0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Va a Corte caso de niña de SLP

A Marcela Alemán le dijeron que regresara a San Luis Potosí a presentar otra vez la denuncia por la violación de su hija de 4 años en 2017, porque la carta de vinculación estuvo mal integrada. Otras víctimas protestan dentro y fuera de la sede.
Después de tres años de los abusos sexuales que sufrió una niña en un colegio de San Luis Potosí, el caso llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)
viernes, 27 de noviembre de 2020
Por: Iris Velázquez
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
RECLAMO

Marcela Alemán, madre de una niña de 4 años abusada sexualmente en 2017 en un colegio de San Luis Potosí, se amarró dos veces para ser escuchada.

Septiembre 2
Tras una reunión en la CNDH, la mujer se ató a una silla para no dejar el edificio, en busca de ser escuchada.

Septiembre 17
Al igual que en la CNDH, también se amarró a una reja de la Secretaría de Gobernación.

Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO 27-Nov-2020 .-Después de tres años de los abusos sexuales que sufrió una niña en un colegio de San Luis Potosí, el caso llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que revisará omisiones de justicia por parte de autoridades locales que derivaron en impunidad.
La Primera Sala de la Corte resolvió revisar el caso de Lia, quien tenía 4 años de edad cuando fue vejada en 2017, presuntamente por un grupo de empleados del Instituto Luis Gonzaga Urbina, localizado en la ciudad de Río Verde, cuya madre se amarró en una silla de la CNDH y en una de las rejas de la Segob.
"En un primer momento dijo que no le competía revisar el caso, pero al hacerse uso del recurso de reclamación por parte de la defensa, los ministros de la Sala, presidida por Juan Luis Alcántara Carrancá, resolvieron atraer el caso para fijar criterios en torno al interés superior de niñas y niños.


"Lo que ubica a este caso como emblemático, pues esos criterios servirán de antecedentes para que a futuras víctimas no les sea negado su derecho al acceso a la justicia", señaló en una conferencia virtual la abogada Ana Katiria Suárez.
La defensora recordó que en los abusos contra la menor, quien identificó a los agresores como "los señores de tenis azules", también intervinieron maestras.


"Hace tres años, la familia Cuello Alemán inició una batalla desgarradora por buscar justicia para su hija víctima de delitos atroces, todos de carácter sexual en contra de la dignidad, del libre desarrollo psicosexual por parte de al menos tres personas identificadas, y en este transitar se les ha negado la justicia en su estado, San Luis Potosí", expuso.


Reprochó que a pesar de que han aportado pruebas que llevan a intuir que se trata de una red de trata y de corrupción de menores, el Poder Judicial de San Luis Potosí desestimó el testimonio de Lia y demás pruebas presentadas por la defensa, sólo procesó a una persona, a quien después absolvió.


En el encuentro virtual con medios estuvieron presentes los papás de la niña, Marcela Alemán y Roberto Cuello, quienes señalaron que se encuentran en la Ciudad de México en calidad de desplazados, debido a que han recibido dos ataques de muerte, "como represalia por haber levantado la voz por su hija".


Mientras se resuelve el caso, piden que se les brinde protección federal.
Marcela ha ido a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), donde a principios de septiembre se amarró a una silla y se negó a abandonar las instalaciones exigiendo ser escuchada, pues acusó que las autoridades se negaban a hacerlo.
"En la Suprema Corte están mis esperanzas para que Lia pueda tener justicia, para que mi niña tenga justicia.

Veíamos en nuestra propia cara cómo se violentaban los derechos humanos de una niña al acudir a un juicio, al acudir a un juicio en San Luis Potosí, con tres jueces hombres y que aún así no le creyeran y dejaran en libertad a una de las violadoras", expuso Alemán.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion