0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Se dispara éxodo de venezolanos

"Nos sentimos como los sirios huyendo de una guerra de hambre", afirma Rubén Darío Poleo.
martes, 6 de febrero de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

COLOMBIA/REFORMA

Él es el líder de los emigrantes venezolanos que pernoctan en el Parque Santander, en el centro de Cúcuta, la principal ciudad fronteriza entre Colombia y Venezuela transformada hoy en el embudo de una tragedia.
Este soldador de 57 años solo lleva tres semanas en la localidad, pero ha vivido en su propia piel el dolor de una diáspora masiva que ya supera los 4 millones de personas.
Ésta es la misma zona que en diciembre recibió a más de 1.2 millones de venezolanos, la gran mayoría de ida y vuelta, aunque 100 mil dispuestos a iniciar la aventura de la emigración; el mismo territorio donde la semana pasada aparecieron seis cadáveres y donde se mezclan el contrabando, la prostitución y el cambio masivo de divisas.
Naciones Unidas, el Gobierno colombiano y la Cruz Roja se han aliado para levantar aquí el primer Centro de Atención Transitorio para el Migrante, con capacidad para 200 personas.
Durante su primer día, la antigua escuela municipal habilitada a toda velocidad el sábado recibió a 37 personas, de las que 27 pretendían seguir viaje dentro de Colombia y 10 tenían su destino final en el sur del continente, entre Ecuador, Perú, Chile y Argentina.
El centro representa un intento por poner orden a la fuga de los venezolanos.

De hecho, sólo recibirán cama, comida y ducha durante una noche las familias, mujeres gestantes, niños o ancianos, que lleguen con pasaporte en regla y pasaje de autobús.
Incluso serán los funcionarios de emigración quienes, en principio, filtrarán los candidatos a pernoctar.
En cuatro días, las autoridades esperan llenar las 10 habitaciones, con capacidad para 200 personas.
Una iniciativa novedosa en el subcontinente, con la cual también se espera conocer el flujo de emigrantes que seguirán camino a los países más al sur.
Las cifras oficiales del Gobierno colombiano elevan por encima de 600 mil los venezolanos establecidos en su territorio, pero las distintas asociaciones de emigrantes consideran que esa cifra estaría ya entre 800 mil y un millón.
La frontera vive con tensión los dispositivos de seguridad montados por las fuerzas del orden la semana pasada.

Cúcuta se había transformado en un gigantesco dormitorio a cielo abierto, compartido por los que han llegado dispuestos a seguir viaje, pero también por los que están decididos a ganar aquí sus primeros sueldos y con los que van y vienen para vender lo que traen y comprar con ello lo que necesitan y no tienen en su país.
Los emigrantes creen que la presencia del Presidente Juan Manuel Santos en Cúcuta, prevista para el próximo jueves, ha multiplicado las acciones policiales.
"Nos están haciendo la vida imposible", asegura a REFORMA Poleo, quien no obstante agradece la solidaridad de los colombianos.
"Nosotros no culpamos a Santos, sino al Gobierno de Venezuela, el único responsable de que mi país esté arruinado".

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias