0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Seducen a Monarcas en Mazatlán

Mazatlán tiene un nuevo estadio y equipo. FOTO: Especial
A Monarcas le salió una novia más guapa y se dejó seducir.
martes, 2 de junio de 2020
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO 02-Jun-2020 .-A Monarcas le salió una novia más guapa y se dejó seducir.
Una oferta que incluye el usufructo total de un estadio nuevo por al menos 5 años en Mazatlán se combinó con condiciones que hacían insostenible mantenerse en el Estadio Morelos para que TV Azteca decidiera llevarse a su equipo de Morelia, acabando con una tradición de casi 70 años, los últimos 40 en Primera División.
Jugar en el Morelos ya era un lastre para la empresa de Ricardo Salinas, pues las entradas eran cada vez más bajas.
En lo que se jugó del Clausura 2020, el cuadro purépecha promedió 56 por ciento de asistencia en los 5 partidos que disputó antes de la suspensión del certamen.
De poco sirvió el envión que suponía haber llegado a la Semifinal del torneo anterior, pues Monarcas no llenó su estadio ni siquiera en la visita de Cruz Azul en la Jornada 8, en la que registró un 72.6 por ciento de asistencia, 25 mil 276 aficionados.
Como una extraña casualidad, el partido con peor entrada fue el de la Fecha 10 ante Gallos, que aún se alcanzó a disputar con afición el 13 de marzo.

Aquella noche ingresaron 17 mil 432 aficionados al que fue el último juego de Monarcas en el Morelos.
Hay que sumar que por la situación económica particular de la ciudad de Morelia y del estado de Michoacán los boletos para ver a Monarcas eran la tercer taquilla más barata del circuito.
Además, el Estadio Morelos tiene un esquema de propiedad de palcos y plateas a perpetuidad que le significaba a TV Azteca no contar con ningún ingreso del 25 por ciento del aforo del inmueble.

Esa cuarta parte del Morelos era ocupada por propietarios que no pagaban un centavo en la taquilla y además contaban con la prerrogativa de ingresar alimentos y bebidas, lo que se traducía en una merma extra en el consumo de estos productos vendidos dentro del coso moreliano.
Las cuentas ya no le salían a la televisora dueña de Monarcas.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion