0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Influencers de altura

Mariana Andrade, Santiago Pérez Grovas, Dani Kreling y Crystal Meza son algunos de los influencers de Konecta Workshops. Foto: especial
Ser influencer va más allá de ser popular: también implica convertirse en un experto en contenido, proponer, anticipar y saber venderse como una persona que genera impacto para la marca que lo contrata.
lunes, 21 de octubre de 2019
Por: Juan Carlos García
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
"Lo que un influencer debe tomar en cuenta es que esta profesión se ha vuelto muy competida, y que en otros países, como Estados Unidos o Reino Unido, se paga mucho mejor porque ya está más avanzado".
Alberto González, director y fundador
Influencers

Mariana Andrade
Insta 620K


TW 343K


YT 5.8K


FB 70K

Santiago Pérez Grovas
Insta 1.5M


TW 136K


FB 778K

Dani Kreling
Insta 505K


TW 4.7 M


YT 752 K


FB 1.1 M

Crystal Meza
Insta 804K


TW 10.4K


YT 157K


FB 28K

Agencia / Reforma
Cd. de México (21 octubre 2019).- Ser influencer va más allá de ser popular: también implica convertirse en un experto en contenido, proponer, anticipar y saber venderse como una persona que genera impacto para la marca que lo contrata.

Así lo explica Alberto González, director y fundador de Konecta Workshops, una agencia especializada en influencers que colabora con Mark Tacher, Adela Micha, Ingrid Coronado y Alondra de la Parra.

"Tenemos que entender que el ser influencer es una profesión, y esto implica un contenido profesional y la responsabilidad de ofrecer servicios profesionales.

"Hay influencers que son profesionales y otros que no, artistas que lo hacen como un negocio aparte.

Nosotros como agencia de influencers somos intermediarios en marca y contenido", indica González.

Las marcas, que son las que sostienen a medios tradicionales como la radio, la televisión e impresos, han dirigido su mirada a las redes sociales porque su alcance es más transparente y dinámico.

Tampoco es tan cara y su respuesta es más inmediata.

Por eso los influencers son socorridos.

"En los ratings televisivos lo ves, son difíciles de medir y no sabes a qué gente le llega, por eso cada vez se ve menos televisión.

En redes sabes en qué momento impacta, cuántos años se tiene y a qué genero gusta.

"Las marcas, que son las que dan su inversión, saben a quiénes le llegan.

Esto nunca había existido y cada vez se profesionaliza más", señala González en entrevista.

Por esto, asegura, es que existen agencias que manejan a los famosos en las redes: para guiarlos sobre su crecimiento, administración de recursos y sobre todo, orientarlos para mostrar contenido atractivo.

"Las redes sociales llegaron para quedarse y es lo que tiene en crisis a los medios tradicionales.

Los millennials no ven medios tradicionales porque ellos buscan contenido a la hora que quieren y pueden.

"Nosotros somos los encargados de canalizar al influencer a la mejor estrategia y con la mejor dinámica para que resulte en un impacto".

Y aunque existe la creencia de que entre mayor número de seguidores, más redituable es el comercial con el influencer, no siempre funciona así, y por eso deben estar alertas sus mánagers.

"Puedes tener un millón de seguidores con un público poco reactivo, que no participa, y puedes tener 20 mil, pero con uno que es muy involucrado.

Esto le interesa a la marca".

Konecta Workshops cuenta con una veintena de jóvenes influencers, entre los que destacan la bailarina Mariana Andrade, el fotógrafo Santiago Pérez Grovas, la blogger Dani Kreling y la modelo Crystal Meza.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias