REFLEXIÓN DOMINICAL

Antonio Fernández

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La caridad amorosa de Jesús

…” Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu fuerza y con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo” … (Lc. 10, 17)
domingo, 12 de agosto de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
La caridad de Cristo Nuestro Señor es el impulso divino de su infinita misericordia, lo mostro a su pueblo y a la humanidad de todos los siglos en palabra, obra y pensamiento, pero la soberbia siendo maligna en el pueblo que vino a salvar del pecado, lo rechazo, se burló de sus enseñanzas, lo acuso mintiendo de Él, aseguro estar en secreto contubernio con el demonio, perseguido injustamente es llevado por ellos a muerte Cruz, como era propio en esos tiempos para los criminales, esto mismo hicieron con los profetas escogidos por Dios para revelar la voluntad divina a los hombres, de los que dice San Agustín;… “Profeta es quien anuncia la palabra de Dios” …Todos los enviados por Dios anunciaron el mensaje de salvación, los antepasados de Israel les dieron muerte.

No miremos la obra del Señor como quien mira en la televisión una novela, una película o asiste a una obra de teatro, tampoco la escuche como hace con la música, veamos con fe viva, conocer del Señor su obra de salvación en las Sagradas Escrituras, meditando si somos o no merecedores de su misericordia, no deberíamos pasar por alto está virtud de la caridad amorosa de Jesús, ofrecida cada segundo del día y de la noche generosamente, a pesar de nuestra maldad, vileza y perversidad, que bien sabemos no somos merecedores de la salvación eterna que nos ha prometido.

El pragmatismo hoy en boga, es esa amoral preferencia que con sutileza se ha hecho costumbre al poner en primer lugar las cosas de valor material, sobre los valores del alma, cuya tendencia es ponerlos en último término o desaparecer del valor espiritual lo que es, el medio para la salvación eterna; razón y causa por la que hemos venido al mundo: está corriente es una falsa forma de ver los valores del alma, poniendo en peligro el destino de cada ser humano, y en duda la verdad que viene de Dios, del cual afirma, no se ve ni se palpa, por lo que deducen ser una falsedad, mentira y una fabula festinando como error la palabra de Dios, dejando en vacilación su eficacia para la vida de salvación, por ello, en el mundo, la verdad es considerada mentira, y la mentira exaltada como verdad, actitud que al final tendrá un mal resultado, porque la conveniencia e interés de las personas, basta escuchar y ver cómo están suceden los acontecimientos para que no les digan; de donde entendemos, cuando hay una catástrofe en el mundo, todos van a la televisión, no ha compadecerse de los que sufren, sino que el virus de la morbosidad mueve, el morboso quieren estar enterado, quiere estar viendo el hecho, la imagen le es presentada una y otra vez, para embotar la mente y la obsesión morbosa, quedando conformes de la manipulación que han hecho en ellos, la satisfacción de su morbosidad dice: vi, nadie me lo conto, hacen lo que dice el dicho, distrayendo la realidad que desvirtúa la dignidad humana; …A dónde va Vicente, a donde va la gente …Sí observamos, todos vieron, pero nadie pidió misericordia por los que murieron y los que sufren las consecuencias de la naturaleza, se compadece de momento, porque no se quiere ver que la razón principal está en los errores que vive el mundo.


El mundo camina a su desintegración no material, ya que siendo la tierra la materia en que habitamos, es obra de Dios, y Dios no destruye sus obras, el ser humano sí desintegra las suyas, la referencia es a la desintegración y corrupción espiritual, moral, familiar y dignidad del hijo creado por Dios, estos ordenes desquebrajados a voluntad del ser humano, trae por consecuencia la decadencia de los valores nacionales, cívicos, profesionales, económicos, y mas porque la maldad es la inclinación natural de hacer el mal convertido en habito de vida, va obtener los bienes materiales que ha ambicionado, la habilidad en ello se muestra cuando el asesino, el ladrón, el asesino, el engañador que estafa con dolo, el violador, extorsionador y el secuestrador, los que hacen drogadictos a jóvenes y viejos, hoy cometen delitos graves, al día siguiente están libres para realizar nuevos delitos, todo lo anterior sucede en una humanidad en decadencia moral que se ha dejado llevar al paganismo, no para adorar ídolos de barro o de animales, la referencia es para aquellos infelices que siguen a Satanás, para los que rinden culto al dinero, al poder, al mando, a la conducta vanidosa, ególatra y narcisista, al avaro y su avidez por la riqueza, de estos se acuño la frase; …dinero llama a dinero … O sea, “pecado llama a pecado” no se puede negar su verdad, como pecadores en esas nos hemos visto, porque el acto malo, llama al acto malo, y el bueno llama al acto bueno de Amar Dios.

Aquí es donde la incredulidad pone en duda la caridad amorosa de Jesús, por ello sería de gran fruto comprender la misericordia de Dios, que San Agustín ilustra; …” Cuando se goza en el mundo, no se goza en el Señor “…Volteando a nuestro alrededor, vemos el gozo que vive el mundo, mas no el gozo en el Señor, este ha ido desapareciendo, queda poco, anuncia el Obispó de Hipona; …” Y cuando se goza en el Señor, no se goza en el mundo “…Existe en el cristiano católico la conformidad en Dios, así todo lo que realiza es un acto de servicio, una obra de su amor su entrega limpia y generosa, que hace surgir del interior del alma la fe, ese fuego abrazador que apasiona, reza el Eclesiástico; …” Venid a mí los que me deseáis y hartaos de mis frutos “… ¿Cómo explicarlo? Vamos al momento en que el Espíritu Santo deposita en los benditos brazos de María en la cueva de Belén, al Hijo de Dios hecho hombre; al recibirlo, María lo acerca maternalmente a su corazón y en el acto se funden en un solo corazón, el de Jesús a María y el de María a Jesús, así en adelante y para siempre, el gozo de Jesús es en María, el dolor en Jesús es en María, todo lo que vive el corazón de Jesús lo vive el corazón de su Santísima Madre, si en Jesús es gozo, lo es también en María, por ello, afirmamos lo que escuchamos del Eclesiástico; …” Venid a mí los que me deseáis y hartaos de mis frutos “…Es deseo de Jesús y María que el cristiano católico venga a ellos, porque ir a uno es ir a ambos, la misericordia de Jesús es de María, la bondad de Jesús, es la de María; ¿Qué vemos en ello? La caridad amorosa de Jesús, por eso San Pablo conforta y anima las almas pecadoras a disponer todo su ser y obrar; …” No os inquietéis por cosa alguna, sino que en todas vuestras peticiones se den a conocer a Dios mediante la oración y la súplica, acompañadas de la acción de gracias “…San Francisco de Sales, refuerza la palabra del Apóstol, e invita, a que, en los momentos de turbación y preocupación, angustia y pesimismo, el Señor gobierne los actos y pensamientos ante las problemáticas que se ha caído; …” Cuando quieras liberarte de algún mal o alcanzar un bien, ante todas las cosas tranquiliza tu espíritu y sosiega el entendimiento y la voluntad …” ¿Como hacerlo? El apóstol recomienda la oración, evitando la que se hace sin sentido, la que se reza por rezarla, que se repite con prisa, es una oración sin valor a la vista de Dios, “esa oración” se pierde como la espuma de las olas cuando aparece la resaca, el valor de la oración es la profunda concentración en Dios, es poner el corazón en la divinidad de su Hijo Jesús, disponiendo los sentidos elevar el alma con la oración el acto que viene del corazón para adorar a Dios, convertida en alabanza que surge del corazón a Dios mostrando al Señor se le ama por sobre todas las cosas, y por el amor que afirmamos profesarle, aún sin haber recibido el bien solicitado, adelantar las gracias no esperando con ello que lo pedido está hecho, sino dar gracias por haber sido escuchada nuestra suplicas, dice San Agustín; …”El Apóstol nos manda alegrarnos, pero en el Señor, no en el mundo “… Cristo Nuestro Señor, Apóstoles, Santos Doctores de la Iglesia, Santos Padres de la Iglesia, e infinidad de Sacerdotes cada domingo en el mundo, se refieren en esencia a este punto que con veracidad santa lo refiere el Apóstol Santiago; …”Adúlteros, ¿no sabéis que la amistad con el mundo es enemistad contra Dios? “…Llama adulterio, la unión del alma con Dios es como un matrimonio y el esposo que ama es celoso, por el espíritu de Dios que vive en nosotros, tendrá celo cuando se desobedece su Mandamiento, este doble amor, es el celo de Dios que ama al cristiano católico, y celo de Dios cuando se cae en pecado, Cristo Nuestro Señor ha dejado el mayor ejemplo.


Cristo Nuestro Señor muestra un momento de su gozo la realidad que sus discípulos tienen ante sí. No lo hizo el Señor en la gente que le rodeaba, porque era nula su fe en Él, los dejo ir y a solas con sus discípulos revela su divinidad; …” Y volviéndose hacia sus discípulos en particular, dijo: ¡Felices los ojos que ven lo que vosotros veis! “… ¿Quién dice lo contrario? Los discípulos y la posteridad de los tiempos habremos de ver la verdad que revelo, pues en los discípulos sus conocimientos religiosos eran pocos, la fe en su Maestro superaba en mucho a la del pueblo, y Dios concede la gracia, de que al verlo no vieran al hombre, sino vieran a Dios, por ello dijo; …” Os aseguro: muchos profetas y reyes desearon ver lo que vosotros veis, y no lo vieron, oír lo que vosotros oís, y no lo oyeron “…
La omnipotencia de Jesucristo Nuestro Señor nos conduce a la parábola del buen Samaritano.

Reunido el Señor sea en el templo, la plaza o el campo, espera paciente, reza el evangelio; …” Se levantó entonces un doctor de la ley, y para enredarlo le dijo: Maestro, ¿Qué he de hacer para lograr la herencia de la vida eterna? “…Tengamos presente, el Señor era perseguido por los escribas, fariseos y sacerdotes del sanedrín, buscando una palabra, una actitud, un detalle para acusarlo de engañador, jamás pudieron contradecir a Dios hecho hombre.

A la postura de rebeldía y presunción del doctor de la ley, la humildad del divino Maestro obra; …” Respondióle: En la Ley, ¿Qué esta escrito? ¿Cómo lees? “… Es posible que esté doctor sintió el peso de las preguntas que no contradijo, sino que apurada su mente busca la respuesta; …” Y él replico diciendo: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu fuerza y con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo “… Los ahí reunidos escucharon claramente la respuesta, muy posible hasta el corazón de este hombre se agito emocionado, queda en él como una efusión pasajera, sus palabras fue una invocación a Dios, que su fe no le permito ver lo que los discípulos ven, al no haber contradicción en su respuesta, el Señor en justicia revela al doctor; …” Dijole (Jesús) Has respondido justamente.

Haz esto y vivirás “…Ahí podía haber dejado todo el doctor, pero vino la soberbia maligna, no conforme su euforia que al instante se enfría, mostrará a los suyos su inconformidad con lo dicho por el Señor y no quedar en evidencia; …” Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo? “… Entre los judíos, consideran prójimo solo sus parientes cercanos, los demás era gente que en nada les interesaba sus necesidades.

Entramos al lugar donde el Señor quería llegar, la Parábola del Buen Samaritano, para enseñarnos, que así como Él es misericordioso, lo seamos nosotros con nuestro hermano; …” Jesús respondió diciendo: Un hombre, bajando de Jerusalén a Jericó, vino a dar entre salteadores, los cuales, los cuales después de haberlo despojado y cubierto de heridas, se fueron, dejándolo medio muerto “… Conocemos está situación, que si en esa época era común, ahora es costumbre sucedan estos actos.

El judío asaltado, golpeado sin piedad, le arrebatan sus pertenencias, si quiso defenderse, le salió caro, lo han dejado en el sol con heridas punzantes que por el calor pueden infectarse y agudizar su situación, continua la parábola; … “ Casualmente, un sacerdote iba bajando por este camino; lo vio y pasó de largo “… ¡Es uno de los suyos! Así obra el único que puede entrar al Sancta Sanctorum, que quizá al ver el herido, creyó estaba muerto, ya que evitaban tocar un cadáver; …” Un levita llegó asimismo delante de este sitio, lo vio y paso de largo “…Así actuó el hombre consagrado y formado para el servicio a Dios, lo vio con despreció al verlo tirado en la arena del desierto, su egocentrismo pudo más que ser caritativo.

Este hombre despreciado por los de su propio pueblo, abandonado a su suerte, cuando pasa un samaritano, por cierto, despreciados estos por los judíos, iba de viaje y al ver las condiciones en que se encontraba este hombre, que al momento conoció no era de los suyos, fue en él su misericordia por el dolido despojado y golpeado sin piedad, reza el evangelio; .... “Pero un samaritano, que iba de viaje; llegó a donde estaba, lo vio y se compadeció de él “…Vino al hombre la ayuda providencial, que muchas y tantas veces por nuestros errores y mala conducta somos presa de la angustia, nos sentimos solos, todo es adverso, hasta de quien debiéramos tener su apoyo, te lo niega, buscas y te golpean con la puerta en la cara, otros hasta se deleitan verte en esas condiciones, con saña te humillan, pero hay un samaritano, Cristo Nuestro Señor, que está a tu lado esperando acudas a Él a mostrar y dar su misericordia, la fe que ayuda al alma y corazón a vivir la luz de un nuevo día, quiso el Señor la viéramos representado en el samaritano.

La maldad del sanedrín, a consecuencia de esta parábola sus murmuraciones calificaban a Cristo Nuestro Señor “samaritano” recordemos, en ellos era ofender al prójimo.


Nadie está lejos de Dios, el incrédulo podría afirmarlo, pues hasta este tiene cerca al Señor, para bien nuestro, Jesucristo Nuestro Señor no solo es el médico del alma, es el custodio del género humano, veamos al enfermo en este judío herido por los salteadores, y a Jesús en el samaritano;…” y acercándose, vendo sus heridas, echando en ellas aceite y vino; luego poniéndolo sobre su propia cabalgadura, lo condujo a una posada y cuidó de él “ … Cristo Nuestro Señor es el ejemplo, para obrar a semejanza de Él.

Hace unos días al bajar del camión que quedo lejos del bordo de la banqueta, tropecé y caí de frente, delante de mi iba un joven que se apresuro a levantarme y atento me reviso, sus palabras buscaban mi tranquilidad, mucho lo agradecí y pedí a Dios por él, a su lado iba una muchachita de mas o menos diecinueve años, al ver que caí, parecía levita, miro de reojo y siguió, ya de pie, le llame y le dije,: …¡Señorita siga tranquila, no me paso nada! … Si tuvo escrúpulos o le dio vergüenza con la otra persona al ser caritativa, la cosa es que siguió rápida su camino…Esta es la caridad que encontramos en el mundo, en el joven al samaritano y en la jovencita al levita.

¿Qué hacer? Pedir a Dios por que este mundo comprenda la caridad amorosa de Jesús, y todos amemos a Dios y al prójimo como Dios manda.
hefelira@yahoo.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores

Otras Noticias