0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Sueña Morfydd Clark con trabajar para Guillermo del Toro

"Ay, dios mío. Adoraría actuar para él. Me desmayaría. Ha sido una tremenda inspiración para mí", dice la actriz galesa .
sábado, 24 de septiembre de 2022
Por: Mario Abner Colina
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia/Reforma

Cd. de México (24 septiembre 2022).- En Los Anillos de Poder, su personaje, la elfa Galadriel, desea acabar con la maldad en la Tierra Media. En la realidad, su intérprete, Morfydd Clark, tiene un sueño más sencillo: ser dirigida alguna vez por Guillermo del Toro.

"Ay, dios mío. Adoraría actuar para él. Me desmayaría. Ha sido una tremenda inspiración para mí", dice la actriz galesa en entrevista.

Protagonista de la serie más exitosa de la historia de Prime Video, a la rubia de 33 años no le quitan el sueño los dramas, ni sueña con ganar premios.

El terror y la fantasía alimentan su corazón.

"Me alegra pensar que niñas pequeñas verán a esta Galadriel, pero también que lo harán niños. Las nuevas generaciones necesitan ver lo que las mujeres podemos ser y hacer", Morfydd Clark, actriz.

"Yo amo el terror. Amo hacer películas de terror. En ningún set te la pasas tan bien como en los de terror", bromea.

Antes de Los Anillos de Poder, su papel más relevante era el de Saint Maud, el filme de terror religioso que la mostró como una enfermera obsesionada con salvar el alma de una mujer a su cuidado.

En breve rodará Starve Acre, terror sobrenatural junto con Matt Smith (La Casa del Dragón).

A su manera, la Galadriel que interpreta también está viviendo una fábula de terror. Sabe que el Señor Oscuro sigue allí, escondido aunque amenazante, pero, cual Casandra de los mitos griegos, encuentra oídos sordos por doquier.

Miles de años más joven que la elfa a la que Cate Blanchett dio vida en las películas de El Señor de los Anillos, es orgullosa y obstinada.

También una fiera y capaz guerrera, a la que Clark querría parecerse.

"Ella no tiene miedo. No le atemoriza ir en contra de lo que otros esperan. Eso es algo que necesito, recordarme: 'Hey, sé valiente'".

La fama proporcionada por el proyecto inspirado en el universo de J.R.R. Tolkien le ha caído de golpe. El primer episodio de la serie fue visto por más de 25 millones de personas.

"Me cuesta pensar que yo vaya a ser una celebridad. La gente se la pasa diciéndome que soy ingenua, pero me cuesta comprenderlo. Nunca me he sentido una estrella".

Es comprensible oírla decir que no se ve como una mujer que adorne portadas de revistas. Sus pasiones, reconoce, lo que la hace feliz, no son nada glamorosas.

"Amo cantar, pero en una banda, no como solista. Crecí en Gales y ahí amamos cantar. También me encanta hacer escalada en roda. Tuve que hacer algo de eso para esta serie y fue muy divertido.

Lo encuentro relajante.

"Fue la única parte física del personaje con la que me sentía cómoda, todo el resto era: 'Ay, ¿cómo voy a hacer eso?'.

Ser buena al menos en una cosa fue divertido".

Hizo decenas de audiciones a lo largo de seis meses para Los Anillos de Poder sin saber ni siquiera de qué proyecto se trataba, mucho menos cuál era su personaje.

Jamás olvidará cuando le dijeron: "Serás Galadriel".

"Recibí la llamada justo antes de ir a la proyección de Saint Maud, en el Festival de Cine de Toronto. Atravesé todo ese proceso de 'Dios, no puedo creerlo'.

Tuve que ir a la proyección, que salió bien.

"Entonces, en la sesión de preguntas y respuestas, me desvanecí. ¡Enfrente de 2 mil personas! Creo que está en Youtube. Salgo de cuadro, pero se puede escuchar cómo mi micrófono se cae, de la manera menos cool posible".

"Mantente alejada de internet", fue uno de los consejos que recibió gracias a Los Anillos de Poder. No ha podido resistirse, así que ha atestiguado cómo el enfoque que se ha dado a Galadriel ha dividido a los fans.

Pero el profundo amor que ella profesa por la obra de Tolkien, dice, está fuera de toda duda. Data de cuando era una niña de 9 años y su padre, en una experiencia sentimental fundacional, le leía "El Hobbit".

"¿Qué recuerdo? Haberme sentido totalmente transportada a otro mundo. Luego salieron las películas (de El Señor) y leí los libros, jugué los videojuegos.

Me obsesiona todo.

"Claro que era fan de Cate Blanchett, pero lo era de todo en las películas. Durante los últimos 20 años, acudir a ellas ha sido un escape de la realidad".

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion