Nacional  /  Estados
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Desalojan a migrantes del Río Bravo en Ciudad Juárez

Unos 700 venezolanos fueron desalojados del campamento que mantenían a la orilla del Río Bravo en Ciudad Juárez por elementos de la Policía. Foto: Especial
Unos 700 venezolanos fueron desalojados este domingo del campamento que mantenían desde hace semanas a la orilla del Río Bravo
domingo, 27 de noviembre de 2022
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia Reforma

Cd. de México (27 noviembre 2022).- Unos 700 venezolanos fueron desalojados este domingo del campamento que mantenían desde hace semanas a la orilla del Río Bravo, en la frontera de Ciudad Juárez, Chihuahua y El Paso, Texas.

Apoyados por elementos policiales, autoridades de los tres niveles de gobierno acudieron al área donde se concentraban los migrantes para convencerlos de trasladarse a albergues, por el riesgo que representaba que permanecieran a un lado del afluente, así como por las bajas temperaturas que han motivado enfermedades respiratorias, principalmente en niñas, niños y adolescentes.

Sin embargo, las personas en movilidad se negaron, en un principio, lo que motivó que se registraran empujones y gritos para evitar que fueran sacados de sus carpas, las cuales sumaban unas 300 tanto a la orilla como en el borde del río.

Un policía resultó con una lesión en la cabeza, pues cuando se encontraba en la parte baja, desde el borde, alguien le aventó una piedra.

Además, migrantes que se negaban a retirarse le prendieron fuego a un par de casas de campaña, lo cual fue observado del otro lado del río por agentes de la Patrulla Fronteriza, cuyas instalaciones se encuentran frente al campamento improvisado, a unos 200 metros del Puente Internacional Paso del Norte.

Autoridades federales informaron que 37 migrantes aceptaron ser reubicados en el Centro Integrador para el Migrante "Leona Vicario", operado por el Gobierno federal, ubicado en el Eje Vial Juan Gabriel.

Fueron trasladados en camiones de transporte de personal a los refugios por parte de integrantes del Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración (INM).

Muchos venezolanos rechazaron irse a los albergues y señalaron que buscarían otra forma para permanecer en la frontera, como rentar un hotel o alguna casa, aunque sus recursos se han mermado.

Los migrantes rechazan irse a los refugios porque temen ser detenidos y deportados, y porque desde el campamento podían estar más pendientes de la información que se generara, además de que por ahí cruzaban en caso de decidir entregarse a las autoridades norteamericanas para solicitar asilo.

Las carpas fueron retiradas por personal de la Dirección de Servicios Públicos Municipales.

La Alcaldía de Ciudad Juárez informó que el operativo se realizó para resguardar la integridad física de los venezolanos, con la participación de autoridades de los tres órdenes de gobierno y en presencia de representantes de organismos nacionales e internacionales.

"Atendimos un dictamen emitido por la Dirección de Protección Civil municipal y estatal que estableció que por condiciones de salubridad, posibilidad de incendio e incluso ahogamiento por la presencia del Río Bravo, era necesario invitarlos a acudir a los diferentes albergues, sumado a la baja de temperaturas que se vive en la ciudad", indicó el Secretario del Ayuntamiento, Héctor Ortiz Orpinel.

Se contó con fuerzas de seguridad municipal, estatal y la Guardia Nacional para resguardar la integridad de autoridades y migrantes.

Ortiz Orpinel explicó que el desalojo se realizó por la posibilidad de registrarse un accidente en la zona con consecuencias irreparables, ya que contaban con material flamable y durante las noches encendían fogatas, situación que podría desencadenar en un incendio, además de la falta de salubridad en el lugar y la posibilidad de ahogamiento en el río.

Agregó que como parte del operativo se contó con camiones para poder trasladarlos a los diferentes albergues que se encuentran en la ciudad y se les proporcionó toda la información para realizar su trámite migratorio, con el fin de que puedan lograr su objetivo de una forma segura y en resguardo.

"Hay lugares donde esperar y resguardarse y la intención del Gobierno Municipal y las demás autoridades, es evitar una tragedia y protegerlos, por lo que seguiremos exhortándolos a mantenerse a salvo", destacó el servidor público.

En la reubicación se contó con la presencia de elementos de Protección Civil municipal y estatal, Comisión Nacional y Estatal de los Derechos Humanos, del Consejo Estatal de la Población, Subprocuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes, Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración, la Organización Internacional de las Migraciones, Secretaria de Bienestar, así como otras dependencias del municipio, como Derechos Humanos, Servicios Públicos, Bomberos y Rescate.

Desde el 12 de octubre pasado, Estados Unidos restringió el acceso de venezolanos vía terrestre e implementó un programa para ser recibidos vía aérea para iniciar con sus trámites de asilo.

Los sudamericanos que llegaron a la frontera después de esa fecha y se entregan a la Patrulla Fronteriza son devueltos a México bajo el llamado Título 42, implementado para evitar contagios por Covid 19.

En un principio, los venezolanos se concentraron a la intemperie en el exterior del Centro de Atención Integral al Migrante (CAIM), operado por el Consejo Estatal de Población (Coespo), a unos metros del Puente Internacional Paso del Norte.

En los siguientes días y luego de un operativo para ser llevados a un albergue provisional, decidieron concentrarse en casas de campaña a la orilla del río Bravo, a unos 200 metros del CAIM.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion