0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Crece inflación por alimentos

En septiembre pasado, la inflación respecto a agosto fue de 0.62 por ciento. Foto especial
En septiembre pasado, la inflación respecto a agosto fue de 0.62 por ciento, la más elevada para un noveno mes de un año desde el 2008
viernes, 8 de octubre de 2021
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia Reforma

Monterrey, México(08 octubre 2021).- En septiembre pasado, la inflación respecto a agosto fue de 0.62 por ciento, la más elevada para un noveno mes de un año desde el 2008, y con ello la tasa anual (respecto a 12 meses atrás) se ubicó en 6.00 por ciento, mostraron ayer datos del Inegi.

Esta última, no había resultado tan alta desde abril pasado, cuando fue de 6.08 por ciento, y hacia atrás desde diciembre del 2017, cuando se ubicó en 6.77 por ciento.

La nueva inflación anual fue impulsada, principalmente, por los precios de los productos agropecuarios, que subieron en promedio 10.41 por ciento desde septiembre del 2020, y por los energéticos y tarifas del Gobierno, que lo hicieron en 8.55 en el mismo periodo.

Estos dos grupos forman parte de lo que se llama "inflación no subyacente", porque se considera que es muy volátil, esto es, que así como sube puede bajar, pero por lo pronto acumuló un alza promedio anual de 9.37 por ciento.

La otra inflación, llamada "subyacente" -que incluye los productos y servicios con mayor estabilidad en sus precios y que determina la tendencia de la inflación general-, se ubicó en 4.92 por ciento anual, subiendo por décimo mes consecutivo y ubicándose en su mayor nivel desde agosto del 2017, anotó Grupo Financiero Base.

El principal riesgo al alza para la inflación, añadió, está relacionado con el componente "subyacente", en donde hay aumentos relacionados con mayores precios al productor.
Señaló que esto sería resultado de afectaciones a cadenas de suministro como resultado del impacto de la pandemia, mayores costos de transporte e incrementos en los precios de materias primas.

"Hacia adelante, se observa que estos riesgos inflacionarios siguen presentes, pues los precios de las mercancías (alimenticias y no alimenticias) pueden seguir subiendo por los incrementos en precios de energéticos, en particular gas natural y petróleo, lo que encarece costos de transporte y de producción, así como incrementos en precios de granos, en el mercado de materias primas, lo que tiende a encarecer mercancías alimenticias", detalló.

Base indicó que hay mayores riesgos de que esto suceda, por lo que elevó su pronóstico de inflación anual al cierre del 2021 a 6.60 por ciento.

Aparte, otros grupos financieros hicieron ayer ajustes similares en sus proyecciones.
Monex elevó su estimación de 6.05 a 6.50 por ciento, abriendo la posibilidad de que se acerque más al 7.00 por ciento; Banorte, citando mayores repuntes en los precios de las materias primas y presiones más generalizadas, lo hizo de 6.1 a 6.6 por ciento, y Ve por Más proyectó que al terminar diciembre próximo la inflación general anual será de 6.20 por ciento, para después bajar a 4.00 a mediados del 2022.

Diversos analistas coincidieron que ante las mayores presiones inflacionarias, el Banco de México se verá obligado a elevar más su tasa de interés de referencia, que actualmente se ubica en 4.75 por ciento.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion