Vida  /  Sociedad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
El ying y el yang del interiorismo

Imagen Siguiente
El minimalismo huye de los adornos superfluos y, en general, de todo lo que no sea estrictamente necesario.
miércoles, 22 de mayo de 2024
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Agencia/Reforma

En gustos se rompen géneros.

Si estás pensando en decorar alguna habitación de tu vivienda y todavía no sabes cuál estilo aplicar, puedes optar por el minimalismo o el maximalismo.

Estos dos estilos son opuestos y cada uno refleja personalidades muy distintas. ¿Con cuál te quedas?

Minimalismo

Este estilo de decoración huye de los adornos superfluos y, en general, de todo lo que no sea estrictamente necesario; tiene las siguientes características:

Los materiales de construcción que se usan son se alta calidad, como el vidrio, la piedra, madera o metal.

Por otro lado, su diseño carece de adorno, es decir, consiste en líneas limpias, sin ornamentos en los objetos decorativos y los muebles.

De ahí que todo elemento que cumpla con la función de adornar se simplifica o elimina, además, los entornos están despejados.

En los espacios con diseño minimalista se observa que cada elemento tiene su función.

Pero también predominan piezas de mobiliario o arte que son clave y destacan sobre el resto.

En cuanto a los colores, estos son simples.

El blanco, negro, gris y la madera destacan en el minimalismo.

Maximalismo

Al contrario del minimalismo, que promueve el pensamiento de "menos es más", este estilo busca la mezcla de colores, texturas y patrones.

Se destaca por los siguientes elementos:

Mezcla textiles en cojines, alfombras, sábanas y tapicería.

También se permite la superposición de capas.

Por ejemplo, poner una alfombra encima de otra o cojines apilados.

En cuanto a la decoración, se usan elementos de ornamentación y arte en abundancia.

Los hogares maximalistas cuentan con muros llenos de cuadros y estanterías con variedad de objetos decorativos.

Las antigüedades y vajillas expuestas también son ideales.

El maximalismo no tiene una paleta de colores muy definida.

Una amplia variedad de tonalidades combinadas en todos los elementos se permite en este estilo.

Fuente: Convierte tu casa en un hogar, de Álvaro Toledo

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias