0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Arma La Leyenda súper reventón

La Leyenda y Moderatto compartieron escena interpretando "Sentimettal". Foto: Carlos Arenas
Para La Leyenda ya se hizo una buena costumbre celebrar con sus paisanos regios un aniversario más de vida en los escenarios, y además invitar a varios cuates famosos para armar un súper reventón musical en el Auditorio Citibanamex.
domingo, 22 de septiembre de 2019
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Lorena Corpus
Monterrey, México (22 septiembre 2019).- Para La Leyenda ya se hizo una buena costumbre celebrar con sus paisanos regios un aniversario más de vida en los escenarios, y además invitar a varios cuates famosos para armar un súper reventón musical en el Auditorio Citibanamex.

Por eso, la noche del sábado echaron la casa por la ventana para ofrecer la tercera edición del espectáculo Vive La Leyenda que reunió a 7 mil espectadores, pero también a Moderatto, Bobby Pulido, Federico Caballero "La Guayabita" y el standupero Mike Salazar, que le puso el toque humorístico al concierto.

Fue a las 22:16 horas cuando un personaje con apariencia de anciano salió en lo alto del escenario el cual lucía a dos niveles e iluminado con 11 pantallas, para contar la historia del grupo que empezó sus primeras tocadas en la cochera de una casa el 21 de septiembre de 1995.

Luego se dio la bienvenida al público a denominada "fiesta norteña más grande de México" y se presentó a José Luis Ayala, Eduardo Hernández, Israel Gutiérrez, Manolo Robles y finamente a Eliseo Robles Jr., los festejados de la noche.

Ya juntos, frente a sus fans, los integrantes de La Leyenda empezaron esta celebración que sorprendió por el despliegue de producción y el arte que fue proyectado en las pantallas.

De los primeros temas que se escucharon en esta velada fueron "Cuando te Conocí" y "No Quiero Verte Feliz".

"Gracias por venir a nuestra fiesta, a la fiesta de la Leyenda. Hoy es el mero día, 24 años se dicen fácil... Y aquí seguimos con ustedes y gracias a ustedes también", dijo Eliseo, el vocalista.

La efusividad del público fue en aumento coreando canciones como "Pedacito de Sol" y "A Caso Piensas".

La primera sorpresa musical del festejo llegó con Moderatto que se adueñó del escenario pasadas las 23:00 horas para cantar "Sentimettal".

"¡Necesitamos ruido!", gritó un efusivo Jay de la Cueva para cimbrar después el recinto con su rock y la efusividad de la audiencia, pues todos se pusieron de pie para cantar y bailar.

El reventón se puso más que bueno con la llegada de la banda que junto a La Leyenda tocaron por casi 20 minutos.

"Gracias por invitarnos, es un honor estar aquí con los malditos pecadores, Moderatto se escribe con la M de Monterrey", dijo el cantante.

"La música es un puente para unirnos, no importa el género que sea", agregó Jay.

En "Ya lo Veía Venir" el músico invitó a un fan a tocar la guitarra en el escenario y entre el público salió un valiente que se aventó a tocar con los rockeros y los norteños.

"¿Adrián, te gusta mi guitarra?, te la regalo", dijo el cantante al regio quien después de tocar se fue feliz con su obsequio en mano.

Y pasada la medianoche La Leyenda sorprendió a los trasnochados nada menos que con Bobby Pulido, quien se presentó cantando "Se Murió de Amor", ante el grito de audiencia.

Su ritmo texano también elevó la euforia de la audiencia.

"Estaba haciendo memoria, la última vez que pisé este escenario fue hace 21 años, cuando grabé mi disco en vivo", comento Bobby, a quien las regias le pidieron una vueltecita para verlo mejor en sus pantalones ajustados y él las complació con gusto.

Después, las miles de gargantas se unieron para corear su más grande éxito, "Desvelado", y no lo dejaron ir sin que aventara una más, "Ojalá te Animes".

Entre cada invitado, el grupo festejado presentó sus éxitos, pero también interpretó rolas que se han quedado en el corazón del público norteño como "Aguanta Corazón", "Mi Casa Nueva" y "Mi Tesoro".

Casi al final de las cinco horas de show, Federico Caballero se unió a ellos para seguir con la fiesta al ritmo de "El Pipiripau", que provocó que, a diferencia de otros conciertos, las parejas se pusieron a bailar hasta en los pasillos del recinto.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion