0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Guarda Bolivia silencio sobre 35 muertos

El silencio del Gobierno interino sobre los responsables de las más de 30 víctimas mortales por la crisis en Bolivia preocupa a la sociedad y a organizaciones de derechos humanos ante la falta de informes
sábado, 7 de diciembre de 2019
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
EFE
La Paz, Bolivia (06 diciembre 2019).- El silencio del Gobierno interino sobre los responsables de las más de 30 víctimas mortales por la crisis en Bolivia preocupa a la sociedad y a organizaciones de derechos humanos ante la falta de informes sobre el avance de las investigaciones.

Bolivia recupera poco a poco su normalidad en el ámbito político, pero ahora el reclamo desde dentro y fuera del país se concentra en las víctimas de la violencia desde las fallidas elecciones del 20 de octubre.

La Defensoría del Pueblo ha sido la única institución que ha difundido públicamente un listado de víctimas, con al menos 35 muertos y 832 heridos.

La Fiscalía General del Estado hasta ahora sólo ha difundido un informe preliminar sobre calibres de los proyectiles, que en su mayoría no son armamento reglamentario de policías ni de militares, o no está probado que los disparan ellos.

El pasado 22 de noviembre el Instituto de Investigaciones Forenses informó que se encontraron proyectiles de varios calibres en cuerpos de fallecidos y heridos en los operativos militares y policiales.

El Gobierno interino sostiene que no hubo muertes de civiles por disparos de fuerzas de seguridad y las atribuye a grupos subversivos, que en su opinión intentan dar una imagen de abusos por parte del Ejecutivo interino de Jeanine Áñez.

Ni el Gobierno ni la Fiscalía respondieron a consultas sobre este tema.

Por parte de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, su abogada Lizzeth Limache declaró que era urgente que el Gobierno interino comience a dar informes.

Ante el pedido de varias de las víctimas, de sectores de la sociedad como sindicalistas e indígenas, y con el aval del Gobierno interino, llegó hace un par de semanas a Bolivia una misión del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

La misión reveló este pasado jueves en un informe preliminar que desde el estallido de las protestas se registraron hechos de violencia que podrían constituir graves violaciones a los derechos humanos, como los de Sacaba y El Alto.

El organismo de la ONU reiteró el llamado a que se investigue la violencia de manera rápida, transparente e imparcial.

En días recientes, José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, expresó su preocupación por las medidas adoptadas por las autoridades bolivianas.

Parecen priorizar la represión brutal de opositores y críticos y otorgan a las fuerzas armadas un cheque en blanco para cometer abusos", señaló.

Vivanco hacía referencia al decreto, derogado el 28 de noviembre, que otorgaba inmunidad penal a militares y policías en su actuar, siempre que fuera en defensa propia y con proporcionalidad.

Hace 25 días, Evo Morales dejó la Presidencia y hace 23 ejerce funciones el Gobierno interino, mientras los bolivianos piden paz, unidad y saber la verdad de los hechos.

El fraude fue de la OEA.- Evo


El ex Presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que el informe de la auditoría de la Organización de los Estados Americanos (OEA) a los comicios del 20 de octubre no mostraba un fraude sino irregularidades.

"El único fraude fue el de la OEA, complice del golpe de Estado, para instaurar un Gobierno de facto", denunció Morales en su cuenta de Twitter.

"La ley prevé que si hay irregularidades, debe repetirse la votación en esas mesas.

Nos robaron nuestra victoria en primera vuelta".

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias