas de Caná de Galilea, el evangelio muestra la humildad que guarda el misterio de la obra de Dios y el deseo amoroso por la salvación de las almas.

Vamos a una reflexión; … ¿Cómo se sentiría nuestra persona en el centro de Nueva York, entre esa multitud de edificios gigantescos de cuarenta, cincuenta y más pisos, con solo levantar la vista nos sentiremos hormigas insignificantes en esa urbe de hierro, y que, subiendo a uno de esos edificios, y a esa altura mirar hacia abajo, confirmaríamos que las personas caminan como hormigas, de prisa y nos preguntamos; ¿A dónde ir tanta gente con rapidez? Pues esta misma situación encontraremos en este pasaje de la vida de Jesús, en Él se guardan misterios profundos, que, solo el alma en gracia, apreciará su significación, además demostrará que nuestra inteligencia es una insignificancia.

Al dar lectura a los Santos Evangelios o los libros sagrados, deseando el alimento espiritual doctrinal que robustece la enseñanza portentosa entregada por los Doctores de la Iglesia, pilares de la doctrina de la Iglesia, su profundidad en el conocimiento de la palabra de Dios, da la comprensión que aparte de sorprendernos, se aprecia la razón de componer nuestra vida para con Dios, reconociendo en ellos el medio de su misericordia.
Jesús ha pasado diez y ocho años de silencio, desde que María y José lo encontraron en el templo en medio de los doctores, ha llegado a la edad de los treinta años siendo el momento de salir al mundo a predicar la doctrina y mandamientos dispuestos por Dios su Padre, depositar la palabra de Dios en los corazones.

Se despide Jesús de su Madre, vive el dolor angustioso de verle partir, a no dudar que fue tierna y solemne, conoce su misión y muestra entereza, guarda el dolor de la separación y deposita su fe y confianza en Dios, convencida de que ha venido al mundo a redimirlo del pecado, va a cumplir lo dispuesto por Dios su Padre.

Inicia Jesús su vida pública, yendo por los caminos del mundo con paciencia y mansedumbre, la misión de Jesús no es fácil, sabe que encontrará obstáculos cada vez más graves por la inclinación y costumbre impuesta por el sanedrín.

Jesús bautizado en el río Jordán por Juan el Bautista, se retira cuarenta días guardando el ayuno y soledad en una región apartada, desolada y salvaje, vuelve triunfante, vencedor de la tentación inútil de satanás, ahora acompañado de los primeros discípulos, inicia la lucha contra los enemigos de las almas; errores, vicios y pasiones, maldades, engaños y perversidades, corrupciones, inmoralidades y falsedades, como inclinaciones de personas desvirtuadas por el pecado.

Cristo Nuestro Señor ha instituido el Sacramento del Bautismo, su presencia santificará, bendecirá y solemnizará el sacramento del Matrimonio al asistir a unas Bodas.

Dice de ello el evangelio; …“Al tercer día hubo unas Bodas en Caná de Galilea, y estaba allí la madre de Jesús. Jesús también fue invitado a esas Bodas, como así mismo sus discípulos” …Vamos a la enseñanza de los Doctores de la Iglesia, dice San Juan Crisóstomo; … “Como este Hijo de Dios, se había dignado tomar la forma de siervo, se dignó asistir a las bodas de los siervos” …Que San Agustín complementa al decir; … “No rehusó el Señor tomar parte en las instituciones corporales y terrenas, porque había descendido del cielo para corregirlas y santificarlas.

Por consiguiente, el asistir a las bodas de Caná, quiso consolidar con su presencia las bases de la más importante de las uniones humanas” …Todo es obra venida de la voluntad y deseo de Dios Creador del ser humano.

La falta de fe que priva en el mundo lo ha alejado del valor trascendental del Sacramento del matrimonio, que ha minimizado le ha convertido en una sociedad anónima, donde predominan “derechos” en los cónyugues, mas no las obligaciones, que cuando se reclama; hoy se exalta la igualdad que desvirtúa el matrimonio, son tantas las causas que se mueven en los conyugues que originan disputas, la ira y envidia despiertan la discordia, cuando ambos trabajan y uno gana más que el otro, esa ganancia sea en el hombre o en la mujer es motivo de ostentación y presunción entre ambos; ¿Y la comprensión? No se ve, ¿Y el entendimiento? Perdido en odios, ¿Y el amor prometido ante el Altar? Olvidado, la comprensión es para engañar, el entendimiento para urdir mentiras y el amor para burla y escarnio, sintiéndose engañados encuentran satisfacción en sus egos para vivir en adulterio, afirmando; para mí, primero mi deseo, mi vanidad, lo mío es mío, tengo mis derechos.

Lejos está pues el mundo de entender el valor que Jesús como Dios ha ido al Sacramento del Matrimonio, bajo de su gloria eterna a santificarlo, ¿De dónde vienen las quejas de los padres los problemas difíciles de los hijos? Hastiados estos de las divergencias de sus padres, se alejan y terminan en perversidades inmorales tan de moda.

Exclama San Máximo;… “Vedlo asistir al convite, no para fortalecerse con el vino de los otros, sino para fortalecer a los demás con su vino misterioso, Vedlo asistir a las bodas, no para recrearse en su alegre banquete, sino para darse a conocer por sus prodigios”… Sería por la cantidad de personas, pero la omnipotencia de Dios que se quiso llegar a este momento en que el vino estaba por terminarse, lo que causaría en la celebración de las bodas vergüenza en la familia, ya que se consideraba una grave falta, y dice San Bernardo;…”La Virgen Santísima fue la primera que se enteró de aquella falta imprevista, se afligió mucho por la humillación que con esto había de experimentar los dueños de la casa, y como ella es Madre de la benignidad, de la compasión y de la ternura, pareció que sufría en Sí misma toda la mortificación que ellos experimentan”…Se vuelve la amorosa Madre a su Divino Hijo;… “Y llegando a faltar vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino” …Parece que a Jesús no interesa la situación de los esposos y convidados; … “Jesús le dijo: ¿Qué (nos va en esto) ¿A Mí y a ti, mujer? Mi hora no ha venido todavía” …De las palabras de Jesús, dice San Agustín; … “¡Oh respuesta! ¿Acaso vino el Salvador a estas bodas únicamente con el objeto de enseñar a los hijos a no cuidarse de las instancias y deseos de sus madres?” … Refuerza San Bernardo; … “¡No! La propuesta de la madre no fue una falta, tampoco fue una reprensión la respuesta del Hijo.

Al mostrarse María sensible a la mortificación que experimentaban los dueños de la casa porque no tenían más vino, mostró a Jesús toda la bondad y ternura de su corazón: y al decir a su Hijo simplemente: … “No tienen vino” …Dio a entender que estaba segura de la bondad de su corazón; bondad tan grande que basta manifestarle la necesidad para obtener el auxilio” … ¿Por qué, el más Santo de los Hijos da una respuesta tan dura a la más respetable de las madres? Oigamos a San Agustín; …” Jesucristo, es un solo Hijo en quien, como lo habían anunciado los profetas, todo es nuevo y singular; el solo Hijo nacido de Madre sin Padre: de Padre sin madre había nacido el verdadero Dios antes de todos los tiempos, y de Madre sin padre había nacido Hombre en el fin de los tiempos.

Así, pues, en su respuesta a María anunció Jesucristo claramente el misterio de estos nacimientos, de estas dos naturalezas. Porque como Hijo de Dios, no tienen madre en el cielo, y por eso llama a María mujer, y no madre.

Además, el milagro que María pide, y Jesucristo pensaba hacer, no podía hacerlo según la flaqueza humana, sino por el poder de la naturaleza divina; y según esta naturaleza, María nada tenía de común con Jesucristo.

Es decir, el Señor no hablaba como Hijo del hombre, porque estaba para obrar un prodigio en cualidad de Hijo de Dios” ... En otro apartado de su obra dice; … “La madre de Dios, exigió el milagro, no sólo por compasión a los convidados, sino por amor a Jesucristo; y quiso con esta petición obligar al Hijo a acelerar la manifestación de su divinidad.

Jesucristo, pues, al añadirle; … “Aún no ha llegado mi hora” …Fue lo mismo que decirle: …Mas como Hijo del hombre, te reconozco por mi Madre, a quién debo obediencia y respeto.

Yo te complacería al momento, pero lo que me detiene es que aún no ha llegado la hora en que, como tu deseas, me manifieste al mundo” …En verdad que nos sentimos en la parte baja de los edificios gigantescos, que en este caso son los Doctores de la Iglesia, asistidos por el Espíritu Santo que nos dan a conocer la interpretación de los Santos Evangelios, que tocan las cuerdas sensibles del amor a Dios y apreciar cuan misericordioso es para con el pecador.

Continuando con el Obispo de Hipona; … “En él ha distinguido su doble filiación y naturaleza; la divina y la humana. Como Dios no la reconoce por Madre; como hombre la obedece con respeto, y se muestra de este modo verdadero Hijo del Hombre en el momento mismo en que revela su superioridad y su independencia como Hijo de Dios” ...María comprendió la respuesta de Jesús; … “Su madre dijo a los sirvientes: Cualquier cosa que Él os diga, hacedla” …Por ello, el corazón del cristiano católico, vive la sublime fe de María.
hefelira@yahoo.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores