Vida  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La importancia del ejercicio

¿Has visto a chavos delgados, pero con la piel flácida?...
viernes, 18 de octubre de 2019
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia/Reforma

¿Has visto a chavos delgados, pero con la piel flácida?...

Santiago Meléndez, nutriólogo deportivo y antropometrista, afirma que entre la población joven se observa con sorpresa que hay quienes tienen la misma cantidad de grasa que de masa corporal.

"Es esa persona que le decimos el 'delgadito aguadito'. Eso es una persona que tiene el envejecimiento desde hoy. ¿Se imaginan cuánta masa muscular va a perder en 30 años?, ¿dónde va a quedar?", cuestiona el experto.

"Entonces, la situación con él es prevenir aumentando la masa muscular y para eso se necesita hacer ejercicios de fuerza".

Aunque se piensa que el enemigo es la báscula, lo que hay que tomar en cuenta es de qué está compuesto el peso, y la meta es lograr un balance energético.

Lo esencial es atender un plan personalizado para de ahí comenzar a perder peso y/o crear masa muscular.

"La báscula pasa a ser un tema secundario. No es tan importante cuánto peso, sino mi peso de qué está compuesto: tengo tanta masa muscular, cuánto tengo de grasa, cuánto tengo de agua, cuántos son todos mis compartimentos que componen mi cuerpo, y eso se le llama la composición corporal.

"Hay que quitar el chip de que el peso es lo más importante, porque cada cuerpo es diferente", dice Meléndez.

También alerta a no guiarse por información poco confiable que se difunde en redes sociales acerca de que cierto suplemento o alimento causa daño, y preferir fuentes confiables con evidencia científica.

Indica que la nutrición para estética es muy diferente a la nutrición para salud y la nutrición para rendimiento.

"Hay una pirámide que define las reglas para lograr esto; el balance energético es la meta. Si yo necesito 2 mil calorías para mantenerme en mi peso y quiero bajar mi porcentaje de grasa, necesito automáticamente disminuir mis calorías", señala.

"Si yo consumo las mismas calorías que necesito, ahí me voy a quedar. Si consumo más calorías de las que necesito, voy a aumentar de peso, y si consumo menos calorías de las que necesito, voy a bajar de peso.

Si esa pérdida de peso es saludable o no depende del plan de entrenamiento".

Agrega que un abordaje que no se ha analizado o no ha sido bien explicado es que padecer diabetes tipo 2 es una declaración directa de sedentarismo, y que con una simple caminata de media hora diaria y un cambio de dieta habría una disminución en la incidencia de esta enfermedad, así como en la del infarto agudo y la dislipidemia; es decir, esa placa de grasa que se forma en las arterias y que desencadena complicaciones en el sistema circulatorio.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion