Vida  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
¿Por qué se quitan las amígdalas?

Las amígdalas son un tejido que sirve como defensa contra bacterias y agentes infecciosos que llegan a la vía bucal. Pero al inflamarse y ocasionar problemas
jueves, 14 de marzo de 2019
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(Agencia Reforma) Las amígdalas son un tejido que sirve como defensa contra bacterias y agentes infecciosos que llegan a la vía bucal. Pero al inflamarse y ocasionar problemas en la salud deben ser extraídas.
"Hay dos rubros que se deben considerar para extraer las anginas, por la parte infecciosa que es cuando el niño se enferma más de seis veces en un año y la obstrucción cuando ronca, presenta problemas para respirar o apnea del sueño", comenta Luis Eduardo Treviño Pérez, otorrinolaringólogo pediatra del Hospital Zambrano Hellion.
"Es una enfermedad que no es grave, pero tiende a quitar mucha calidad de vida a los niños.

Es una cirugía que cuando se indica y se realiza de manera correcta y óptima el niño cambia su calidad de vida de manera impresionante".
Las amígdalas se encuentran detrás de la garganta, al fondo del paladar y aunque su principal función es producir anticuerpos (inmunoglobulinas) eso no impide que las infecciones bucales provoquen inflamación, enrojecimiento y dolor.
"La infección recurrente también puede provocar problemas en la fonación y en los dientes, impidiendo que salgan de manera adecuada", explica el experto.
Cuando todos estos factores infecciosos se hacen presentes o las amígdalas son de gran tamaño y obstruyen la respiración debe recurrirse a una cirugía.
Treviño Pérez explica que para la cirugía antes se debe hacer un ayuno de ocho horas, se utiliza anestesia general y su duración es de 40 minutos a una hora y media.
"Para la cirugía se requiere el apoyo de un anestesiólogo que tenga práctica pediátrica y no se hace ninguna incisión, el tiempo de cirugía en promedio es de 40 minutos pero en lo que se induce la anestesia, se opera y se despierta el paciente puede tardar hasta una hora y media.
"Todo es a través de la cavidad oral, las amígdalas se sacan por la boca, se hacen pequeños cortes para sacarlas y después se cauteriza", dice el especialista.
Después de la cirugía se recomienda que el paciente esté internado por 24 horas, para observación y manejo de dolor y que tome líquidos fríos.
"El periodo de malestar es aproximadamente de dos a tres días y puede presentar molestias al tragar, por lo que es importante el frío, se necesita para desinflamar", menciona.
Además de alimentos suaves y líquidos fríos, se recomienda el reposo por dos semanas en casa después de la cirugía.
El especialista asegura que la edad para retirar las amígdalas está entre el año hasta los 8 años de edad, pero en promedio se realiza más en niños de 4 años.
De acuerdo con Treviño Pérez una manera de prevenir las infecciones en las amígdalas es al consultar a un especialista en otorrinolaringología y no dejando que las infecciones avancen sin un tratamiento constante.
"La contaminación está siendo un factor muy importante para que las infecciones respiratorias sean más frecuentes y más duraderas, hay que tener más precauciones", afirma el especialista.
¿Qué pasa cuando se extraen las amígdalas?
Uno de los temores es que al extraerlas se tengan menos defensas contra infecciones, pero la realidad es que el tejido linfático reemplaza la función de las amígdalas y no causa ningún daño.
¿Por Qué?
Cuando hay infecciones recurrentes el otorrinolaringólogo pediatra puede indicar la extracción de las amígdalas para que no afecten la calidad de vida del niño.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion