Vida  /  Sociedad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Dióxido de cloro, peligro para la salud

El dióxido de cloro se ha popularizado en los últimos meses, pero su comercialización como supuesto tratamiento contra diversas enfermedades y afecciones.
lunes, 27 de julio de 2020
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia/Reforma

"Si no tienes Covid-19, no te va a pasar nada y si lo tienes, te vas a curar', le aseguraron a Guadalupe Quintanilla cuando le vendieron un frasco de dióxido de cloro, producto que durante la pandemia se ha anunciado como la cura contra el coronavirus.

Tenía sospechas de haberse contagiado con el virus, pero creyó que con el remedio que le habían recomendado se recuperaría. No fue así.

Lo tomó por cinco días y junto con los síntomas asociados al Covid, desarrolló mareos, vómito y diarrea.

"Yo pensaba: Si esta cosa está curando ¿entonces por qué me siento mal?", recuerda la mujer de 38 años, quien compró un bote de un litro y medio por 450 pesos.

Guadalupe terminó en el hospital, al igual que otras personas que han consumido esta sustancia bajo la promesa de ser un producto milagro contra enfermedades.

"Hemos tenido casos de pacientes que han llegado intoxicados por dióxido de cloro, casos de pacientes o de familiares que murieron", señala Francisco Villegas, gerente de Farmacia Hospitalaria de TecSalud.

Aunque hay quienes aseguran las propiedades terapéuticas del producto, especialistas advierten sobre su consumo, pues no hay evidencia científica de que sea eficaz ni seguro y además hay pruebas de que puede poner en riesgo la salud.

VENENO PARA EL CUERPO

El dióxido de cloro es un compuesto químico que se utiliza como blanqueador industrial y como desinfectante, pues es capaz de matar microbios, virus y bacterias.

La sustancia, explica Villegas, se obtiene al mezclar el clorito de sodio con el ácido cítrico y después disolverlos en agua.

"Es un potente descontaminante", señala "ya sea que se utilice para superficies duras que han estado en contacto con alimentos o para lavar los propios alimentos".

"Cuando está en su estado puro (en gas), funciona como biocida, que es efectivo en estos casos contra microbios, desde benignos hasta los más complejos".

De ahí parte la teoría de que el dióxido de cloro, que se comercializa en redes sociales y grupos de WhatsApp como Solución Mineral Milagrosa, MMS o CDS, es capaz de prevenir, tratar y curar a una persona que tiene Covid-19.

Aunque esta sustancia funciona como desinfectante, Villegas advierte que para el ser humano es un veneno.

A diferencia de los medicamentos, que actúan contra un agente específico, el dióxido de cloro ataca por igual a todas las células.

"No tiene especificidad", expresa, "¿qué quiere decir?, que así como va a destruir las células de virus y bacterias, también va a destruir nuestras propias células".

FALTA EVIDENCIA

El dióxido de cloro se ha popularizado en los últimos meses, pero su comercialización como supuesto tratamiento contra diversas enfermedades y afecciones, como la diabetes, el autismo, el sida y el cáncer, existe desde hace más de una década.

Aunque hay una gran cantidad de grupos en internet que defienden las propiedades del producto y circulan testimonios de personas que aseguran haberse curado del Covid-19, no existen estudios científicos que lo respalden.

"No hay ninguna evidencia científica del uso de dióxido de cloro en humanos para la prevención de infección por coronavirus, no está descrito en ninguno de los grandes motores de búsqueda de información científica médica", indica el cardiólogo José Azpiri.

Él forma parte del Sistema Nacional de Investigadores de Conacyt y decidió hacer una búsqueda bibliográfica detallada tras darse cuenta de la cantidad de pacientes que insisten en utilizar la sustancia.

"Algunas personas cuando les dije que no existía evidencia científica se molestaron y entonces decidí retar el concepto y verlo verdaderamente desde el punto de vista científico", dice Azpiri, quien también es profesor titular de cardiología en la UANL.

Consultó los motores de búsqueda más grandes de literatura médica: PubMed, EBSCO, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos y la Biblioteca Cochrane.

No encontró ningún estudio científico sobre el tema.

De hecho, comenta por separado Villegas, no existe evidencia sustentada en la ciencia sobre el uso de esta sustancia para tratar o prevenir enfermedades en humanos.

¿Y por qué es importante basarse en estudios científicos para utilizar un producto y no sólo en recomendaciones? Principalmente, explican los expertos, para garantizar que sea eficaz para tratar el padecimiento y que su uso sea seguro para el ser humano.

De acuerdo con la OMS, hasta el momento no existe ningún medicamento autorizado para prevenir o curar el Covid-19.

RIESGO MORTAL

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) advirtió desde el 2010 sobre el consumo de productos de dióxido de cloro.

Este abril publicó los efectos adversos que han experimentado las personas que ingirieron la sustancia como insuficiencia respiratoria causada por una reducción de oxígeno en la sangre; cambios en la actividad eléctrica del corazón; y baja presión arterial mortal.

También insuficiencia hepática aguda, disminución de células sanguíneas debido a la destrucción de glóbulos rojos, vómitos y diarrea severa.

En México la Cofepris ha advertido sobre los peligros de su uso y la Secretaría de Salud ha solicitado a la población no consumirlo.

SIN REGULACIÓN

Sitios de internet donde se comercializa lo describen como una sustancia con 28 por ciento de clorito de sodio en agua destilada, que debe diluirse en un líquido cítrico antes de beber.

También hay quienes lo venden junto con un 'activador', un ácido que al mezclarse forma el dióxido de cloro.

La realidad es que como no está regulado, no hay garantía de que contenga los ingredientes ni las concentraciones que señala.

"Pudiera tener algunas otras cosas que no sabes", indica Alicia López, infectóloga y coordinadora de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria de Christus Muguerza.

Incluso, menciona, la sustancia pudiera ser agua o un líquido no dañino y crear un efecto placebo.

"Ni siquiera hay una dosis estandarizada", añade. "Lo que he visto de pacientes que me ha tocado ver con Covid, es que cada quien usa la dosis que la persona que se los vendió le dice".

Riesgo a la salud

El dióxido de cloro se ha promocionado como cura contra el Covid-19.

¿Qué es?

Sustancia química compuesta por clorito de sodio y ácido cítrico.

¿Cuál es su uso?

Se utiliza como desinfectante a nivel industrial, pues tiene la capacidad de matar gérmenes.

¿Por qué no se debe consumir?

Es un veneno para el cuerpo porque destruye por igual a todas las células.

No hay evidencia científica de que su uso sea eficaz ni seguro para el humano.

Hay pruebas de que su consumo puede provocar efectos adversos a la salud.

No está regulado por ninguna institución sanitaria.

Puede evitar que el paciente reciba un tratamiento médico a tiempo.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion