0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Muere Lagerfeld, el káiser de la moda

El diseñador alemán Karl Lagerfeld murió a los 85 años. Foto: Especial
El icónico diseñador de Chanel Karl Lagerfeld, cuyas famosas creaciones dominaron el mundo de la alta costura en los últimos 50 años, murió hoy. Tenía alrededor de 85 años.
martes, 19 de febrero de 2019
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencias
París, Francia (19 febrero 2019).- El icónico diseñador de Chanel Karl Lagerfeld, cuyas famosas creaciones dominaron el mundo de la alta costura en los últimos 50 años, murió hoy.

Tenía alrededor de 85 años.
Tal era el enigma que rodeaba al diseñador nacido en Alemania que incluso su edad estuvo plagada de misterio durante décadas, con reportes de que tenía dos actas de nacimiento, una fechada en 1933 y la otra en 1938.

Chanel informó que Lagerfeld murió la mañana de hoy.

Lagerfeld fue una de las figuras más prolíficas del mundo de la moda y ocupó importantes puestos como diseñador para la marca de lujo Fendi, propiedad de LVMH, desde 1977, y en la poderosa casa de modas parisina de propiedad familiar Chanel desde 1983.

Los diseños de Lagerfeld tenían una rápida influencia sobre las ventas minoristas, lo que le proporcionó un impacto casi sin precedentes en la industria de la moda.

Con su muerte la moda pierde a uno de sus grandes creadores de estilo pero, sobre todo, a un perfecto ícono de la hoguera de las vanidades.

De efigie erguida, distintiva cola de caballo blanca, altos y almidonados cuellos, y enigmáticas gafas oscuras, este alemán afincado en París cinceló durante décadas su imagen, hasta convertirse en un símbolo universal de la elegancia.

Su perfil, casi siembre en blanco y negro, llegó hasta a las latas de Coca Cola.

Hospitalizado ayer de urgencia, falleció dejando el recuerdo de un hombre brillante que creció con la inquebrantable ambición de "ser diferente a todos los demás".

"Sólo la inteligencia dura.

La juventud y la belleza son temporales", decía el creador que definía la moda como "efímera, peligrosa e injusta".

El año que marcó su vida fue 1983.

Chanel, antaño buque insignia de la moda francesa cuya fundadora, la difunta Coco Chanel, no había sabido anticipar el éxito de los pantalones vaqueros y las minifaldas, llamó a sus puertas para que hiciera renacer la marca.

Lagerfeld aceptó el reto y en menos de una década la resucitó, apoyándose en modelos como Inès de La Fressange, Cindy Crawford, Carla Bruni, Naomi Campbell o Claudia Schiffer.

Además de director artístico, durante más de tres décadas se ocupó de la fotografía de Chanel, otra exitosa disciplina para un creador que también incursionó en el diseño de objetos, el dibujo o la interpretación, y que en 1984 creó su propia enseña: Karl Lagerfeld.

Para mantener inmaculada su piel se atiborraba de cremas y cada domingo se sometía a una pedicura.

Nunca bebió, fumó o consumió drogas y las únicas adicciones que se le conocían eran el trabajo y el refresco (Coca Cola Light y Pepsi Max).

En perfecto estado físico, Lagerfeld inició ya en el siglo 21 una nueva adolescencia creativa y firmó audaces colaboraciones con marcas como H&M, Coca Cola, Volkswagen o Sephora.

Dirigía las colecciones de tres marcas con un ritmo de doce colecciones anuales, insoportable para la gran mayoría de diseñadores como él mismo reconoció en la revista "Paris Match" el pasado julio.

"No veo muy bien quién podría hacerlo en mi lugar, aunque a muchos les gustaría", dijo.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias