0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Aumentan grupos de odio en EU con Trump

Foto ilustrativa. / EFE
El número de grupos de odio en Estados Unidos creció un 22 por ciento hasta alcanzar las 121 agrupaciones en 2017
domingo, 25 de febrero de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
WASHINGTON,DC / EFE


El número de grupos de odio en Estados Unidos creció un 22 por ciento hasta alcanzar las 121 agrupaciones en 2017, primer año de mandato del Presidente Donald Trump, cuya llegada al poder se convirtió en un factor decisivo para este auge, según la organización Southern Poverty Law Center.
Heidi Beirich, directora del proyecto que ha desarrollado un estudio sobre el tema, declaró este domigno que la llegada del republicano a la Casa Blanca ha sido muy importante para la revitalización del activismo radical que por décadas ha rechazado la ideología de izquierda y el conservadurismo más moderado en Estados Unidos.
"Sus declaraciones en contra de los mexicanos, los musulmanes y las mujeres, entre otros grupos, sólo hacen que añadir gasolina al fuego de estas personas, que ahora no tienen miedo de salir a la calle", afirmó Beirich.
El estudio del Southern Poverty Law Center, publicado esta semana, señala que en total, el número de grupos de odio estadounidenses, entre los cuales se incluyen los neonazis, antiinmigrantes y antihomosexuales, entre otros, pasó de 917 a 954 en el último año, lo que supone un incremento del 4 por ciento.
Por estados, California lidera dicha clasificación al registrar 75 grupos de odio, seguido por Florida y Texas, ambos con 66 organizaciones de esta índole en sus territorios.
Entre las organizaciones, los grupos antimusulmanes aumentaron su presencia por tercer año consecutivo y aparecieron por primera vez colectivos machistas, según el informe anual de la organización, la cual tiene su sede central en Montgomery, Alabama.
En concreto, dos grupos de supremacía masculina emergieron en el panorama estadounidense en los últimos meses: A Voice for Men, el cual aboga por legalizar la violación si se produce en propiedad privada; y Return of Kings, que reclama que el mes de octubre sea llamado El mes de los intentos de violación de mujeres.
El centro de estudios indicó en su evaluación que este tipo de supremacía respalda el sometimiento de la mujer y concibe erróneamente al sexo femenino como genéticamente inferior, manipulador y estúpido.
Sin embargo, también se produjo un descenso en los colectivos en activo de la organización de supremacistas blancos Ku Klux Klan, cuyos adeptos pasaron de 130 a 72, la cifra más baja en las últimas dos décadas.
Beirich consideró que dicha disminución se explica más por un tema de moda que de convicciones, al alegar que la mayoría de los jóvenes racistas que están entrando en grupos de odio rechazan la estética clásica del Ku Klux Klan.
"Los jóvenes supremacistas quieren vestir como todo el mundo; a primera vista se ven igual que cualquier otra persona en Estados Unidos, pero sus puntos de vista son desagradables", afirmó la activista.
Sobre la influencia del Presidente estadounidense en este tipo de organizaciones, Beirich recordó la ya famosa expresión de Donald Trump con las que supuestamente se refirió en enero a naciones como El Salvador, Haití y varios países africanos.
"Eso es música para los oídos de los supremacistas blancos y neonazis", añadió Beirich.
El Mandatario también fue duramente criticado el pasado mes de agosto por su tibia reacción tras los trágicos incidentes en Charlottesville (Virginia), en los que una mujer murió al ser embestida durante una manifestación antirracista por un automóvil conducido por un supremacista blanco.
A pesar de que posteriormente se retractó de sus palabras, el republicano responsabilizó de la violencia en esa protesta tanto a grupos neonazis y supremacistas como a los manifestantes de izquierda que les hicieron frente.
"Hubo un grupo de un lado que fue malo y hubo un grupo del otro lado que también fue muy violento", afirmó entonces el Presidente.
En las últimas dos décadas, el número total de grupos de odio en Estados Unidos se ha más que duplicado, desde los 457 que existían en 1999 hasta los 954, según datos de Southern Poverty Law Center, organización que aboga por los derechos civiles de las minorías.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias