0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Sorprende cine coreano en el Óscar

La cinta de Bong Joon-Ho logró los galardones a Mejor Película, Director, Guion y Película Internacional. Foto: EFE
Parásitos hizo historia en el Óscar. La imaginación, creatividad y talento del director surcoreano Bong Joon-Ho contagiaron a los votantes de la Academia
lunes, 10 de febrero de 2020
Por: Juan Carlos García
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
"Creo que el futuro está en continuar haciendo cine de interés humano y que sigamos viendo creaciones de todo el mundo".
Bong Joon-Ho, director
"Esta premiación no sólo significa algo para Corea (del Sur), sino para la cinematografía mundial, porque quiere decir que apreciaron un filme por su esfuerzo y el idioma no fue una barrera, al contrario, los subtítulos cada vez generan más puentes".
Bong Joon-Ho, director
Agencia / Reforma
Los Ángeles, Estados Unidos (10 febrero 2020).- Parásitos hizo historia en el Óscar. La imaginación, creatividad y talento del director surcoreano Bong Joon-Ho contagiaron a los votantes de la Academia y la coronaron la noche del domingo en la 92 edición de los premios.

Tras sus galardones en el Festival de Cine de Cannes con la Palma de Oro y en los Globos de Oro por Película Extranjera, la historia de dos familias dispares se quedó con un combo de cuatro premios casi imposible de conseguir: Mejor Película, Película Internacional, Director y Guión Original.

"Muchas gracias, cuando era joven y estudiaba cine, aprendí que con el corazón surge lo más personal y lo más creativo.

Y desde siempre he sido fan de Martin Scorsese. Estar nominado junto a él es un gran honor, nunca pensé que podría ganar. Y amo a Tarantino porque me permitió hacer una lista de las mejores películas de siempre.

"Y sinceramente, son directores a los que admiro, si la Academia lo permitiera, dividiría este premio en cinco ahora sí, a beber toda la noche", expresó el realizador de 50 años cuando subió a recibir su premio como Director.

A Scorsese, director de El Irlandés, que se fue con las manos vacías tras 10 nominaciones, le aplaudieron todos los presentes en el interior del Dolby Theater, de pie.

No hubo nadie que se resistiera a rendirle un tributo espontáneo.

Así, Corea del Sur recibió el máximo honor en su primera incursión en las candidaturas y logró un hecho sin precedentes ya que la Academia premió por primera ocasión a un filme no hablado en inglés con el trofeo más importante, a Mejor Película.

De paso, dejó con mal sabor de boca al favorito, Sam Mendes, que por 1917 sólo obtuvo Fotografía, Mezcla de Sonido y Efectos Visuales.

Ni Mayes C. Rubeo, ni Guillermo Prieto, los mexicanos postulados por Mejor Diseño de Vestuario, por Jojo Rabbit, y Fotografía, por El Irlandés, respectivamente, obtuvieron el reconocimiento.

Y aunque fue breve, sí resultó muy significativo ver a la tamaulipeca Carmen Sarahí interpretando parte de la pieza "Into the Unknown", junto con Idina Menzel y el resto de las "Elsas" de Frozen 2.

Quien se impuso en este rubro fue Elton John, junto con su coautor de cabecera, Bernie Taupin, por la canción "(I'm Gonna) Love Me Again", de Rocketman, y con la que puso a bailar a la audiencia.

Las cuatro figuras que todos vaticinaron en el rubro de actuación cumplieron el pronóstico: Joaquín Phoenix como Mejor Actor por Guasón, Renée Zellweger como Mejor Actriz por Judy, Brad Pitt como Actor de Reparto por Érase Una Vez En... Hollywood y Laura Dern como Actriz de Reparto por Historia de un Matrimonio (éste, el único premio para un filme de Netflix).

"Creo que nos hemos desconectado del mundo natural y muchos somos culpables de una visión egocentrista del mundo, creer que somos el centro del universo...

"Estoy lleno de agradecimiento en este momento y no me siento por encima de mis compañeros de nominación porque todos compartimos el mismo amor por el cine, esta forma de expresión me ha dado la vida más extraordinaria", apuntó Phoenix, quien hizo referencia a su hermano, el fallecido River Phoenix, cuando cerró el discurso.

"Acude al rescate con amor y entonces vendrá la paz".
Noche de fiesta

Janelle Monáe abrió la gala con "A Beautiful Day in the Neighborhood'', con la que puso a cantar a todos.

Billy Porter la acompañó después en una versión de "Come Alive".

Eminem fue de las sorpresas de la gala, al interpretar "Lose Yourself", tema que le dio la estatuilla hace casi veinte años como Canción Original.

Martin Scorsese fue captado con los ojos casi cerrados cuando cantó Eminem.

Billie Eilish no podía creer el divertido momento que protagonizaron Maya Rudolph y Kristen Wiig.
Lo que no se vio de la gala

Durante uno de los cortes comerciales, y luego de que Chrissy Metz interpretara "I'm Standing with You", el conductor James Corden le propuso a la estrella que hicieran un Carpool Karaoke y ella le dijo que sería un sueño hacerlo... ¿Será?

Taika Waititi se mostró muy cariñoso con la mexicana Mayes C. Rubeo, postulada por Diseño de Vestuario en Jojo Rabbit.

Conversaron antes de ingresar al Dolby Theater sobre la fraternidad y el equipo que se armó durante el rodaje.

Súper fashionista, Timothée Chalamet se la pasó presumiendo a toda las personas que le preguntaban por su atuendo, que acaba de tomar un curso de estética y moda por internet para saber más del tema.



Bastante serio y muy ajeno a invitados y fans que se toparon con él se mostró el postulado Adam Driver, quien hasta para ir al baño pidió un escort que lo acompañara y dijera que nomás no tenía chance de nada se quería concentrar en el show.



Quien quedó impresionada por un halago fue Zazie Beetz, pues se topó ni más ni menos que con Martin Scorsese y le dijo que era súper fotogénica y tenía un registro fabuloso.

Rebel Wilson se la pasó tome y tome fotos de lo que pasaba en la ceremonia, y cinco minutos antes de pasar al escenario, le dieron ganas de ir al baño y tuvo que correr.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias