0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Dictan 5 años de cárcel a cuñado del Rey Felipe

Urdangarin recibirá hoy la orden de prisión. Foto: EFE
El Tribunal Supremo español (TS) condenó ayer a Iñaki Urdangarin, cuñado del Rey Felipe VI, a 5 años y 10 meses de cárcel en un caso de corrupción
miércoles, 13 de junio de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia / EFE
Madrid, España (13 junio 2018).- El Tribunal Supremo español (TS) condenó ayer a Iñaki Urdangarin, cuñado del Rey Felipe VI, a 5 años y 10 meses de cárcel en un caso de corrupción y, de confirmarse su ingreso en prisión, sería la primera vez que ocurre en España con un familiar del monarca.

El TS revisó las condenas dictadas en primera instancia por un tribunal de Palma (Baleares) contra los acusados del llamado "caso Nóos" por el desvío de varios millones de euros de dinero público a una fundación sin fines de lucro de ese nombre presidida por Urdangarin.

La Audiencia de Palma citó para hoy a Urdangarin y a otros condenados para entregarles la orden de prisión, que tendrá un plazo de varios días para hacerse efectiva.

Como establece la normativa penitenciaria española, el esposo de la Infanta Cristina de Borbón podrá acudir con esa orden a cualquier cárcel de España, donde tendrá que ser acogido obligatoriamente, de modo que le permite elegir prisión.

La condena al cuñado de Felipe VI es por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias.

El fallo subraya que "la situación de privilegio que (Urdangarin) disfrutaba como consecuencia de su matrimonio con una hija de quien entonces era Jefe del Estado (Juan Carlos I), consiguió mover la voluntad" de entidades públicas para obtener contratos y, por tanto, cometió tráfico de influencias.

La Infanta Cristina podría quedarse a vivir en Ginebra, donde trabaja para una fundación de Agá Khan (gran amigo del Rey Juan Carlos) y donde estudian sus hijos menores.

Pero también se cree que podría instalarse en Portugal, donde hay otra sede de su actual empleo y estar así más cerca de España.

Esta opción sería más factible si Urdangarin ingresa en una cárcel de Extremadura.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion