0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Supera realidad a la ficción

"Huachicolero", filme de Edgar Nito, ha sido premiado. Foto: archivo
Fraudes multimillonarios, atentados terroristas, explosiones de gasoductos y poblados aterrorizados por el narcotráfico son sucesos que parecen sacados de películas, cuando es el caso contrario.
lunes, 4 de noviembre de 2019
Por: Mauricio Ángel
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia / Reforma
Cd. de México (04 noviembre 2019).- Fraudes multimillonarios, atentados terroristas, explosiones de gasoductos y poblados aterrorizados por el narcotráfico son sucesos que parecen sacados de películas, cuando es el caso contrario.

Este año han destacado producciones inspiradas en la realidad, sea de forma muy apegada a hechos ocurridos o como punto de partida para contar ficciones, pues los creadores que buscan historias tienen material de sobra en las primeras planas.

Ello ha llegado al grado que Netflix enfrenta una demanda del bufete panameño Mossack Fonseca porque fueron retratados en el filme La Lavandería, recién estrenado el 18 de octubre, que sigue al escándalo financiero de Los Papeles de Panamá.

A inicios de año llegó a pantallas La Mula, la historia de un veterano de la Segunda Guerra Mundial convertido en transportista de drogas del Cártel de Sinaloa.

Clint Eastwood, su director, se enteró de la historia por las páginas de The New York Times.

El atentado terrorista de 2008 en el Taj Mahal Hotel también llegó a pantallas en Hotel Mumbai: El Atentado, que reflejó cómo las personas dentro se refugiaron o enfrentaron a los atacantes para sobrevivir.

Incluso en los festivales como Cannes, el interés por rescatar la historia se ha premiado, como ocurrió con Nuestras Madres, acreedora a la Cámara de Oro a ópera prima que cuenta la dictadura militar en Guatemala y los desaparecidos que dejó.

En el panorama nacional, los cambios por la guerra contra el narcotráfico del sexenio de Felipe Calderón y los narcobloqueos en carreteras de 2010 fueron escenario para el filme Ya No Estoy Aquí de Fernando Frías, ganador de la más reciente edición del Festival Internacional de Cine de Morelia.

"La película está situada en el periodo calderonista por los efectos que tuvo la guerra contra las drogas, que, en mi opinión, fue una pésima estrategia", explicó el cineasta durante el festival.

"Yo veía al movimiento con las patillas disolverse porque hubo un cambio de cartel, se pusieron más feas las cosas en Monterrey", agregó.

Los creadores han quedado sorprendidos por los hechos recientes, como pasó con Edgar Nito y su película Huachicolero, pues la explosión del ducto en Tlahuelilpan, Hidalgo, arrojó imágenes más fuertes que lo que él había hecho en su filme premiado en Sitges.

"Escribimos muchas cosas en la ficción que se nos ocurren, pero hoy todo ha sobrepasado nuestra imaginación", comentó Nito en entrevista tras la explosión.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion