Vida  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
¿Cómo prevenir un infarto cerebral?

Una acción-respuesta rápida es esencial para aumentar las posibilidades de una recuperación exitosa.
lunes, 28 de marzo de 2022
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Agencia/Reforma

Cerca de un tercio de todos los infartos cerebrales son fatales y hasta el 60 por ciento de los que sobreviven a esta afección quedará gravemente discapacitado.

Que no baste sólo con reconocer los signos evidentes de la enfermedad. Una acción-respuesta rápida es esencial para aumentar las posibilidades de una recuperación exitosa.

El infarto cerebral es una alteración neurológica que se caracteriza por su aparición repentina, causando secuelas y muerte. Hasta el 85 por ciento de las veces, una persona que sufre un derrame cerebral no siente dolor.

Por eso a veces se ignoran los síntomas y no se reacciona rápido.

Durante un infarto cerebral, cada minuto se destruyen 1.9 millones de neuronas. En comparación con la tasa normal de pérdida de células en el envejecimiento del cerebro, el cerebro envejece 3.6 años por cada hora que pasa sin recibir tratamiento.

La atención médica rápida incrementa las posibilidades de una recuperación exitosa.

La hipertensión arterial es el factor de riesgo controlable más común del infarto cerebral. Tres de cada cuatro personas que tienen un primer infarto cerebral reportan presión arterial superior a 140/90 mm Hg, cuando la lectura normal sería por debajo de 120/80 mm Hg y por encima de 90/60 mm Hg (adultos).

Uno de cada cuatro mexicanos padece hipertensión arterial.

Hasta el 80 por ciento de los infartos cerebrales se pueden evitar. La clave para la prevención es identificar y reducir los factores de riesgo controlables, como presión arterial alta, colesterol alto, diabetes, problemas de circulación, tabaquismo, obesidad e inactividad física.

Si bien el infarto cerebral es más común en adultos mayores, la realidad es que puede ocurrirle a personas de cualquier edad, incluso a adultos aparentemente sanos y en la plenitud de sus vidas.

Muchas veces es familiar, amigo, conocido o transeúnte quien busca atención médica inmediata tras notar signos del infarto cerebral en otra persona.

Una forma fácil de recordar los signos de un infarto cerebral es con la estrategia CAMALEÓN: CA colgada, MAno pesada, LEngua trabada y ÓN que indica ponerse en acción y acudir rápidamente a los servicios de emergencias de un hospital cercano.

Tras un primer infarto cerebral pueden llegar un segundo (1 de cada 4 supervivientes se enfrentará a la afección del nuevo). Prevenir es crucial ya que los segundos infartos cerebrales pueden ser más debilitantes que los primeros.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion