Vida  /  Cocina
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Lo mejor de la temporada

Imagen Siguiente

Relacionado

Este mes de julio es temporada de frutas súper deliciosas como el mango y la manzana, por esa razón te compartimos estas sencillas recetas para que deleites a tu familia.
miércoles, 11 de julio de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Nieve casera de mango

Ingredientes:

  • 1 kilogramo de mango

  • ½ litro de agua

  • 150 gramos de azúcar (¾ taza)

  • 1 limón

  • Hielo

  • Hojas de menta


Elaboración:
Pelar los mangos y trocearlos. Cuando tengas la pulpa triturarla toda en la licuadora hasta obtener un puré.
Existen muchos tipos de mango, la mejor variedad para hacer este postre refrescante es la que se conoce como manga, que es más grande, muy carnosa y tiene la piel colorada.
Ve añadiendo agua fría en el vaso de la licuadora, recuerda usar agua fría y añadir la cantidad necesaria para obtener un jugo menos espeso, pero no muy líquido.

Pasa el jugo de mango por un colador para eliminar todos los restos de fibras.
A continuación, vuelve a colocar el jugo de mango en la licuadora y añade el zumo de limón junto con el azúcar.

Mezcla bien hasta que puedes comprobar que se ha disuelto todo el azúcar. Prueba el resultado y añade más limón o azúcar si lo consideras necesario.
Para darle la consistencia de granizado a nuestro postre de mango, incorpora hielo picado y tritura todo junto.

Coloca la mezcla en un recipiente plástico y lleva al congelador durante 45 minutos.
Pasado este tiempo, retira del congelador y vuelve a triturar antes de servir.
Divide el granizado de mango casero en vasos individuales, decora con unas hojas de menta o hierbabuena, un toque de leche condensada y ¡a disfrutar!
Este postre es perfecto para las épocas de calor ya que es muy refrescante.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pay de manzana


Ingredientes:
Para la masa:

  • 2 ½ tazas de harina de trigo

  • 2 cucharadas de azúcar blanca

  • 1/4 de cucharadita de sal

  • 1/2 taza de mantequilla fría en pedazos

  • 8 cucharaditas de agua helada

Para el relleno:

  • 1/3-2/3 tazas de azúcar blanca

  • 1/4 de taza de harina de trigo

  • 1/2 cucharadita de nuez moscada

  • 1/2 cucharadita de canela en polvo

  • 1 pizca de sal

  • 8 manzanas

  • 2 cucharadas de margarina

Preparación:
Primero hacemos la masa. Une la harina, azúcar y sal y mezcla bien. Añade luego la mantequilla bien fría y ve cortando con un cuchillo dentro de la harina para que vaya uniéndose.

Agrega el agua y mezcla más. Si quieres puedes hacerlo en un procesador de alimentos para que tengas menos trabajo.
Cuando esté unida ponla en una superficie con harina, une sin amasar de más para que no se derrita la mantequilla y corta por la mitad.

Estira cada mitad en forma redonda con un espesor de 1 centímetro, envuelve en plástico y lleva a la nevera media hora.
Mientras tanto hacemos el relleno y calentamos el horno a 210°C.

Pela, quita las semillas y pica en rodajas todas las manzanas; procura que todas las piezas sean del mismo tamaño para que la cocción sea pareja.

Mezcla el azúcar, la harina, la nuez moscada, la canela y la sal. Pon las manzanas junto a esta mezcla.
Ahora, prepara un envase con uno de los discos de masa y pon en su lugar para cubrir bien hasta el borde.

Añade el relleno. Pon la margarina en trozos. Pon el otro disco sobre el relleno tapando hasta los extremos. Corta agujeros en la superficie para que salga el calor.

Puedes pintar con un poco de huevo batido y leche para dar color pero si quieres lo puedes meter así. Si no quieres que se queme demasiado, pon papel aluminio encima y quítalo 15-20 minutos antes de sacar del horno.
Mete al horno por al menos 40 o 50 minutos o hasta que la masa esté dorada y el relleno empiece a burbujear. ¡Sirve caliente con helado!

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion