0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
¿Los perros pueden expresar sus emociones con el rostro?

El profesor Dodman asegura que además tienen sentido del humor y pueden reírse con una especie de chiflido.
martes, 27 de febrero de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

(Agencia Informativa Conacyt) Durante siglos el hombre ha utilizado a los animales para distintos fines, como deidades, transporte, alimento o compañía.

Sin embargo, hasta hace poco tiempo, había habido una subestimación de su capacidad emocional.

Investigadores de la Escuela Veterinaria Cummings, de la Escuela de Medicina de la Universidad Tufts, encabezados por el profesor emérito Nicholas Dodman, sostienen que actualmente los científicos han comprendido con claridad que los mamíferos tienen capacidad de experimentar emociones primarias como tristeza, miedo, ira y felicidad; incluso son capaces de experimentar emociones secundarias más complejas como celos o vergüenza y tienen capacidad de comunicarlas.

Refiriéndose específicamente a los perros, el profesor Dodman asegura que además tienen sentido del humor y pueden reírse con una especie de chiflido.

En cuanto a la sonrisa de los canes, el especialista afirma que es posible notar que en los labios de los animales se aprecia algo denominado sonrisa sumisa, la cual se percibe cuando los labios de éstos se pliegan horizontalmente, indicando que es una señal de que el perro no constituye una amenaza y, al igual que la sonrisa humana, es capaz de desarmar a un posible agresor.

Por otro lado, con los gatos es más difícil identificar una sonrisa porque por naturaleza su boca es curva, aunque emocionalmente son sensibles y afectuosos, aparte de domesticables.

Asimismo Marc Bekoff, profesor emérito de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Colorado y autor de El Manifiesto Animal: Seis razones para incrementar nuestra huella de la compasión (título original: The Animal Manifesto: Six Reasons for Increasing our Compassion Footprint), señala que investigaciones científicas confirman lo que los amantes de los animales intuyen y observan.

El especialista indica que tiene sentido biológico y evolutivo que los animales experimenten una amplia gama de emociones y sean capaces de demostrarlas, tal como ocurre con los humanos, pero aclara que las emociones como humanos no pueden ser exactamente análogas a las de los animales y tampoco son iguales las maneras en la que los humanos manifiestan sus emociones.

De acuerdo con Bekoff, la creciente aceptación de los animales como seres sensibles, basada en investigaciones científicas, necesita motivar legislaciones que provean mayor protección a los animales empleados en los laboratorios o en la industria del entretenimiento como los circos.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion