0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Aun muerto, el conflicto de Moreno Ivanova no termina con Laparade

Mario Ivanova, foto (Twitter)
En veinte años, el hijo de Cantinflas, Mario Moreno Ivanova, sostuvo un pleito legal con el sobrino del comediante por los derechos varias películas
miércoles, 16 de mayo de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
CIUDAD DE MÉXICO, 16 de Mayo, (EL UNIVERSAL).- En veinte años, el hijo de Cantinflas, Mario Moreno Ivanova, sostuvo un pleito legal con el sobrino del comediante por los derechos varias películas.

En 2014 la corte determinó que los derechos eran de Eduardo Moreno Laparade.
En agosto pasado Laparade declaró que estaba a la espera de saber quién era el heredero oficial de los derechos del nombre de Mario Moreno Cantinflas y con ello, exigir el pago de sus gastos durante el litigio por las regalías de las películas del comediante.
La heredera universal fue Tita Marbez, como explicó su abogada Carmen Olvera previo a la misa este martes.
“Hay una gran confusión, el nombre de Cantinflas no lo pueden pelear porque finalmente es la sucesión de su abuelo, el único y universal heredero era Mario Arturo Moreno Ivanova y al morir deja como única y universal heredera a Aurora Marbez Baños y hoy por hoy este testamento es el válido”.
Respecto a la actitud de Eduardo Laparade, compartió:
“Lamentablemente el señor nada le han enseñado los años, él sigue con una terrible confusión en su vida, quiere todo lo que le pertenece supuestamente por su derecho de sangre, pero no respeta la voluntad ni siquiera del que se supone es su derecho de su sangre.

Su tío, Don Mario Moreno Reyes "Cantinflas", también tuvo un hijo al cual él despreció profundamente diciendo que era un hijo bastardo e hijo adoptivo.
"Hizo que la gente tuviera un profundo desprecio por él por el hecho de ser adoptivo.

Yo creo que un hijo adoptivo es más mérito que un hijo propio, porque los hijos propios muchas veces son bendiciones que la naturaleza te da sin que los quieras y un hijo adoptivo es una conciencia de que quieres tener un hijo aunque no sea tuyo y lo amas profundamente.

Eduardo siempre le tuvo un profundo resentimiento, odio y desprecio, y además siempre violó la voluntad de su tío. Todo mundo sabe que el amor de la vida de Cantinflas fue su hijo, entonces sobre esa voluntad todo mundo nos hemos dado cuenta del odio que existe de Eduardo Laparade hacia Mario Moreno Ivanova”.
La abogada compartió que el golpe era para Mario, no para Tita, la “única y universal heredera de Mario y eso tampoco lo perdona el señor, como no perdona que Mario haya sido el único y universal heredero de Cantinflas. No perdona nada”.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion