Vida  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Diagnóstico temprano

La contingencia sanitaria ha impactado considerablemente en el abordaje temprano.
lunes, 18 de octubre de 2021
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Agencia/Reforma

Alejandra Toro tenía apenas 37 años cuando le diagnosticaron cáncer de mama.

Con un hijo de 4 años y otro de 10 cuyas vidas jamás podría acompañar de progresar su enfermedad, la colombiana hizo todo lo que estaba en sus manos, consciente de que muchos de los decesos en su país no son por el cáncer mismo, sino por los largos procesos administrativos y por la falta de oportunidades.

"Desde que me toqué la masa, en menos de un mes ya estaba en quimioterapia, con cirugía, con reconstrucción, con catéter implantado", cuenta la directora de Gestión de Recursos y Proyectos de Fundación Salud Querida, que brinda apoyo a pacientes diagnosticados con cáncer y sus familias en Colombia.

"Yo soy el resultado de hacer las cosas bien desde el inicio. Estuve en un estadío (o etapa) 2, y si Dios quiere, en noviembre cumplo 15 años de remisión", celebra.

De ahí que Toro comprenda y fomente desde la organización en que participa la importancia de una detección oportuna y del acceso a la atención que, sin embargo, muchas mujeres han visto aplazados en el último año y medio debido a la pandemia de Covid-19.

"Pienso que, de aquí en adelante, hay muchos más retos porque vamos a tener muchas personas con cánceres avanzadísimos. Hubo un retroceso inmenso, perdimos mucho trabajo", lamentó Toro el pasado miércoles durante un panel de discusión organizado por la farmacéutica Pfizer de cara a octubre, mes de sensibilización sobre el cáncer de mama.

A pesar de la dificultad para cuantificarlo, resulta innegable a ojos de los expertos que la contingencia sanitaria ha impactado considerablemente en el abordaje temprano no sólo del cáncer de mama, sino principalmente de la etapa más avanzada de este mal que es la segunda causa de muerte por cáncer en América Latina y el Caribe, donde en 2020 la incidencia fue de más de 210 mil nuevos casos y más de 57 mil 500 fallecimientos.

"La pandemia de Covid-19 ha traído a los sistemas de salud una serie de retos importantes, pero también ha generado un gran temor y precaución en muchos pacientes con enfermedades crónicas, como lo es el cáncer, quienes, por evitar la posibilidad de contagiarse, han puesto en pausa sus citas de control y tratamiento de la enfermedad", remarcó el presidente para América Latina de Pfizer, Carlos Murillo.

"La realidad es que estas enfermedades no se pueden detener o colocar en cuarentena, y es importante que podamos hacer un llamado a los pacientes y a los sistemas de salud para que, siguiendo todas las medidas de protección, se dé continuidad al diagnóstico, tratamiento y control de la enfermedad".

En palabras enfáticas de Murillo, el diagnóstico temprano, junto con los avances en el tratamiento, son clave en el resultado de una mayor supervivencia para las mujeres con cáncer de mama.

Para aquellas pacientes diagnosticadas y atendidas desde la etapa 1, se ha registrado que hasta el 70 por ciento logra sobrevivir durante una década.

Mas no así con pacientes en etapa 4 o metastásico, el más avanzado, que es cuando el tumor sale de la mama y se extiende hacia órganos como pulmón, hígado, cerebro o los huesos.

"A pesar de todo lo que hemos mejorado y trabajado por años, y todo lo que se conoce desde lo científico, la tasa de sobrevida media de las pacientes con cáncer de mama metastásico sigue siendo de 2 a 4 años", apuntó el médico Luis Alberto Suárez, líder regional para Oncología de Pfizer.

"Lamentablemente, de 5 a 10 por ciento de las mujeres llegan ya con enfermedad avanzada al diagnóstico", continuó, "ya sea por temor, por falta de educación, por lejanía.

Muchas veces los centros que hacen oncología son de un nivel muy alto, lo cual hace que pacientes del interior (del país) tengan que viajar mucho para llegar a su diagnóstico".

Durante la pandemia, ejemplificó Toro, al tiempo que el llamado general de las autoridades era a permanecer en casa, el mundo se volvió digital, sin que el total de las pacientes tuviera las facilidades, los medios y los conocimientos para seguir dicha transición.

"Muchos de los servicios para acceder a sus controles, para acceder a sus quimios, a sus tratamientos, pues hay que entrar de manera digital para tenerlos y acceder a ellos.

Entonces, estamos educando a las pacientes en detección temprana, en digitalidad, en que no pueden dejar de ir a los controles, que no se confíen y no pierdan el tiempo", compartió la colombiana.

En México, aunado a esto, la reconversión hospitalaria para contar con más unidades de atención a personas infectadas por el SARS-CoV-2 representó otro obstáculo para las pacientes oncológicas.

"Para sus chequeos, obviamente muchas se quedaban en casa como nos habían informado, y después cuando empezaron a salir no había a donde llegar", expuso Isabelle Aloi, presidenta y fundadora de Fundación Salvati, dedicada a mejorar la calidad de vida de estas pacientes y sus familias a través de terapias especializadas.

"Se perdió mucho tiempo, muchas pacientes se fueron para atrás. Y ahorita creo que, si antes teníamos un trabajo importante, hay que reforzar", insistió la titular de una organización que implementó medidas como consultas en línea o un chat para brindar información.

Además de continuar concientizando a la gente para erradicar el estigma que aún rodea al cáncer de mama y que interfiere con que las pacientes busquen diagnosticarse a tiempo, las participantes del panel coincidieron en la necesidad de trabajar de la mano con las autoridades para conseguir, entre otros pendientes, la cobertura universal de salud.

"Garantizar siempre este acceso universal desde la prevención, el diagnóstico oportuno, el tratamiento en tiempo y forma, cuidados paliativos y rehabilitación, sin importar en qué lugar del País estén las personas.

Y los servicios de salud pública deben responder de manera integral y sobre todo homologada en esta demanda", destacó Aloi.

Esto como una de las rutas más claras para mejorar las condiciones de quienes lidian con esta pesada carga que afecta no sólo en lo físico, sino en lo emocional, lo financiero y, sobre todo, en lo familiar.

"Porque cuando una mujer se enferma, todo el núcleo familiar se enferma. Yo creo que los más agradecidos de que yo esté viva son mis hijos, que ya tienen 20 y 25 años", concluye Toro.

Amenaza prevalente

Con casi 1.7 millones de nuevos casos diagnosticados cada año en todo el mundo, el cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres.

- Es la segunda causa más común de mortalidad en mujeres relacionada con cáncer: 1 de cada 8 (12.2%).

- Un tercio de las mujeres con cáncer de mama fallece por esta causa.

- 210 mil nuevos casos y más de 57 mil 500 fallecimientos se registraron en 2020 en América Latina y el Caribe.

- Los cánceres de mama masculinos representan aproximadamente el 1 por ciento de todos los casos.

Factores de riesgo

- Género: todas las mujeres están en riesgo de padecerlo

- Edad

- Historia familiar

- Raza

- Uso de terapia de reemplazo hormonal

- Exposición a la radiación

- Historia reproductiva

- Historia menstrual

- Factores genéticos

Herencia

- De 5 a 10% de todos los casos de cáncer de mama son hereditarios.

- BRCA1 y BRCA2 son los genes más comunes relacionados con la enfermedad.

- Se estima que el 86% de las mujeres con una mutación en el gen BRCA1 desarrollarán cáncer de mama antes de los 70 años.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion