0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Recuerda Maldita Vecindad sus inicios en el Metropólitan

Maldita Vecindad llenó el Teatro Metropólitan con un concierto en el que recordó sus inicios musicales en pequeños recintos. Crédito: @chilango_dron
El recuerdo de su compañero Sax, la música y la pasión son los ingredientes de Noches de Kumbala, espectáculo que Maldita Vecindad ofreció en el Teatro Metropólitan
domingo, 9 de junio de 2024
Por: Jacqueline Ponce
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia / Reforma

Cd. de México

El recuerdo de su compañero Sax, la música y la pasión son los ingredientes de Noches de Kumbala, espectáculo que Maldita Vecindad ofreció en el Teatro Metropólitan para recordar sus inicios, en espacios íntimos, con canciones que cronicaban la realidad mexicana.

Al ritmo de la cumbia salieron los integrantes del grupo, Roco Pachukote, Pato Montes, Aldo Acuña y, en el saxofón, Gustavo Cervantes, sobrino de Sax, el ya fallecido miembro fundador que le dio al grupo un sonido distintivo.

"Saludos de paz y baile para todos los presentes, puedo verles los ojos aquí, de cerquita. Honramos esta hermosa tradición de los teatros de nuestro País, de todos los espectáculos que comenzaron en las carpas de circos y teatros", dijo Roco, vocalista.

Con las notas de "Cenizas", los integrantes presumieron vestimentas al estilo de Germán Valdés "Tin Tan" y Adalberto Martínez "Resortes".

Después de interpretar "Bailando", la Maldita hizo un ritual en el que los 3 mil 100 fans que llenaron el lugar, según los organizadores, alzaron los brazos y agitaron las manos para alejar las malas vibras.

"Para todas las mujeres del hoy, del pasado y del mañana, las queremos en libertad. ¡Que viva la energía femenina!", les dedicó Roco, con "Mujer".

"Don Palabras", pieza inspirada en los poetas del pueblo, terminó al son de la cumbia con Campa, ex integrante de El Gran Silencio, en el acordeón.

Al filo del escenario, el grupo acomodó a una catrina sentada para interpretar piezas como "Mojado" y "Tatuajes" en acústico mientras una pareja con máscaras danzaba.

"Esto va dedicado a nuestro hermano Sax, y para todos nuestros amados familiares y amigos que ya no están. Las palabras se quedan cortas cuando la pérdida llega y la muerte aparece.

"Muchas gracias, vida; gracias, muerte, por permitirnos renacer. Gracias, carnal, por toda tu música", dijo, para cantarle "La Martiniana".

Entre los clásicos del recuerdo no podía faltar el típico salto de Roco con piernas extendidas en "Pachuco", donde los solos que marcaba Sax fueron reemplazados por solos de guitarra, antes de finalizar con "Kumbala", tema que inspiró el nombre del espectáculo.

La Maldita dará este domingo una segunda fecha en el Metropólitan.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias