REFLEXIÓN DOMINICAL

Antonio Fernández

+1
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
El Santísimo nombre de Jesús

…"Se le impuso el nombre de Jesús como lo había llamado el Ángel antes de ser concebido en el seno materno"…(Lc 2, 21)
domingo, 5 de enero de 2020
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
San Pedro a quien el Señor reveló la responsabilidad conductiva de la Iglesia naciente por Él creada le dijo: …"Y Yo, te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella"…Esto es, en la Iglesia creada por Cristo Nuestro Señor las fuerzas del infierno tendrán en ella triunfos aparentes más luego serán vencidas, ¿cuándo será esto? El cristiano católico sabe que no será hoy o mañana la obra vencedora del Señor, la profecía de Jesucristo Nuestro Señor se cumplirá en el momento que Él así lo defina.

Designado San Pedro por el Hijo de Dios hecho hombre a ser el primer fundamento de la Iglesia naciente es poseedor por la palabra divina de Cristo Nuestro Señor del primado firme, sólido e inalterable autoridad de la sede Apostólica le da la potestad para exponer en los Hechos de los Apóstoles su afirmación como Vicario de Cristo la clara, real y firme enseñanza impartida a los siglos y todos los tiempos: …"Y acaecerá que todo el que invocare el nombre del Señor (Jesús) será salvo"… San Pedro dio a conocer a los judíos atribulados y arrepentidos de su tiempo convencidos del pecado de haber crucificado a Cristo Nuestro Señor expresaron su sentir dirigiéndose a él y los Apóstoles: …"Varones, ¿qué es lo que hemos de hacer? Respondió Pedro; Arrepentíos y bautizaos cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para remisión (perdón) de vuestros pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo"… Sencillo ofrecimiento difícil de llevarlo a su realización esos judíos y los pecadores de los siglos rechazan el beneficio de pronunciar devotamente la invocación del Santísimo nombre de Jesús, pero referirse a dicho nombre como palabra suelta cualquiera la repite sin tener convicción de lo que está diciendo, el que apoyado por la fe lo pronuncia la oración pide alejar los males que asedian el alma.


San Pablo confirma la enseñanza de San Pedro y adoctrina a los siglos sobre el Santo nombre de Jesús que es vida y salvación, realeza y majestad: …"Por eso Dios lo sobreensalzó y le dio el nombre que es sobre todo nombre, para que toda rodilla en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra se doble en el nombre de Jesús, y toda lengua confirme que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre"…El Apóstol de los gentiles no habló por sí mismo o de sí mismo, habló inspirado por el Espíritu Santo dando a conocer el mandato de Dios expuso el sublime amor del Padre, creer en Jesucristo Nuestro Señor es ampararse en el bien por excelencia para salvación de las almas en su misericordioso amor; San Pablo imparte el conocimiento que viene del Padre al Hijo y entrega a las almas el nombre que ha dado a su Hijo Amado objeto de sus complacencias la condición sagrada de su divinidad, el Apóstol desmenuza a comprender la razón del nombre del Hijo de Dios: Jesús significa sabiduría eterna, misericordia infinita, bondad sin límite y amor por las almas sin término y sin final en esta vida reza su santísimo nombre San Pablo: …"Jesús significa Dios y Salvador.

Es el nombre más bello y más Santo"... El cristiano católico colocará en él la fe y confianza en Jesucristo Nuestro Señor al pronunciar el dulce y Santísimo nombre de Jesús descansarán en el alma bienes, gracias y dones, reinará la armonía cimentada por las condiciones espirituales y se vencerán las acechanzas del demonio inspirado en el conocimiento que entrega el Apóstol el sublime bien de su infinita misericordia; …"Si no tengo amor (a Dios) nada soy" …Atrayendo de los Hechos de los Apóstoles las revelaciones que Dios Nuestro Señor para enseñanza de las almas y los siglos entrega, el incrédulo niega creer en la divinidad del Hijo de Dios y su Santísimo nombre; …"Los llamaron, (Pedro y Juan) pues, y les intimaron que de ninguna manera hablasen ni enseñasen en el nombre de Jesús"…Así amenazó el sinedrio el esfuerzo y el valor de los Apóstoles sabiendo que eran hombres sin letras e incultos causo admiración su conocimiento en la ciencia de Dios, hasta que cayendo en cuenta habían estado al lado de Jesucristo Nuestro Señor.

¿De dónde viene que el Hijo de Dios tenga el Santísimo nombre de Jesús? Siglos antes de la venida de Nuestro Señor, Isaías profeta anunció a su pueblo y a los siglos la venida del Redentor y su nombre; …"Por tanto, el mismo Señor os dará la señal: Sabed que una Virgen concebirá y parirá un hijo, y su nombre será Emmanuel, o Dios con nosotros"…Para evitar conjeturas o dudas, Emmanuel y Jesús es el mismo nombre.

El Ángel Gabriel mensajero del Señor anuncia a María la encarnación del Verbo; …"He aquí que vas a concebir en tu seno y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús" … Es la voluntad de Dios que María recibe y acepta; vamos a José, esposo de María, antes de vivir como esposos había concebido del Espíritu Santo, al regreso de visitar a su prima Isabel José observa cambios en el cuerpo de su esposa, como era justo no quería delatarla, prefiere abandonarla despidiéndola en secreto, expone el evangelista que el ángel del Señor se aparece en sueños a José y le hace saber: …”Dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados" …Así vino el nombre de Jesús al mundo en Jesucristo Nuestro Señor.

El origen, causa y razón del Santísimo nombre de Jesús, San Agustín instruye sobre el excelso y eminente santísimo nombre de Jesús resumido en pocas palabras; …"Rebasa los cielos"…El nombre de Jesús así como impera en el universo y en cada alma que ha venido, esta y vendrá al mundo será el esplendor de su nombre Santísimo, porque Jesús siendo la pureza de la luz eterna, es para las almas el poder de salvación que viene al pecador angustiado suplica en su nombre encontrar aliento y consuelo; el nombre de Jesús es Majestad sublime que manifiesta del Rey de la gloria su magnificencia de absolver y perdonar al pecador arrepentido; el dulce nombre de Jesús es sol de justicia, su amor es faro de esperanza para las almas pobres de espíritu, los afligidos, los mansos de corazón, los que tienen hambre y sed de justicia, los de corazón puro, los misericordiosos, los inocentes perseguidos por causa del Señor, todos empeñan su salvación en el dulce nombre de Jesús hijo de la Virgen María, madre del corazón hermoso.


El orden de Dios Nuestro Señor muestran de sus obras la perfección única, siendo lamentable que el mundo de hoy se aferre a vivir en vida pecaminosa, adherirse a la incredulidad que se propaga como la humedad por lo que evita al ser humano no darse la oportunidad de adentrarse en la obra de Dios para su salvación.

Pocos son los que se adhieren a su obra redentora, pocos los que creen y cumplen sus mandamientos y su doctrina, pocos los que hacen de la enseñanza en los Santos Evangelios sean norma y habito de vida, la inmensidad humana no corresponde al bien que dentro de él se encuentra pero si cierra oídos, ojos y los sentidos a no escuchar, no ver y sí distraerse con las cosas del mundo, inconcebible la persistencia que la persona se provoca en vivir mal y creer sentirse feliz, pongamos por caso que así fuera ¿pasará por la mente que eso llamado felicidad humana es pasajera?, terminada la sesión pecadora vuelve a la mente y la conciencia fija la presencia de María, más la soberbia borra el error en que vive y sutilmente dispone a que se enrede en las cosas mundanas, la indiferencia hace perder la perseverancia final ganada que para recuperarla habrá de volver empezar volviendo la vista y el corazón al de Jesucristo Nuestro Señor arrepentido y contrito; …¡Jesús mío, perdóname! … La falta de fe en Jesucristo niega el fruto que deposita en el corazón, la falta de fe hace que la dureza sea difícil pero no imposible de vencerla, la falta de fe no ayuda a valorar que el maligno padre de la soberbia no permita al pecador ser atraído a la vida de salvación, la falta de fe es la causa por la que el pecador no cree en la eficacia del Santísimo nombre de Jesús, solo rogando en silencio a María podrá ayudar al pecador que carece de la capacidad para ver en él la carencia de fe en su corazón, la realidad es que no podrá razonar para superar la infelicidad que vive en los conflictos familiares, personales, solo acudiendo a Jesucristo Nuestro Señor derramará su magnificencia en esa alma, su omnipotencia obrara cuando arrepentido pronuncie su nombre suplicando la palabra perdón y vivirá en su interior el mal expulsado del alma.

El profeta David persuade a las almas; …"Dios y Señor nuestro, ¡Cuán admirable es tu nombre en toda la tierra!"…La realeza de Jesucristo Nuestro Señor está presente en el Sacerdote al absolver al pecador de sus pecados; …"Como Mí Padre me envío, así Yo os envío.

Y he dicho esto sopló sobre ellos y les digo: Recibid el Espíritu Santo, a quienes perdonaréis los pecados les quedan perdonados; y a quienes se los retuviereis quedan retenidos"…
San Juan Crisóstomo escribe; …"Dios no envió su Hijo al mundo para juzgar al mundo: Hay dos venidas de Cristo: la primera, para perdonar los pecados; la segunda, para juzgar al mundo.

De no haber hecho esto, todos se hubieran condenado, pues todos pecaron y todos necesitan de la gloria de Dios. De donde resulta claro que no debió diferirse hasta el fin del mundo la venida de la misericordia"... Define la Voz de Oro que Jesucristo Nuestro Señor vino a dar los medios para que la humanidad se esfuerce en encontrar y tomar el camino de su salvación, y sea su misericordia el perdón de los pecados, esta es la tabla que está en el borde del precipicio de dar un paso adelante es segura caída al abismo de las tinieblas y el castigo por el pecado que a voluntad y gusto cada persona obra, pero Dios conoce la miseria humana y se desprende de su Amado Hijo a venir al mundo con la misión ineludible de que el mundo aprendiendo de su palabra modifique la vida pecadora en vida de salvación, por lo que San Bernardino predicador enseña del nombre de Jesús; …"El fundamento de la fe es el nombre de Jesús, mediante el cual somos constituidos hijos de Dios" …El nombre de Jesús es el Santo nombre anhelado por los patriarcas y profetas que anunciaban la venida del Redentor desde siglos esperaban la promesa en su corazón, en las generaciones que han venido, están y vendrán a este mundo de prueba esperan su segunda venida.

San Lucas en su Evangelio expone el cumpliendo al mandato divino de su Santo nombre; …"Llegado el día octavo, en que debía circuncidarse el Niño, se le puso el nombre de Jesús, nombre que le dio el ángel antes de ser concebido" …De donde creemos, el nombre de Jesús guarda y revela la razón de su nombre cuyo significado es: …”Dios salva"…San Pablo confirma: …”Jesús significa: Dios y Salvador.

Es el nombre más bello y más Santo"…La majestad de su nombre cala en el corazón del incrédulo que debiera razonar y dejarse de esas ideas reconociendo la enseñanza que ilustra San Bernardo de Claraval; …"Se le llama con este nombre, no se le impone y de su misma esencia tiene el ser Salvador"…Ahondando en ella ayudaría al incrédulo, al pecador y al cristiano católico ablandar el corazón endurecido dándose un momento a razonar sobre la base; … ¡Estoy equivocado! …Siendo honrado consigo mismo reconocer en Jesús, Hijo de María al libertador de las almas del pecado, libertador de la ley abominable y repulsiva del pecado, el liberador del yugo de satanás lo obtuvo para bien de las almas derramar su preciosísima sangre, Jesús es el libertador que entrega en todo instante las llaves de la libertad del pecado que la humanidad no las deja de lado sin ahondar en que Jesús es la fuerza liberadora y la gloria definitiva.


¿Cómo corresponder a los bienes que Jesucristo Nuestro Señor concede? Dar gracias de corazón y corresponder a su amor con amor, con obras y no palabras, imitar su vida de santidad, humildad cumpliendo su doctrina y mandamiento invocando el Santísimo nombre de Jesús al advertir el peligro de perder la libertad, de su divina misericordia viene a las almas, ahora bien ¿Cómo obtener el hábito a la dulce devoción del santísimo nombre de Jesús? Todo propósito es bueno recordemos nuestra debilidad humana inclinada hacer las cosas fáciles difíciles dejar los buenos propósitos.

Todo acto de la vida diaria es animar los labios a pronunciar el manjar del nombre que deleita el alma no el paladar, deleita el corazón a ser noble, despierta la fe como dice San Bernardo; …"Armonía para el oído"…
La humanidad camina entre pensamientos confusos causa de su mala conducta, problemas en familia, trabajo e inseguridad, perversión y depravación de costumbres, adulterio y drogadicción, crímenes y abortos, corrupción e inmoralidades, engaños y mentiras tanto es la costumbre que se ha hecho de esta conducta una forma de vida tanta maldad, así marcha la humanidad ahogándose en un mar tempestuoso donde cada vez le es más difícil por no querer encontrar el madero de Cristo Nuestro Señor para asirse a él y salvarse de los males causados por su ignominia, indolencia y tolerancia al pecado, se resiste buscar la fuerza espiritual que le auxiliará en superar la crisis a la que esta esposado.

¿Dónde está la razón de su incredulidad? En la pérdida de la fe en Cristo Nuestro Señor negarse a pensar como será su vida después de morir, pero eso sí se alarma del que muere y entiende que jamás volverá a la vida terrena, no cree que la vida que hoy lleva al pasar a la otra su alma estará perdida para siempre, ¿Por qué no comprender y entender este destino al que se ve cómo ficción? Cuando se explica que existe un Dios que nos ama y al morir ayudará a salvar a pesar de la vida voluptuosa y de perdición que se llevó, en su incredulidad dice: ¡Fabuloso! Me arrepiento de mentiritas y sigo como estoy, la realidad es otra cosa sino hay verdadero y sincero arrepentimiento y se continua aferrado a la vida mundana no se va a reaccionar en el bien que hoy puede obtenerse, la vida que se lleva presiona a no creer lo que Dios Nuestro Señor quiere de las almas vivan eternamente y no se pierdan; Dios es misericordia y comprensión en vida del pecador pero a la muerte va encontrar un Dios todo justicia; Dios Nuestro Señor es el Padre amoroso y bondadoso que se preocupa de la mala vida en que vive el hijo creado por El, paciente espera acepte sus misericordioso bien pero es lamentable que la humanidad continua atenazada y aprisionada en su incredulidad y la vida hedonista hasta llegar el instante en que no puede escuchar en tiempo de vida la voz de Dios, aquellos que escucharon permaneciendo a lado de Jesús recibirán no fuentes sino torrentes de bienes que emanan del Santísimo y dulce nombre de Jesús Hijo de Dios, porque Jesús es nombre que anima, alienta y consuela.
hefelira@yahoo.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores

Otras Noticias