Nacional  /  Estados
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Roban a vecinos agua para AICM

Una de las tomas de agua para las pipas que surten al AICM está en Avenida del Peñón 270, en la Colonia Revolución, a unas 20 cuadras de la terminal aérea. Foto: Grupo REFORMA
El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) opera desde 2009 con agua de pipas que extraen el agua de pozos ubicados en colonias aledañas
lunes, 17 de febrero de 2020
Por: Benito Jiménez e Iris Velázquez
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia / Reforma
Cd. de México (17 febrero 2020).- El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) opera desde 2009 con agua de pipas que extraen el agua de pozos ubicados en colonias aledañas, lo que ya provocó una grave sequía a sus miles de vecinos que ahora llevan tres semanas sin el servicio.



Cada día llegan a la terminal aérea 40 pipas para el servicio de baños, limpieza, mantenimiento, restaurantes y suministro para los aviones.

En promedio cada mes se pagan 6 millones de pesos al proveedor Adolfo Trejo Castorena, quien ha ganado las licitaciones en la última década.

Los vecinos han realizado protestas y bloqueos y han denunciado problemas de desabasto desde hace casi dos años, pero ahora el problema se recrudeció, pues la poca agua que les llega, está sucia.

En 2019, para obtener el más reciente contrato, la empresa mostró dos títulos de concesión otorgados por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), de donde supuestamente extrae el agua.

Los pozos se ubican en Texcoco, Estado de México, y Yautepec, Morelos.

"El licitante deberá anexar listado de pozos de los cuales será suministrada el agua potable, así como número de título de concesión, el cual deberá estar emitido por la autoridad competente (Conagua) demostrando que el agua se encuentra debidamente industrializada, tratada y procesada para consumo humano", dicen las bases de la licitación reciente.

Sin embargo, Trejo Castorena carga las pipas en tomas cercanas al domicilio fiscal de la empresa, ubicado en la Alcaldía Venustiano Carranza, en inmediaciones del AICM.

El domicilio fiscal de Servicio Trejo se encuentra en Aarón Sáenz 11, en la colonia Revolución.

No obstante, a unos pasos, en el inmueble ubicado en la calle Maclovio Herrera 97, el proveedor abastece sus pipas de agua, de acuerdo con denuncias de vecinos.

La extracción se realiza mediante una garza pirata y mangueras de 3 y 4 pulgadas.

En distintos recorridos se observó que en ese domicilio se emplean para el llenado de pipas mangueras sucias que salen de una toma irregular del inmueble de planta baja y dos pisos.



El llenado de cada unidad puede durar entre 25 y 35 minutos, según la capacidad.

Hasta este sitio también acuden clientes con bidones o tinacos para comprar agua.

"Aquí en la esquina se llegan a ver hasta 10 pipas atravesadas, cargando agua de manera clandestina.

Se oyen las bombas hidráulicas trabajando toda la noche para succionar agua quién sabe de dónde, en ese predio han de haber excavado muy profundo, no se entiende cómo sacan tanta agua", comentó un vecino de la calle Bonifacio Salinas, quien omitió su nombre por seguridad.

En los recorridos también se observó que los piperos de la misma empresa cargan agua en otros domicilios.

En Avenida del Peñón 270, en la misma colonia, se detectó una garza pirata y mangueras que provienen del predio, sin razón social.

Dicho domicilio es utilizado como referencia de "oficinas" en las propuestas conjuntas de Trejo Castorena con Luis Antonio Trejo Guillén, propietario de la empresa "Servicio Guillén", para participar en las licitaciones de la AICM.

Según vecinos, el proveedor de agua del AICM alista otro predio clandestino para abastecer sus pipas.

Revelaron que el empresario adquirió además una propiedad en la calle de Egipto 34 esquina con Cairo, de donde salen por ambos frentes ocho tomas para conectar las mangueras de agua.

La dirección se encuentra a una calle del inmueble de Maclovio Herrera 97, de donde Trejo Castorena extrae agua, y de Aarón Sáenz 11, que registró ante el AICM como domicilio fiscal.

"Son como las de los bomberos, pero hechizas, para sacar el agua, ahí antes había una tlapalería", señaló otro vecino.

En el predio se edifica un inmueble de dos niveles y en su planta baja un portón grande de acero es el principal acceso.

A un lado, mecánicos dan mantenimiento a las pipas.

"Estamos rodeados de estos ordeñadores de agua, que están amañados con la Delegación (Alcaldía).

¿Cómo es posible que no hagan nada con esas garzas de agua, ilegales, pero si les dice uno algo se ponen al brinco", criticó un comerciante.
Movimiento constante

REFORMA constató que durante todo el día arriban al aeropuerto pipas de agua de la empresa Servicio Trejo, mismas que se abastecen y parten de la calle Maclovio Herrera.

Se realizaron visitas al aeropuerto en horarios de 9:00 a 12:00 horas, de 14:00 a 16:00 horas, y también se observaron pipas después de las 19:00 horas.

Para descargar el líquido en la cisterna que se encuentra en la T1, sobre la Avenida Capitán Carlos León, cuya capacidad reportada es de un millón de litros, es necesario el cierre de un carril por parte de operadores y policías auxiliares del aeropuerto.

De acuerdo con lo observado, las filas son más largas en las mañanas, cuando se contaron hasta ocho unidades en dos horas.

El tiempo promedio para descargar es de 20 minutos.

Según comerciantes de la zona, en 2019 se notó más movimiento de pipas en comparación con 2018 y al arranque de este año la actividad ha sido frecuente.
Proveedor de años

Desde hace una década, Servicio Trejo es la principal proveedora del AICM para el abastecimiento de agua en pipas.

En marzo del año pasado obtuvo el más reciente contrato por 126.5 millones de pesos más IVA, que estará vigente hasta el cierre de 2020.

En el fallo del contrato, del que REFORMA posee copia, la empresa mostró dos títulos de concesión de la Comisión Nacional del Agua, de donde supuestamente extrae el agua.

Uno de los títulos es el 13MEX107869/26FMDA09 de 2010 para uso industrial y con un volumen de 140 mil metros cúbicos al año, a nombre de Arturo López Díaz.

A la terminal aérea le aseguró que es agua potable y que se surte de un pozo que se encuentra en Chicoloapan y pertenece al acuífero de Texcoco.

La otra concesión es la 04MOR1500086/181MDA14, también a nombre de Arturo López Díaz, pozos de agua "para diferentes usos" con un volumen de extracción de 432 mil 149 metros cúbicos al año, ubicado en Yautepec, Morelos.

De acuerdo con los contratos de los últimos seis años, Trejo Castorena ha incrementado en un 34.6 por ciento el costo del líquido para el AICM, que cada año requiere de más agua.

En 2013, Trejo vendió el litro de agua al aeropuerto capitalino en 0.078 pesos, año en que se contrataron un máximo de 120 millones de litros.

Actualmente es de 0.105 pesos y la terminal requiere un máximo de 616 millones de litros.

En su página web, la empresa señala que se fundó en 1990 y que también surte a hospitales, restaurantes, casas y comercios.
Falla la rehabilitación de planta potabilizadora

En agosto de 2014, autoridades capitalinas y del AICM prometieron que con la rehabilitación de la planta potabilizadora Vista Alegre, la terminal aérea dejaría de gastar millones de pesos en el suministro de agua mediante pipas.

Durante la inauguración de la obra en la que se invirtieron 15.4 millones de pesos, el entonces Jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Mancera, aseguró que los trabajos garantizaban el abasto de agua potable a las Terminales 1 y 2, así como a habitantes de las colonias aledañas como Hangares y Ampliación Caracol.



Sin embargo, a más de cinco años, el problema por la escasez de agua prevalece en la zona: el aeropuerto requiere diariamente de 38 pipas de más de 30 mil litros para su abastecimiento, mientras que los vecinos batallan para almacenarla.

La red del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) cubre sólo el 8 por ciento de la demanda total que requiere la terminal aérea.

Fuentes del aeropuerto aseguraron que esa agua sólo sirve para baños y limpieza, porque además el AICM contrata agua purificada.

Un informe de la Auditoría Superior de la CDMX sobre el ejercicio fiscal de 2014 concluyó que el Sacmex no proporcionó información o documentación que acreditara que la obra haya cumplido el objetivo establecido de dotar de suficiente agua al aeropuerto y a colonias aledañas.

De acuerdo con datos históricos, durante 2018, el AICM consumió un total de 672.7 millones de litros, equivalentes a 21.3 litros por segundo, de los cuales 616.2 litros por año (19.5 litros por segundo) corresponden al suministro por medio de pipas.

Esto representó 14 mil viajes de camiones.

El año pasado, según registros oficiales, se reportaron 50.3 millones de pasajeros, y en 2018, 47.2 millones, lo que indica que 3.1 millones más visitaron la terminal aérea.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion