Vida  /  Sociedad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Cómo exentar impuestos al vender casa remodelada

Imagen Siguiente
Si vas a exentar algunos impuestos, los cambios que hayas hecho van incluidos si forman parten del inmueble, independientemente de cuánto le hayas invertido.
martes, 18 de junio de 2024
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Agencia/Reforma

¿La casa que estás vendiendo está remodelada?

Es importante que sepas que, si vas a exentar algunos impuestos, los cambios que hayas hecho van incluidos si forman parten del inmueble, independientemente de cuánto le hayas invertido.

Pero hay información que te puede interesar.

Al vender una vivienda es posible exentar algunos impuestos si se cumplen ciertos requisitos, indican los especialistas.

Como vendedor te toca pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) por enajenación de bienes, dice Miguel Ángel Martínez, titular de la Notaría Pública No. 5.

Para exentar este impuesto es necesario que el ingreso por la venta no exceda los 700 mil UDIS, que son alrededor de 5 millones 600 mil pesos.

En el caso de superar ese monto, se calcularía ISR sobre la diferencia.

Para tener este beneficio no se debe haber exentado por la venta de otro inmueble en los últimos 3 años.

Martínez destaca que esto sólo aplica cuando la propiedad es una casa habitación.

Ahora, para poner un ejemplo, si la casa que compraste te costó 5.6 millones de pesos y le invertiste 3 millones de pesos en remodelación, obviamente rebasa los 700 mil UDIS.

"Los primeros 700 mil udis pueden estar exentos y los otros no", dice Martínez.

Entonces debes definir, por ejemplo, si te costó dos millones de pesos hacer las remodelaciones y está gravado en 3 millones, vas a deducir el 66 por ciento, que es la inversión que corresponde al ingreso no exento.

Para sacar el porcentaje deducible se hace una operación que se conoce como regla de 3 simple.

Es decir, divides la cantidad exenta entre el valor de la operación y el porcentaje que te dé es el no exento.

En el caso concreto lo exento es el 66 por ciento y lo no exento el 34 por ciento.

Entonces las deducciones se toman solo al 34 por ciento.

"El porcentaje no exento tiene derecho a hacer deducciones", dice el fedatario.

Para poder hacer esas deducciones tienes que contar con facturas.

En caso de que no las tengas, tendrás que contratar un avalúo muy objetivo de un corredor público.

"Ese avalúo se toma al 80 por ciento y no al 100", comenta Martínez.

También ayuda tener fotos de antes de la propiedad sin las remodelaciones y después de que se les hicieron.

"Con eso puedes justificar la materialidad de las deducciones que es uno de los requisitos principales, justificar cómo estaba, qué se hizo y cómo quedó", señala Martínez.

Otro factor esencial es comprobar que se haya pagado con cheque de la cuenta del contribuyente, transferencias del contribuyente al proveedor, cotizaciones, notas de remisiones, notas de materiales de construcción, entre otros documentos.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias