0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Gobierno de Milei rechaza protestas frente al Senado

Carro en llamas en una protesta a las afueras del Senado durante un debate, el 12 de junio de 2024, en Buenos Aires, Argentina. EFE
- Las califica como “sedición” y “golpe de Estado”
jueves, 13 de junio de 2024
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Buenos Aires

AGENCIA / EFE

El Gobierno del presidente de Argentina, Javier Milei, calificó las violentas protestas ocurridas este miércoles en las inmediaciones del Senado, donde los legisladores debatieron y finalmente aprobaron la conocida como ley Bases, de “gran acto de sedición” y “golpe de Estado, entendido como se entiende en el siglo XXI”.

“Un golpe de Estado en el que va desgastando al Gobierno para que este vaya perdiendo cada vez más fuerza y cada vez más legitimidad”, matizó el portavoz de la Presidencia, Manuel Adorni, en su habitual conferencia de prensa matinal en la Casa Rosada (sede del Gobierno).

Adorni elogió la labor de las fuerzas de seguridad y de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quienes “lograron reprimir con fuerza y contundencia” lo que consideró como “una protesta violenta para intentar parar la sesión (en la Cámara Alta) y resquebrajar la democracia” llevada a cabo por “terroristas”.

El Gobierno de Milei valora el resultado a pesar de la protestas

Los senadores argentinos aprobaron en la noche del miércoles la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, el proyecto estrella del Ejecutivo de Javier Milei, que presentó este conjunto de normas como una pieza fundamental para “modernizar y dinamizar” Argentina sobre la base del liberalismo económico y la reducción al mínimo del rol del Estado en la economía.

En este sentido, el vocero de la Presidencia se congratuló de la aprobación de la ley en la Cámara Alta, que introdujo modificaciones a algunos capítulos, y contrastó el éxito legislativo del Ejecutivo con las movilizaciones que tuvieron lugar en el centro de Buenos Aires, convocadas por sindicatos y movimientos sociales y de izquierdas.

Según los últimos informes policiales, 31 personas fueron detenidas por los hechos acaecidos en la plaza del Congreso, un lugar simbólico y tradicional escenario de movilizaciones y enfrentamientos entre manifestantes y agentes de seguridad.

“Se va a llegar hasta las últimas consecuencias (…), hoy se empezaron a analizar imágenes. Las manifestaciones son genuinas, el mostrar el descontento, el estar en desacuerdo es genuino.

Lo que no es genuino es que se haga con violencia”, agregó Adorni, quien anunció que “la decisión es que todos tengan la pena máxima que corresponda”.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion