Vida  /  Sexualidad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La realidad detrás de las relaciones abiertas

Las relaciones abiertas podrían ser las más difíciles. Y mientras que no funcionan para muchos, ¿no te da un poco de curiosidad intentarlo?
sábado, 9 de febrero de 2019
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL UNIVERSAL) Las relaciones abiertas podrían ser las más difíciles. Y mientras que no funcionan para muchos, ¿no te da un poco de curiosidad intentarlo? Tal vez sea una excelente alternativa para muchas, pero al igual que en una relación formal, hay que seguir las reglas del juego.
• Pon las cartas sobre la mesa: Primero lo primero: tienes que hablarlo con tu pareja.

Sé lo más sensible y prudente que puedas a la hora de traer el tema, pero también debes explicar exactamente qué es lo que quieres y porqué te dan ganas de intentarlo.
• Reglas: Desafortunadamente el riesgo de una infidelidad es muy alta dentro de una relación normal, por eso en una relación abierta hay que tener reglas para que nadie salga herido.

Y aunque no sean una pareja normal, no quiere decir que tu galán pueda tener el sexo con quien quiera sin decirte nada al respecto.
• La comunicación es clave: Si estás pensando en cambiar el estado de su relación a abierta, tienen que decírselo todo.

Esta es la única forma en que las cosas funcionarán.
• Mucha confianza: La verdad es que tú y tu pareja (o parejaS) necesitan tener mucha confianza… y en todos los sentidos.

Esta confianza además va de la mano con la comunicación y honestidad, la base de cualquier tipo de relación.
• Mejora la intimidad: A veces, en una relación, uno de ustedes tendrá un mayor apetito sexual que el otro, y si estás en una relación abierta, el otro tendrá la oportunidad de saciar ese apetito, pero dándote los mejores momentos a ti.
• Es un riesgo: Ambos tendrán relaciones sexuales con diferentes personas, así que el riesgo de contraer una ETS es mayor… sin importar que ambos hayan prometido utilizar protección siempre.
• Se necesitan límites: Te sugerimos guardarte un par de detalles durante tus escapadas, especialmente en el principio de la relación abierta.

Sí, sabemos que la honestidad y la comunicación es importante, pero también lo será la prudencia.
• Habla: Si algo no está funcionando para ti, díselo.

No importa si tú fuiste la de la idea o la que empezó con todo esto, si no estás contenta con lo que estás haciendo, te mereces hacer algo al respecto.
• Asegúrate de hacerlo por las razones correctas: Si quieres hacer este drástico cambio, es importante que lo hagas porque quieres, no porque solamente te da un poco de curiosidad.
• Dolerá: Especialmente en el principio… Este tipo de relaciones no son para cualquiera y duelen mucho en las primeras escapadas.

Y como lo hemos mencionado anteriormente, tener una relación abierta no es nada fácil.
• Celos y estrés: Al principio te sentirás celosa, sin mencionar que a la larga podría estresarte y hasta ayudarte a guardarle rencor a tu pareja.

Pero no es tú culpa, ni la suya, es algo que ambos aceptaron, así que deberías hacer un gran esfuerzo por controlar tus sentimientos.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion