Ribereña  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
El IMSS informa sobre medidas simples para evitar enfermedades

El IMSS promueve la importancia del lavado de manos ya que evita infinidad de enfermedades.
Mediante trípticos informa sobre la importancia del lavado de manos
lunes, 2 de diciembre de 2019
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
CD. MIGUEL ALEMAN, Tam
El Instituto Mexicano del Seguro Social mediante trípticos informa sobre la manera más eficaz para evitar enfermedades gastrointestinales, respiratorias, dermatológicas y oftalmológicas como es el lavado de manos en forma correcta.
Los padecimientos más comunes por la falta de lavado de manos, son: diarrea, vómito y fiebre, que de complicarse pueden derivar en hepatitis tipo B, salmonelosis o gastroenteritis, además de infecciones respiratorias que a su vez, en mayor grado, pueden convertirse en neumonía, bronconeumonía o sinusitis.
Lavarse las manos correctamente es la medida preventiva más eficaz para evitar enfermedades gastrointestinales, respiratorias, dermatológicas y oftalmológicas mencionan los médicos del IMSS.
Explican que el aseo de manos es una labor sencilla y rápida que, sólo una mínima parte de la población lo hace de forma correcta, “de allí la importancia de enseñar desde la infancia que lavarse las manos correctamente evita la propagación de gérmenes y enfermedades”, agregan.
No basta con lavarse las manos tres veces al día, pues si se limita la higiene en esta forma, se aumenta el riesgo de sufrir alguna infección.

“Hay que asearse cuantas veces sea necesario, porque los gérmenes y bacterias se encuentran al aire libre”.
El grupo más vulnerable a padecer infecciones por manos contaminadas es el de los menores de edad, ya que en este grupo es donde mayormente se presentan enfermedades estomacales y de piel por causa de falta de higiene.
Una técnica correcta de lavado de manos, se hace generalmente cuando se mojan las manos con una cantidad suficiente de agua, se toma el jabón en pasta o líquido y se asean con movimientos giratorios con la palma de la mano, en los dorsos, entre los dedos, las puntas y los pulgares, para finalizar con un secado con toalla o papel limpios.

Esta técnica no es sustituida por el uso de gel antibacterial.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion