0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Sacude 'Rambo' a Cannes

Paz Vega y Sylvester Stallone presentaron el filme este viernes. Foto: EFE
En vaqueros, camiseta y camisa de cuadros abierta, Sylvester Stallone llegó este viernes a Cannes para presentar el último filme de una de las sagas que han marcado su trayectoria, "Rambo"
viernes, 24 de mayo de 2019
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
EFE

Cannes, Francia (24 mayo 2019).- En vaqueros, camiseta y camisa de cuadros abierta, Sylvester Stallone llegó este viernes a Cannes para presentar el último filme de una de las sagas que han marcado su trayectoria, "Rambo", en cuya quinta entrega, Rambo V: Last Blood, participa la actriz española Paz Vega.

"Aún está lidiando con la culpa de no haber podido rescatar a todo el mundo en Vietnam. Síndrome de estrés postraumático", explicó el actor.

En el nuevo filme, que se estrenará en septiembre, se enfrentará a los cárteles mexicanos de la droga, después de que la hija de unos amigos fue secuestrada.

En esta producción, no mostrará al héroe musculoso de las anteriores cintas, pero no es algo que le quite el sueño, al contrario, abraza su condición.

"Me han operado unas 30 veces. Soy literalmente biónico. Es parte de la vida, hay que aceptarlo", contó.

La lucha ha sido eje central en la filmografía de la estrella, prueba ello son Rocky (1977) y Creed (2016), ésta última por la que estuvo nominado al Óscar.

"Sabía que mi tipo de físico me iba a limitar. A los estudiantes se les enseña a ser versátiles, y como teoría está bien, pero en la práctica no sucede así.

Pensé: 'céntrate en algo'. Me gusta la mitología, el hombre contra sí mismo y el sistema. Intento no salir mucho de mi registro, porque hay gente que hace otras cosas mejor", destacó.

Con esa máxima ha construido una carrera desigual, resultado también del funcionamiento del negocio en los ochenta y los noventa.

En esa época, aseguró, se puso el piloto automático como actor.

"Las películas se reservaban a veces con dos años de antelación y, antes de que te dieras cuenta, tenías ocho años de basura.

La estrella era el jefe, pero hoy se mira el conjunto", apuntó.

Stallone, de 72 años, no escondió que ha aprendido de sus errores.

"Puedes tener 100 ideas malas por cada una buena, pero todo lo que necesitas es una buena idea. El fracaso te hace más listo y el éxito a veces te vuelve más estúpido".

Su propia familia se encarga de echarle en cara los títulos fallidos.

"Mis hijas me preguntan: ¿Por qué hiciste esa mierda? Y yo les digo: '¿Cómo crees que pagué la escuela?'", contó en el penúltimo día del certamen cinematográfico, que este sábado desvelará su palmarés.

Stallone tenía ganado este viernes al público del Festival antes incluso de empezar a hablar, y en una clase magistral convenció a los pocos escépticos con buen humor y los secretos de una carrera cuyo primer éxito, Rocky, dice que estaba condenada al fracaso.

"Tuve que aprender boxeo, todo el mundo en la película trabajó prácticamente gratis. Se rodó en 25 días, por menos de un millón de dólares.

Giraba en torno a un hombre solitario al que una mujer le hace renacer. No estaba concebida para hacer dinero", señaló el actor.

Cómodo en esa hora y media de conversación, demostró, además, que sabe reírse de sí mismo, al afirmar que el accidente que tuvo al nacer le provocó problemas para hablar.

Sus primeros directores no entendían qué decía, pero supo que era grave, bromeó, cuando el austriaco Arnold Schwarzenegger le preguntó qué acento tenía.

El actor dejó claro que no piensa retirarse pronto.

"Se me ocurren cuatro ideas de películas al día. El drama humano es inagotable", indicó el también director, quien quiere que Cobra se convierta en serie de televisión.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion